Hundimiento hispano-alemán en Frente del Este 1943-1944

Autor: Xavier Moreno Juliá

Categoría: Historia

Editorial: ACTAS

Págs. 904 pp. + 16 de fotos


La Legión Azul fue hija de la División Azul, la unidad falangista que Serrano Suñer creó y que Franco “dejó” marchar al frente ruso, el que, a la postre iba a ser epicentro de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Este libro dibuja su historia, hasta ahora prácticamente ignorada. Y da los nombres de cuantos en ella estuvieron, y transcribe sus datos personales y dibuja, en cuadros y en mapas, cuanto ella dio de sí. Y lo hace, como es propio del autor, de manera clara, lineal y, sobre todo, contextualizada. Porque los estertores de 1943 y primeros meses de 1944 fueron los definitivos.

Hitler había desechado la oferta del Kremlin de poner punto y final a la guerra de Rusia. Y ahora su Ejército pagaba las consecuencias. Y con él, un grupo de algo más de dos millares de españoles, que allí quedaron, en contraprestación por el retorno de la División Azul.

No fueron los héroes míticos que algunos nos han querido hacer creer. Fueron hombres de carne, hueso y alma, que quedaron atrapados en un contexto atroz, brutal, el del “¡Matad, matad!” de Ilyá Ehrenburg. Quien había sembrado vientos, recogía ahora tempestades, y la Legión Azul tuvo que hacerles frente. Entretanto, España miraba hacia otro lado, el Aliado, pues, salvo algunos azules, Franco y su régimen nada querían saber ya de cuanto acontecía en Rusia. No en vano, día tras día, tomaba cuerpo el Untergang del Tercer Reich.

Esta es la historia de una desconocida unidad española en la II Guerra Mundial. Legión Azul, de editorial Actas, tiene más de 800 páginas donde el historiador Xavier Moreno Juliá ofrece una verdadera visión sobre el hundimiento de los ejércitos de Adolf Hitler, y con ellos el de la pequeña unidad española que allí permanecía como heredera de la División Azul.

Un pliego de 16 páginas con documentos y fotografías, muchas de archivos particulares y de fundaciones, es un aporte fundamental. Así podemos ver desde fotografías de general Esteban-Infantes con Lindemann, la celebración de una misa de campaña o portadas de Hoja de Campaña, el periodico de la Legión de Voluntarios. Todo ello da estructura a un libro indispensable para los amantes de la historia de España, de la II Guerra Mundial y de la División Azul, con el valor añadido de tratarse de la historia menos conocida de los que lucharon en la Legión Azul. Menos conocida, y por ello más importante aún darla a conocer.

Tras la repatriación de la División Azul, el General Esteban Infantes da la Orden General nú 69 el 17 de noviembre de 1.943 por la que se crea la Legión Española de Voluntarios (LEV). Esta unidad seguirá el modelo del Tercio de la Legión Extranjera Española. Con fuerza de regimiento, estará integrada por tres Batallones o Banderas: dos de infantería y uno mixto (artillería, anticarros, zapadores y reconocimiento). Sus efectivos teóricos serán de 2.133 voluntarios puros. Al mando se coloca al Coronel Antonio García Navarro. Su ayudante será el capitán Urbano.

Se concentra en Jamburg, cerca de Narva, para recibir instrucción. El día 28 de noviembre de 1.943 se inaugura oficialmente la unidad. El día 15 de noviembre parte en tren para integrarse en la 121ª División alemana sustituyendo al 450ú Regimiento de Granaderos. Se despliega en una línea de once kilómetros.

Cuando el 19 de enero de 1.944 los rusos lanzan la gran ofensiva para liberar definitivamente Leningrado del cerco alemán, la Legión es encargada de proteger la retaguardia de las tropas alemanas que retroceden.

Los exhaustos legionarios son enviados en tren a retaguardia, en el sector de Taps, para descasar y reorganizarse. Allí se establece una fuerte disciplina y grandes dosis de instrucción hasta que es enviada a proteger la costa de Narva a primeros de febrero. Ciertamente, La Legión Azul no fue relevante en hechos bélicos, pues eran muy pocos hombres en un frente de magnitud enorme. Apuntar aquí que, sin embargo, la lucha a la que se vio abocada fue brutal, pues hablamos de diciembre de 1943 y enero de 1944 en Rusia, cuando Alemania había perdido ya toda posibilidad de victoria y quedaba abocada a la defensa de sus cada vez más menguadas conquistas.

Por eso no se mitificó su papel en cuanto que no participó en ningún gran hecho de armas. Más bien ha tendido a ser olvidada, y muy poco se había escrito sobre ella.

El 3 de marzo de 1.944 llega la orden de repatriación de la Legión Azul. Lenchts, ocho de la mañana del 6 de marzo, García Navarro ordena formar la unidad: "... Este es un día de pesar para nuestra madre patria... éste es un momento duro ... ¡La Legión debe volver a España! ... Volved a la patria con el orgulloso sentimiento de haber cumplido con vuestro deber. Hoy, en este día de pesar, llevaréis los fusiles a la funerala, como en un entierro o en Semana Santa... ¡Viva la Legión! ¡Arriba España! .

Los primeros repatriados llegan a Irún el 31 de marzo de 1.944. Dos semanas más tarde todos los legionarios estarían de vuelta en España.

Perfil del autor

XAVIER MORENO JULIÁ nació en Barcelona, en 1960. Es profesor de historia contemporánea en la Universidad Rovira i Virgili, la de Tarragona. Premio Nacional de Investigación y Extraordinario de Doctorado, ha disertado y publicado en Inglaterra, Hungría y Polonia, además de en España, y publicado también en Alemania. Su trilogía la configuran tres libros: La División Azul. Sangre española en Rusia, 1941-1945, Hitler y Franco, diplomacia en tiempos de guerra, 1939-1945 y esta Legión Azul, punto y final de veinte años de trabajo. En la actualidad, ha entrado en el ámbito apasionante de la biografía, en el que, Dios mediante, que va a permanecer los próximos años.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue