Un arma secreta iraní fabricada por medios nacionales ha llevado a Trump a adoptar una postura más razonable, forzándole a cambiar sus declaraciones ridículas y a renunciar a las presiones del equipo B (encabezado por su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton) para lanzar un conflicto con Irán.

En un artículo titulado “¿Cuál es el arma secreta de Irán que ha vencido a Trump?” y publicado por el periódico libanés Al Binaa, el analista Mohammed Sadeq al Husseini escribió que el desarrollo por parte de Irán de un gran una amplia gama de tecnologías y armas de guerra electrónica es un importante factor disuasivo frente a una agresión militar estadounidense.

“Muchas personas se preguntan cuál es el arma secreta de los iraníes que ha sido blandida por el Cuerpo de Guardias Revolucionaria Islámica (CGRI) frente a EEUU, a pesar de la gran capacidad militar estadounidense, como sus barcos y aviones desplegados cerca de Irán”, se lee en la introducción a este artículo.

El autor continúa:

“Hay dos tipos de armas. Una se mantendrá en secreto hasta el posible estallido de una guerra y la otra es conocida por las grandes potencias. Ambas armas se fabricaron con medios nacionales.”

El arma electrónica A2 / AD (armas de denegación de acceso a un área) es la que conocen las grandes potencias. Se trata de dispositivos para evitar o dificultar el paso del oponente a un área (sistemas de denegación de acceso y de área) para restringir el empleo de medios aéreos al enemigo.

En palabras más simples y sencillas, esta arma depende de un conjunto de sistemas de guerra electrónica, no solo de interferencias electrónicas, sino también de otras capacidades que pueden destruir completamente los sistemas del enemigo. Estas armas tienen nombres diferentes en los países industriales avanzados, incluido Irán.

Estos sistemas, que difieren de un estado a otro, se basan en la tecnología electromagnética y en la tecnología gravitacional magnética, es decir, en la teoría de la magnetización, lo que significa que los electrodos colisionan y son empujados en direcciones opuestas. O se basa en la teoría de la gravedad, que significa la convergencia de los polos entre sí.

Irán cuenta también con una notable estrategia de defensa que consiste en disparar torpedos, misiles de crucero y misiles balísticos contra embarcaciones para evitar que los portaaviones estadounidenses entren en el campo de batalla.

El 5 de diciembre de 2011, las fuerzas de guerra electrónica del CGRI tomaron el control de un dron estadounidense ultra sofisticado llamado RQ-170, que cruzó las fronteras orientales de Irán y fue obligado a aterrizar de manera segura.

Una segunda operación similar se realizó con la misma tecnología cuando un bombardero ruso realizó un ataque electrónico contra el USS Donald Cook (DDG-75) el 12 de abril de 2014 en el Mar Negro durante el transcurso de varias acciones provocativas de EEUU contra la Flota rusa. El ataque fue dirigido contra los dispositivos de alerta temprana y coordinación del barco estadounidense, lo que llevó a la disrupción y destrucción de los mismos. Al menos 27 marineros fueron relevados del servicio debido a haber caído en un estado de shock y sufrir alucinaciones.

Una tercera operación se llevó a cabo en el estado de Alaska, cuando bombarderos rusos desbarataron el sistema de defensa antiaérea estadounidense encargado de proteger la sede del Mando de Defensa Aeroespacial de América del Norte o (North American Aerospace Defense Command o NORAD). Las órdenes de los pilotos rusos eran impedir que ningún avión estadounidense despegara en el caso de que la Fuerza Aérea estadounidense intentara enviar sus cazas a interceptarlos y esto fue lo que pasó.

Por lo tanto, es esta arma, que detentarían los iraníes y que, según los expertos militares de EEUU, es similar a las usadas por Rusia, la que devolvió su sentido común a Trump haciéndole tragar sus comentarios ridículos y empujándole a abandonar las propuestas belicistas del Equipo B.

“El equipo B -que “incluye a Bibi (Netanyahu), Bolton, Ben Salman y Ben Zayed- trata de exacerbar la tensión entre Teherán y Washington empujando a Trump, a pesar de sí mismo, a una guerra con Irán”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, a Fox News.

Por otro lado, otros funcionarios dentro de EEUU han advertido a Trump contra cualquier hostigamiento contra Irán que podría llevar a ese país a utilizar todas sus capacidades en el campo de la guerra electrónica para atacar las flotas aéreas y marítimas estadounidenses en todos los países árabes del Golfo Pérsico, en el Mar Arábigo y el oeste del Océano Índico. Esto podría poner a los barcos y aviones fuera de servicio. Sus sistemas de mando y control podrían quedar desbaratados y sus radares e instrumentos de navegación marítima y aérea a bordo de ellos podrían quedar quemados -sí, quemados- lo que convertiría a tales aviones y barcos en enormes bloques de hierro inservibles.

Una respuesta militar de EEUU no importa cuán grande, no tendría ningún impacto en Irán porque las instalaciones militares y civiles estratégicas de Irán están protegidas por gigantescas galerías electromagnéticas. Los ingenieros militares pueden ampliar su diámetro según sea necesario, lo que hace que los objetivos, instalaciones y equipos civiles, que existen debajo de estas cúpulas, sean invisibles, porque no hay dispositivos en el mundo que puedan penetrar en ellas y determinar qué hay debajo.

Esto significa que participar en una guerra militar contra Irán daría lugar a enormes pérdidas para EEUU.

Estos son los verdaderos motivos de la no entrada del mayor portaaviones del mundo el USS Abraham Lincoln, y su grupo de combate en el Golfo Pérsico y de que otros buques de la Quinta Flota de EEUU, con sede en Bahrein, eviten acercarse a una distancia menor de 700 kilómetros de las aguas marítimas de Irán.

Xi y Putin muestran su apoyo a Irán

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, se complacen en ver que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha confirmado en sus informes que Irán continúa cumpliendo con sus compromisos en virtud del PAIC (Plan de Acción Integran Conjunta). Los dos líderes se reunieron para discutir una estrategia común a adoptar en contra de EEUU y en relación con varios temas. Mientras que el ultimátum iraní establecido para Europa bajo el PAIC está llegando a su fin (60 días límite), Rusia y China buscan recuperar la iniciativa en este tema. Sobre todo porque los acontecimientos en Oriente Medio y otras partes del mundo se dirigen hacia un incremento de las tensiones entre estos países y EEUU.

En el Golfo Pérsico, los estadounidenses ahora dicen que no buscan desencadenar una confrontación militar con Irán y el Pentágono confirma una desescalada. Pero el martes, las agencias informaron que se produjo un primer enfrentamiento en el Mediterráneo cuando un avión Poseidón de EEUU intentó acercarse a la base naval rusa en Tartous, cerca de Siria, antes de ser interceptado por un Su-35. Esta semana, el ministro de defensa de China emitió una fuerte advertencia sin precedentes contra las acciones de EEUU en Taiwán. Para muchos analistas, ni Rusia ni China pueden imponerse contra EEUU en la región de Oriente Medio sin comprometerse directamente con Irán.

También en Moscú, los presidentes de China y Rusia condenaron las sanciones unilaterales y totalmente contraproducentes contra Irán y de las cuales ambos países son también el objetivo.

Y, sin embargo, Pekín y Moscú han pedido a Irán que se abstenga de cualquier otra acción dirigida a poner fin a sus compromisos, y también instan a otros signatarios a que respeten los suyos como parte del acuerdo firmado en julio de 2015. Si bien este llamamiento refleja la preocupación de ambos socios de Irán de preservar el marco de un acuerdo reconocido internacionalmente, que ha contribuido en gran medida a aislar a EEUU en el escenario internacional, también es una respuesta a la demanda de la parte iraní de que los firmantes demuestren concretamente sus compromisos. China continúa comprando petróleo iraní y desafiando el régimen de sanciones de Irán en EEUU. La desdolarización ayuda a los esfuerzos conjuntos sino-iraníes para desarrollar su comercio y también ha sido ampliamente discutida entre los dos presidentes en los intercambios sino-rusos. En cuanto a Rusia, el apoyo político ruso a Irán en el Consejo de Seguridad es muy valioso.

Pero la cumbre urgente a la que Rusia ha convocado a los europeos es bastante significativa: los líderes rusos y chinos destacaron la importancia del PAIC, reafirmando su pleno compromiso de respetar de manera inequívoca y duradera todas las obligaciones estipuladas en el acuerdo, de conformidad con la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Artículo 25 de la Carta de las Naciones Unidas. Y ellos esperan que Europa haga lo mismo.

Violando los compromisos de EEUU, el presidente estadounidense anunció el 8 de mayo de 2018 el retiro de Washington del acuerdo nuclear con Irán. Las sanciones levantadas en virtud del acuerdo entraron de nuevo en vigor después de un período de transición de 90 y 180 días, en particular en el sector petrolero de Irán. La retirada de EEUU ha socavado en gran medida el crédito y el prestigio de la Europa para quien el PAIC fue la primera manifestación de fortaleza. En el proceso, la UE se comprometió a preservar el acuerdo y mitigar el impacto de las sanciones unilaterales de Washington asegurando los intereses económicos de Irán. Sin embargo, los estados europeos no han ido más allá de la retórica, no han tomado ninguna medida concreta para salvar el acuerdo y se han alineado, sobre todo en el caso de Francia, con las posiciones hostiles de la Casa Blanca contra el programa balístico de Irán.

China y Rusia intentan ahora hacer comprender a los europeos que el tiempo se acaba y que la continuidad de Irán en el acuerdo nuclear no puede darse por sentada.

Irán: Nuevas sanciones de EEUU revela su absurdo llamado al diálogo

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán señala que sólo hizo falta una semana para que se revelara que la propuesta de diálogo de EE.UU. era “absurda”.

“Se requería de solo una semana de paciencia para que se revelara que la propuesta del diálogo del presidente de EE.UU. (Donald Trump) con Irán era absurda”, ha señalado el portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi.

El vocero de la Cancillería persa ha denunciado las sanciones impuestas el viernes al mayor grupo petroquímico persa, la Compañía de Industrias Petroquímicas del Golfo Pérsico (PGPIC, por sus siglas en inglés), por el Departamento del Tesoro de EE.UU.

Las sanciones estadounidenses vuelven a demostrar la naturaleza “engañosa” de la propuesta del diálogo de la Casa Blanca a Teherán, ha apuntado Musavi, para luego agregar que tales medidas de Washington son contrarias a las normas y el derecho internacional.

“Todos los países tienen la responsabilidad de reaccionar ante tales medidas (de EE.UU.), que constituyen una flagrante violación de los principios elementales del derecho internacional, y no dejar que los logros internacionales en lo concerniente al multilateralismo sean destruidos más por las acciones unilaterales y agresiones de EE.UU.”, ha aseverado el diplomático persa.

Se requería de solo una semana de paciencia para que se revelara que la propuesta del diálogo del presidente de EE.UU. (Donald Trump) con Irán era absurda”, ha señalado el portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, quien ha denunciado las nuevas sanciones impuestas a la industria petroquímica iraní por EE.UU.

En mayo de 2018, Trump retiró a EE.UU. del pacto nuclear sellado en 2015 por Teherán y el Gurpo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y reactivó todas las sanciones antiraníes que se habían levantado en virtud del mismo acuerdo, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Desde entonces, Washington ha intensificado su campaña de presión económica y mediática contra la República Islámica, no obstante, la resistencia del pueblo iraní junto a de su Gobierno ha hecho que EE.UU.retroceda en su postura antiraní y que llame a entablar un diálogo con Irán.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha asegurado, a su vez, que Teherán no se dejará “engañar” por la oferta de negociación de Estados Unidos, por ser parte de su política de presión.

“La política de máxima presión de EE.UU. es una estrategia fracasada que ha sido probado en múltiples ocasiones por las anteriores administraciones estadounidenses. Es un camino erróneo y el Gobierno de EE.UU. debería ser seguro de que no podrá alcanzar ninguno de sus metas con esa política”, ha recalcado el portavoz de la Cancillería iraní.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue