La defensa antiaérea del Ejército yemení, apoyado por el movimiento popular Ansarolá, ha derribado un dron agresor MQ-9 Reaper de fabricación estadounidense.

Según ha comunicado el portavoz del Ejército de Yemen, el general de brigada Yahya Sari, la unidad antiaérea del país ha logrado interceptar y derribar la noche de este martes un avión no tripulado modelo MQ-9 Repear, de producción estadounidense, mientras sobrevolaba la provincia suroccidental de Al-Dhamar.

“El misil que derribó el avión estadounidense es de producción nacional y se presentará en un futuro próximo en una conferencia de prensa”, ha detallado Sari, en unas declaraciones publicadas por el canal oficial de noticias Al Masirah.

El general yemení, además, ha advertido de “grandes sorpresas” en las próximas jornadas si los aviones agresores vuelven a violar el espacio aéreo del país árabe.

“Nuestro cielo ya no es tan fácil para infiltrarse como antes y los próximos días verán grandes sorpresas. Ya tenemos la capacidad de neutralizar la entrada de un gran número de aviones enemigos al espacio aéreo yemení”, ha sostenido.

En su agresión a Yemen, Arabia Saudí y sus aliados utilizan los aviones de combate y las armas fabricadas por los países occidentales, sobre todo por EE.UU.

Esta contundente respuesta aérea se produce un día después de que los cazas de Arabia Saudí y sus aliados bombardearan en diferentes ocasiones las zonas pobladas de Saná, la capital de Yemen, apuntando los centros vitales de la ciudad, incluido mercados, hospitales y escuelas.

Las fuerzas yemeníes también lograron derribar el pasado 7 de junio otro dron MQ-9 de la Fuerza Aérea de EE.UU., cuando el aparato se encontraba en las regiones occidentales del país.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados, incluidos EE.UU., los Emiratos Árabes Unidos (EAU), cometen crímenes de guerra a diario en Yemen con todo tipo de armas con el fin de hacer fracasar a los combatientes de Ansarolá.

Los ataques saudíes, en muchas ocasiones perpetrados con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos, han dejado más de 91 000 yemeníes muertos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no se detiene, la cifra de víctimas mortales llegará a 500 000 para finales del año 2020.

El Ejército yemení, que goza también de últimas tecnologías en el campo de aviones no tripulados, ha realizado sin embargo decenas de ataques de represalia contra el régimen saudí y sus aliados, destruyendo sus centros estratégicos y militares.

VIDEO

Informe desvela compra de aviones espía israelíes por Emiratos

Un informe confirma lazos entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), al desvelar un pacto millonario de compra de aviones espía israelíes por el país árabe.

En un reporte publicado el martes, el diario israelí Haaretz reveló la firma de un mega-acuerdo secreto de compra de aviones de reconocimiento hace una década entre Abu Dabi y el régimen de Tel Aviv.

Según documentos al que ha podido tener acceso Haaretz, el pacto implica pagos totales de 846 millones de dólares, una parte del cual se pagó en efectivo por parte de funcionarios de alto rango emiratíes.

El informe identifica además a la persona detrás del suministro de los aviones espía a los EAU como el empresario israelí Matanya “Mati” Kochavi.

La venta de armas israelíes a Emiratos Árabes Unidos sale a la luz mientras que Abu Dabi y el régimen de Tel Aviv carecen de relaciones diplomáticas formales. Eso mientras, sus lazos en los campos militares y diplomáticos es un secreto que ha sido revelado desde hace mucho tiempo.

El mismo Haartez reveló en marzo pasado el uso de armas israelíes por los Emiratos Árabes Unidos en los ataques contra Yemen.

Varios informes señalan además acuerdos entre la monarquía árabe e Israel, para que este régimen dé entrenamiento a mercenarios extranjeros en el sur de los territorios ocupados palestinos para que combatan en la brutal agresión contra Yemen.

Si bien el reino árabe aún no ha reconocido oficialmente sus lazos con Israel por el temor de protestas de su pueblo, el ministro israelí de asuntos exteriores, Yisrael Katz, comunicó a principios de este mes en curso haber llegado a “acuerdos sustanciales” con “un funcionario de alto rango emiratí”.

Esos contactos desvelados entre autoridades emiratíes, así como de varios otros países árabes, con israelíes han hecho estallar la ira de la comunidad musulmana. Los palestinos han tachado la normalización de ‘una puñalada por la espalda a la causa palestina’ y ha alertado de que tales acciones animan a Israel a continuar con sus atrocidades.

‘Riad debe frenar agresión a Yemen por su propia seguridad’

Si a Arabia Saudí le preocupa su seguridad debería poner fin a su brutal agresión contra Yemen, asevera el portavoz de Ansarolá, Muhamad Abdel Salam.

En una serie de mensajes publicados el martes en su cuenta de la red social Twitter, el vocero del movimiento popular Ansarolá de Yemen aconsejó al régimen de Riad acabar la campaña militar contra el pueblo yemení para recuperar su seguridad dañada, en vez de recurrir a países extranjeros en busca de ayuda.

Con estos comentarios, Abdel Salam hacía alusión a los pedidos desesperados del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, a Washington para que suministre más asistencia militar al reino árabe, ante el fracaso de su agresión contra Yemen.

“Washington (…) los obligó a lanzar una agresión militar contra Yemen, pero hoy ustedes están preocupados por la seguridad aérea y fronteriza de sus propios países”, recalcó.

La continuación de los ataques contra Yemen no traerá seguridad para los agresores, sino que les hará a los países invasores más débiles ante amenazas, advirtió el funcionario de Ansarolá.

Las fuerzas del Ejército, apoyadas por los comités populares, han intensificado en los últimos meses sus ataques de represalia contra posiciones vitales de Arabia Saudí, destruyendo importantes instalaciones en aeropuertos y centros militares de Riad. Han avanzado además en las localidades controladas por los mercenarios pagados por los Al Saud dentro de Yemen.

No obstante, estas operaciones de venganza no se limitan a objetivos únicamente saudíes, sino que la Fuerza Aérea de Yemen tiene en la mira también a cualquier país que sea cómplice de los crímenes que se cometen contra el pueblo yemení, como es el caso de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), además de que en varias ocasiones ha derribado avanzados drones de EE.UU., que realizaban operaciones de espionaje para apoyar a Riad y sus socios.

Las fuerzas yemeníes han advertido que se producirán “grandes sorpresas” en el futuro, si la coalición agresora no pone fin a sus bombardeos y bloqueo aéreo y naval contra Yemen.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue