Medios israelíes temen que una operación idéntica a la dirigida contra la refinería Buqayq del 14 de septiembre en el este de Arabia Saudí puede tener lugar lugar contra la central atómica israelí de Dimona en caso de guerra contra el eje de resistencia.

El diario israelí Haaretz publicó un artículo firmado por el científico israelí Uzi Eivin, uno de los fundadores de Dimona, en el que este aborda tal posibilidad. Él se refirió al ataque de drones yemeníes de Ansarulá contra la instalaciones petrolíferas saudíes de Aramco y saca cinco lecciones del mismo, mientras aconseja al régimen de Tel Aviv que revise su valoración con respecto a las capacidades militares “iraníes”.

Según el autor, un enjambre de 20 drones y misiles de crucero llevaron a cabo la operación del 14 de septiembre, lo que requiere un nivel particularmente alto de planificación y coordinación en términos de comunicación, navegación y ubicación del objetivo.

El autor, que acusa sin pruebas a Irán de instigar el ataque, afirma que en julio de 2019, los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) llevaron a cabo con éxito, durante un ejercicio militar, un ataque que involucró a unos 50 drones.

“Además, los iraníes demostraron sus enormes capacidades de interceptación hace 10 años cuando capturaron intacto un dron RQ-170 estadounidense, al que obligaron a descender, y al mismo tiempo lo sometieron a un procedimiento de recuperación de datos. Los restos de drones yemeníes en Buqaiq demuestran que Irán fabrica drones tan sofisticados como los construidos por “Israel”.”

Según Uzi Eivin: “Esta operación simultánea que involucró a 20 drones de combate, apuntó a 17 objetivos diferentes y, como se vio en los escombros hallados en la escena del ataque, la ofensiva tuvo éxito al 85%, lo que demuestra la fiabilidad de la tecnología utilizada. Pero en Siria, el ataque con misiles Tomahawk estadounidense contra una base de Homs solo tuvo éxito al 60%. Incluso los ataques de misiles rusos contra el Daesh en Siria han tenido un mayor margen de error. Una gran cantidad de misiles siempre han fallado sus objetivos”.

Él añade que un ataque con misiles y drones contra la central nuclear de Dimona podría tener efectos terribles, al menos similares a los de la central de Chernobil en 1986.

Se hunde la alianza anti-iraní

Con tantas sombras a su alrededor, el futuro no parece brillante para Netanyahu, Trump y Ben Salman, líderes de la alianza anti Irán. ¿Cómo pueden los problemas internos de este trío beneficiar a Irán?

El periodista israelí Amos Harel escribió un artículo en el diario Haaretz en el que señala que los problemas internos que preocupan a los líderes estadounidense, israelí y saudí resultan beneficiosos para Irán.

“Benyamin Netanyahu, Donald Trump y Mohammed ben Salman están luchando con problemas domésticos. El presidente de EEUU puede estar sujeto a un proceso de destitución. El primer ministro israelí ha sido convocado por sus tres casos de corrupción y no logra formar gobierno y el Príncipe Heredero de Arabia Saudí no solo ha sufrido el ataque contra las instalaciones de Aramco, sino el aniversario del asesinato de Yamal Khashoggi y el reciente asesinato misterioso del guardaespaldas de su padre”, dice el artículo.

“Tras el ataque de Aramco, no se lanzó ninguna acción militar contra Irán, por parte de Riad o Washington (que habían intentado culpar sin pruebas a Irán del mismo). Los saudíes incluso fueron más allá al decir que estaban listos para sentarse a la mesa de diálogo con los iraníes. Apenas unos días después del ataque de Aramco, el presidente iraní Hassan Rohani fue bienvenido a la Asamblea General de la ONU. Según Politico, Rohani rechazó, en el último minuto, una solicitud de su homólogo estadounidense para mantener una conversación telefónica al margen de la Asamblea”.

“Además, los yemeníes infligieron una derrota aplastante a las fuerzas de la coalición saudí en Nayran y un importante punto de cruce en la frontera sirio-iraquí se volvió a abrir después de años, reforzando la influencia iraní en la región”.

Amos Harel luego cita al ex embajador de EEUU en Tel Aviv, Martin Indyk: “La alianza anti-Irán no se está debilitando, sino que se está derrumbando”. Bolton fue expulsado de la Casa Blanca. Netanyahu se despide. El líder de los EAU ha llegado a un acuerdo con Irán. Mohammed ben Salman pronto hará lo mismo. Trump también está buscando firmar un acuerdo con los iraníes”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue