Con participación multinacional, los juegos de guerra involucran a 600 aviones, 15 buques de guerra, 250 tanques y 20.000 vehículos y otros sistemas bélicos.

Rusia ha puesto en marcha, junto con China y la India, unos 'juegos de guerra' a gran escala, con maniobras que abarcan desde el mar Caspio hasta Asia Central. Los ejercicios estratégicos conjuntos Tsentr-2019, que comenzaron el pasado lunes, cuentan con la participación de alrededor de 128.000 soldados y más de 20.000 unidades de equipos militares.

También involucran a 600 aviones, 15 buques de guerra, 250 tanques y 20.000 vehículos y otros sistemas bélicos. Además de los militares rusos, chinos e indios, en estos masivos ejercicios participan tropas y mandos de cuatro países de Asia Central: Kazajstán, Tayikistán, Kirguistán y Uzbekistán.

El 'asalto sorpresa' de Spetsnaz

En el marco de Tsentr-2019, soldados de las fuerzas especiales (Spetsnaz) del Distrito Militar Central del Ejército de Rusia llevaron a cabo un entrenamiento en la región de Orenburgo, en el que simularon un ataque a un puesto de mando enemigo.

Sistemas de defensa antiaérea

Durante un entrenamiento en la región de Astracán, en el suroeste de Rusia, realizado en el marco de los ejercicios militares, las tropas de Defensa Antiaérea rusa repelieron el 'ataque' de un enemigo simulado.

En las maniobras participaron sistemas de defensa antiaérea S-300 Favorit, S-400 Triumf y Pántsir-S, mientras que cazas MiG-31, Su-27 y Su-35S proporcionaron apoyo de fuego desde el aire.

Lanzamiento de misiles Iskander

Durante otra etapa del simulacro, un complejo táctico-operativo de misiles Iskander mostró por primera vez en Kazajistán las capacidades de ese armamento ruso,al disparar el jueves desde el polígono de pruebas de Sary-Shagán.

Las unidades rusas lanzaron sus misiles contra un simulado campamento de terroristas, ubicado a unos cientos de kilómetros de sus posiciones. Por su parte, los sistemas de defensa antiaérea Pántsir-S crearon sobre dichas unidades un escudo, para protegerlas de posibles ataques de aviación y misiles crucero.

Los resultados del ejercicio táctico conjunto indican que las fuerzas armadas de Rusia y Kazajistán alcanzaron con éxito sus objetivos, al tiempo que los sistemas de defensa antiaérea garantizaron una cobertura exitosa de sus posiciones iniciales.

Artillería china

Pekín contribuyó con más de 1.600 soldados, así como tanques y bombarderos estratégicos. Nueva Delhi envió cientos de soldados al simulacro, que tiene lugar en medio de las renovadas tensiones entre India y Pakistán por la disputa en Cachemira.

En el marco de Tsentr-2019, un destacamento del 74.º Ejército Popular de Liberación (EPL) de China ejercitó destrezas con múltiples tipos de artillería en el desierto de Gobi, en el noroeste del país.

Putin supervisó un simulacro

El presidente ruso, Vladímir Putin, evaluó positivamente los ejercicios estratégicos Tsentr-2019 tras visitar este viernes una base militar en la frontera con Kirguistán, donde supervisó uno de los grande simulacros en la región rusa de Orenburg, en el que participaron aviones de combate, helicópteros, vehículos terrestres y tropas terrestres.

Mar de fuego: la aterradora salva de una batería de lanzamisiles Solntsepiok

Nueve vehículos alineados en una misma batería de lanzamisiles TOS-1A Solntsepiok llevaron a cabo un ataque simultáneo contra un simulado enemigo en el marco de los ejercicios Tsentr-2019, que empezaron este viernes en la provincia rusa de Oremburgo. La aterradora salva de misiles, cargados con líquido inflamable, fue recogida en un video ahora publicado por la cadena militar rusa Zvezdá.

Camuflados detrás de un terraplén y exponiendo solo sus 'paquetes' rectangulares con 24 misiles termobáricos cada uno, los vehículos lanzaron sus proyectiles en salvas de dos y con intervalos mínimos: todas las municiones fueron lanzadas en apenas seis segundos.

Después de disparar, los lanzamisiles, montados sobre chasis de tanques T-72, abandonaron prontamente el lugar para desplazarse a sitio seguro.

La potencia de fuego de los Solntsepiok, definida como 'monstruosa', solo es superada por municiones nucleares. Pero, a diferencia de estas, los misiles termobáricos con líquido inflamable que usan no vuelan grandes distancias y su alcance no supera los seis kilómetros.

Los proyectiles de este tipo explotan sobre su objetivo para formar una nube de aerosol incendiario que se activa de inmediato, anulando cualquier opción de salvamento para los enemigos que se encuentran en torno a la zona de impacto.

La temperatura en la zona de acción alcanza los 2.000 grados. Sin embargo, el mayor peligro proviene de la onda de choque, resultante de la sobrepresión creada por la combustión súbita del oxígeno. La explosión de fuego crea un vacío parcial de oxígeno, que mata y mutila a las víctimas incluso en caso de que estas porten trajes blindados o se encuentren bajo una cubierta.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue