alt

Valentin Vasilescu

Ante el fracaso del programa del F-35 –el avión estadounidense de combate que ‎no logra satisfacer las capacidades estipuladas en el proyecto inicial– el Pentágono ‎vuelve a los viejos F-16. La respuesta rusa consiste en adaptar sus MiG-29, ‎convirtiéndolos en MiG-35, para que tengan ventaja sobre sus adversarios ‎estadounidenses.‎

Estados Unidos posee cerca de 1 000 aviones de combate F-16, también presentes en las ‎fuerzas aéreas de otros 25 países a través del mundo. Aunque se ha previsto la fabricación de ‎‎300 ejemplares del [nuevo avión de guerra estadounidense] F-35, en una guerra futura la fuerza ‎aérea de Estados Unidos se basaría en los F-16. ‎

Por esa razón, Rusia está organizándose para disponer de un gran número de aviones con ‎capacidades similares [a las del F-16]. El aparato seleccionado para su adaptación a la norma ‎del F-16 es de un nivel notable y la solución demuestra el profesionalismo de los técnicos rusos. ‎

Se trata del MiG-29, un avión ligero, que los pilotos tienen en alta estima y con capacidades ‎aerodinámicas superiores a las del F-16. El MiG-29 posee el record mundial en velocidad ‎ascensional (330 metros por segundo). ‎

Rusia tiene actualmente 250 MiG-29 en servicio y otros 500 como reserva. Estos aviones pueden ‎reemplazados de forma progresiva por los nuevos MiG-35, que se derivan del MiG-29. Pero, ‎ante una agresión externa, todos los MiG-29 pueden ser llevados al nivel del MiG-35. ‎

Además de Rusia, otros 21 países utilizan actualmente el MiG-29. Todos esos Estados ‎poseedores de MiG-29 pueden convertirlos en MiG-35, menos los ex miembros del Pacto de ‎Varsovia que se han convertido en miembros de la OTAN y fueron obligados a abandonar sus ‎‎MiG-29 para comprar el F-16 a precios desmesurados, a pesar de que este avión ‎estadounidense es de calidad inferior. ‎

Por su parte, Egipto ya solicitó hacer una compra de 50 ejemplares del MiG-35 por ‎‎2 000 millones de dólares. El precio de un MiG-35 representa el 30% del precio de un F-16. ‎

El radio de acción del F-16 es superior al del MiG-29. Es por eso que el MiG-35 ha sido ‎equipado con tanques de combustibles dorsales situados detrás de la cabina (cockpit), en el punto ‎donde las alas se conectan con el fuselaje, imitando la configuración del F-16. La cantidad de ‎carburante que puede llevar el MiG-35 aumenta así en unos 1 000 litros, lo cual eleva su ‎alcance a 2 000 kilómetros. Los 2 nuevos motores RDN-33 TVN del MiG-35 proporcionan ‎cada uno 9 000 kgf de empuje. Para reducir el consumo específico y la huella infrarroja del avión, ‎los motores del MiG-35 están equipados con ordenadores de control del consumo de ‎carburante. ‎

Por otro lado, los motores RD-33 TVN del MiG-35 son motores de empuje vectorial, ‎característica ausente del F-16 [1]. ‎

El F-16 superaba al MiG-29 por su capacidad para llevar mayor cantidad de armamento. Para ‎resolver ese problema, en el MiG-35 la cantidad de puntos de anclaje (6 en el MiG-29) ‎aumentó a 9 y la carga útil máxima del avión pasa así de 4 800 kilogramos [en el MiG-29] a ‎‎7 000. ‎

En el MiG-35 se aplica la solución de los aviones de quinta generación, que renuncian a llevar ‎equipamiento de navegación o para el direccionamiento de las armas de precisión fuera del ‎fuselaje. Pero está equipado con un contenedor FLIR (Forward Looking InfraRed o ‎dispositivo infrarrojo de barrido frontal) integrado debajo del motor derecho del avión, como en el Su-57. El MiG-35 está equipado también con el nuevo dispositivo OLS-35 de búsqueda y ‎seguimiento por detección de emisiones infrarrojas (IRST, siglas de InfraRed Serch and Track), ‎que va montado en el morro del avión y que se utiliza para el combate aéreo. Ese sistema viene ‎del Su-35. ‎

El F-16 era superior al MiG-29 en materia de detección por radar. En el MiG-35, el radar ‎‎Zhuk-AE de barrido electrónico activo (AESA, siglas de Active Electronically Scanned Array), ‎viene del Su-57 y es similar al radar AN/APG-83 que equipa los F-16, bloque 60 y bloque 70. ‎

El MiG-29 también estaba en desventaja ante el F-16 en materia de guerra electrónica (EW). ‎El equipamiento de combate radioelectrónico (EW) del MiG-35 se compone de un receptor de ‎alerta radar con antenas repartidas sobre toda la superficie de las alas y del fuselaje del avión. ‎El fuselaje, la cola y las alas del MiG-35 llevan captores ópticos del espectro ultravioleta que ‎advierten al piloto sobre la proximidad de un misil aire-aire. Ese equipamiento viene del Su-57.‎

En el MiG-35 el equipamiento de asistencia al piloto es similar al de la última versión del F-16. ‎El piloto visualiza todos los parámetros y la imagen recogida por el radar directamente en el visor ‎integrado a su casco. También dispone de un dispositivo HUD (Head Up Display] que le muestra ‎los datos necesarios. La información se transmite vía satélite a través del canal de datos, desde ‎puestos terrestres de mando y control y desde los aviones de los aviones de alerta temprana del ‎tipo AWACS/AEW.‎

NOTAS

[1] Los motores de empuje vectorial hacen el avión mucho más ‎maniobrable que un avión con motores carentes de empuje vectorial. Nota de la Red Voltaire.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue