Desde Europa a América y hasta el nacionalismo interno.

Autor: José Antonio Crespo-Francés

Categoría: Historia

Editorial: Amazon

Núm de págs.: 300

Tras la publicación de Españoles Olvidados de Norteamérica y Blas de Lezo y la defensa heroica de Cartagena de Indias, el autor continúa en esta importante labor tanto escrita como radiofónica para sacar del olvido a nuestros personajes arrinconados en el polvoriento zaquizamí del olvido, españoles como visión de futuro y perspectiva de conjunto que dejan en evidencia las falsedades que la leyenda negra se ha encargado de ir extendiendo y adaptando a cada escenario a lo largo de los siglos.

Lamentablemente el tema de la leyenda negra es un asunto nuevamente de actualidad, y no es el motivo exclusivo de esta publicación pues hace diecisiete años escribió “Meditación acerca de la Leyenda Negra… realidad o ficción… pasado o actualidad… exterior e interior”,trabajo recibió el Primer Premio Literario en el Certamen Anual de Premios Artísticos, Literarios y deportivos del Órgano Central del Ministerio de Defensa del año 2002, siguiendo nuevas publicaciones en 2008, 2010, 2014 y 2016.

En este caso ha tenido la intención de recoger y reunir esa serie de trabajos y artículos sobre la leyenda negra en función de su procedencia y origen, con diferentes perspectivas según la visión concreta de la leyenda negra desde determinados lugares europeos donde se originó y alimentó esta percepción concreta y negativa de la cultura española.España se abre a la modernidad con los Reyes Católicos y son precisamente los hitos de la toma de Granada y de la llegada a América los que marcan ese paso desde la Edad Media, que señala la anhelada recuperación de la España perdida y su gran proyección internacional desde aquel momento.

Con este trabajo se muestra la actualidad de la leyenda negra dado que lamentablemente tanto los productores como los consumidores de la misma siguen activos y entre ellos muchos españoles que han sucumbido al asumir sus postulados y adoptando una permanente visión pesimista y destructiva de España cuando la actitud debe der la contraria pues solo una visión positiva de nuestro pasado nos permitirá lanzarnos con decisión y voluntad de vencer sobre los retos del futuro.

A lo largo de los capítulos correspondientes dedicado cada uno a un artículo en el que se repasa la visión desde Francia, Inglaterra, Alemania, los Países Bajos y América se recuerda de forma reiterada su influencia en el campo hispanoamericano y Filipinas convertido en el patio trasero de los EEUU desde su independencia de España.

Lo que pudo ser el desembarco de auténticas superpotencias en el concierto mundial, ricas en material humano y en recursos materiales y energéticos, nacidas de los grandes y ricos virreinatos interconectados comercialmente durante la presencia española, Nueva España, Perú, Nueva Granada, La Plata, Brasil, se convirtió en un mosaico inconexo de forma interesada y dependiente según el momento, de Inglaterra, Francia y los EEUU y que llegados hasta hoy han permitido el desembarco silencioso de China y cuyo resultado no permite ver, imaginar o poner fecha a un horizonte claro de protagonismo de su propio destino y auténtica independencia de esos países que forman parte de la hermandad de Hispanoamérica, países que fueron puestos en subasta las élites criollas que imaginaron un futuro mejor aliados de las potencias enemigas de España.

Cada punto de origen de la leyenda negra elaboró sus propios libelos empleando según sus necesidades los ya existentes en el mercado para alimentar su propio nacionalismo que presentaba a España como un ogro ansioso de engullir territorios, ansias que, por otra parte, no eran ni más ni menos grandes que las de Francia, Inglaterra, Holanda o luego de los EEUU.

Recordemos aquel comentario de Francisco I de Francia, encontrado con el tratado de Tordesillas cuando afirmó en 1541 al cardenal arzobispo de Toledo Juan Pardo de Tavera que «El sol luce para mí como para otros. Querría ver la cláusula del testamento de Adán que me excluye del reparto del mundo».

El otro foco del que sacar partido fueron las críticas a la religiosidad hispana centrándose en la Inquisición sin darse cuenta u ocultando que fue peor lo sucedido en cualquier sitio de Europa de lo que aconteció en España, ignorándose la crueldad de otros tribunales civiles europeos, como el calvinista que condenó a la hoguera a Servet. Una vez atacada la Corona, las instituciones y la religión se pasaría a atacar a la propia sociedad española presentándola como incapaz de portar, crear y transmitir cultura, atribuyéndole vicios, crueldad y brutalidad sin límite, en fin negándole capacidad civilizadora y dejándolo todo resumido en un costumbrismo de guitarra, flamenco, toros y paella junto a unos monumentos árabes en ruinas digno de una litografía de Doré.

Para terminar el trabajo se muestra cómo el nacionalismo interno destilado en separatismo fomentado por un concienzudo adoctrinamiento centrado en el odio hacia España y lo español se ha basado y aprovechado de todos esos elementos y estereotipos generados por los productores de la leyenda negra. Hoy más que nunca los valores heredados de la cultura cristiana y el derecho romano son y serán los únicos que podrán hacer despertar no solo a España sino a Europa del letargo que la domina tanto frente a materialismos corruptos, a los que Europa les trae sin cuidado, y que se venden a cualquier interés, como frente a corrientes de intransigencia importadas a la fuerza que intentan demoler Europa desde dentro y atacando sus pilares de libertad e igualdad.

Perfil del autor

JOSÉ ANTONIO CRESPO-FRANCÉS Y VALERO (Madrid, 1957) es coronel de Infantería, diplomado en Operaciones Especiales, Gestión Logística, Curso Superior de Director de Seguridad y Riesgos Laborales, así como Curso de Dirección Pública del INAP entre otros.

Es Diplomado en Genealogía Heráldica y Nobiliaria por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Diplomado Superior en Heráldica, Vexilología y Ciencias Nobiliarias, Máster en Derecho Nobiliario y Premial, Genealogía y Heráldica por la UNED y Máster en Estudios Amerindios por la Universidad Complutense de Madrid.

Está en posesión de la Placa de la Real y Militar Oreden de San Hermenegildo, ha recibido con carácter extraordinario por diferentes trabajos los grados de Comendador de las Órdenes de Isabel La Católica, del Mérito Civil y de Alfonso X El Sabio, así como la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalém, cuenta con las cruces del Mérito Militar, Naval y Aeronáutico, así como otras extranjeras.

Ha acometido trabajos para la elaboración de los distintivos de Reclutamiento, Reserva Voluntaria y Unidad Militar de Emergencias y otros de tipo histórico.

Autor de multitud de publicaciones de carácter histórico, heráldico y vexilológico entre las que destaca la de Juan de Oñate y el Paso del Río Grande, publicada en 1998 por el Ministerio de Defensa. Es autor de “A las armas. Reclutamiento y servicio militar en España desde sus orígenes hasta nuestros días” y “Valores. La esencia de ser soldado”, Españoles olvidados de Norteamérica y Blas de Lezo y la defensa heroica de Cartagena de Indias.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue