El Consejo Político Supremo de Yemen ha prometido ataques a gran escala contra Arabia Saudí en caso de fracaso del proceso político, al tiempo que expresó la buena fe de Ansarulá para lograr la paz.

El jueves 3 de octubre, el Consejo Político Supremo de Yemen dijo en un comunicado que el reciente ataque a las instalaciones petroleras de la empresa saudí Aramco fue solo la punta del iceberg con respecto a las capacidades de Ansarulá, según Sputnik

“Los preparativos para operaciones a gran escala están en marcha con el objetivo de preparar enormes ataques para aplastar al agresor en el caso de que los esfuerzos políticos iniciados por Mahdi al Mashat, jefe del Consejo Político Supremo de Yemen, no tengan éxito”, dijo en su comunicado el Consejo Político Supremo de Yemen citado por el canal de televisión Al Masirah.

Según el comunicado, el plan de paz iniciado por Mahdi al Mashat contempla poner fin a los ataques en dos fases.

Al mismo tiempo, el Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, con sede en Sanaa, dijo que la tecnología militar de Ansarulá le permite lograr grandes victorias.

En una reunión el martes 1 de octubre con Martin Griffiths, enviado de la ONU para Yemen, Mahdi al Mashat expresó la buena voluntad de los combatientes de Ansarulá para alcanzar un acuerdo de paz que conduzca a poner fin a la guerra de agresión contra Yemen y, por lo tanto, al sufrimiento del pueblo yemení inocente.

El 21 de septiembre, Mahdi al Mashat anunció la disponibilidad del Ejército yemení y Ansarulá para detener los ataques con misiles balísticos y drones contra Arabia Saudí si el reino wahabí ponía fin a sus ataques contra Yemen.

Reuters: Arabia Saudí estudia una propuesta de cese el fuego en la guerra de Yemen

Arabia Saudí está estudiando la oferta de alto el fuego de las fuerzas yemeníes (Ejército + Ansarulá), que podría revivir los esfuerzos para poner fin a un devastador conflicto que ha dañado la imagen de Riad y dilapidado cuantiosos recursos económicos saudíes.

Representantes de las fuerzas yemeníes, que han estado controlando la capital, Sanaa, y gran parte del territorio yemení desde 2014, propusieron hace dos semanas poner fin a los ataques con misiles y drones contra Arabia Saudí siempre que la coalición formada por el reino wahabí detenga su agresión y también observe una tregua.

Riad aún no ha respondido a esta oferta, pero está considerando seriamente una forma de alto el fuego, dijeron tres fuentes diplomáticas y otras dos cercanas al tema a Reuters.

Los aliados occidentales de Arabia Saudí involucrados en la guerra en Yemen, incluidos los que proporcionan armas e inteligencia a la coalición, están ahora presionando para que se solucione el conflicto.

Arabia Saudí teme también nuevos ataques con misiles y drones contra sus instalaciones petrolíferas, que los yemeníes han prometido en caso de que la guerra continúe.

Según dos fuentes interrogadas por Reuters, los ataques saudíes contra Yemen han disminuido significativamente y hay razones para ser optimistas.

El príncipe Jalid ben Salman, viceministro de Defensa saudí, dijo el jueves 4 de octubre en Twitter que el reino consideró la oferta de las fuerzas yemeníes “positivamente”.

En una entrevista con CBS el domingo pasado, el príncipe Mohammed bin Salman, heredero al trono, habló de “un paso positivo para un diálogo político más serio y más activo”, y agregó que su país estaba multiplicando “las iniciativas para lograr una solución política en Yemen” que esperaba “llegue rápidamente”.

Cabe señalar que el Consejo Político Supremo de Yemen lanzó, el jueves 3 de octubre, una advertencia a Arabia para el caso de que esta rechace la propuesta de tregua. “Los preparativos para operaciones a gran escala están en marcha. El objetivo es preparar ataques intensivos para aplastar al agresor si los esfuerzos políticos iniciados por Mahdi al Mashat, líder del Consejo Político Supremo de Yemen, no tienen éxito”.

El 21 de septiembre, Mashat anunció la disponibilidad del Ejército yemení y Ansarulá para detener los ataques con misiles balísticos y drones contra Arabia Saudí si este país pone fin a su agresión contra Yemen. Esta propuesta llegó una semana después del ataque con drones contra las instalaciones petrolíferas saudíes de Aramco y pocos días después de la batalla de Nayran, que ha supuesto una derrota aplastante para Arabia Saudí.

Crece la irritación de los príncipes saudíes contra MBS

Varios miembros de la familia real saudí han expresado su frustración con la capacidad del Príncipe Heredero, Mohammed bin Salman, para liderar el reino luego de un devastador ataque del Ejército yemení contra los sitios petroleros del país, informó el miércoles Reuters.

Según un diplomático extranjero de alto rango y cinco fuentes cercanas a la familia gobernante, todos los cuales hablaron bajo condición de anonimato, el ataque con misiles y drones de Yemen ha provocado enojo entre varios miembros prominentes de la familia Al Saúd y también entre algunos miembros de la élite gobernante, que creen que los círculos que rodean al joven príncipe heredero han adoptado una política exterior exageradamente agresiva hacia Irán.

“Hay mucho resentimiento hacia el liderazgo de MBS, dijo una de las fuentes. ¿Cómo no pudieron detectar el ataque?”

Esta persona también agregó que algunas personas en los círculos de élite “no tienen confianza” en el príncipe heredero, una afirmación que fue repetida por las otras fuentes.

Las fuerzas del Ejército yemení y los combatientes aliados de los Comités Populares desplegaron hasta 10 drones para bombardear las instalaciones petroleras de Abqaiq y Jurais administradas por la compañía petrolera estatal saudí Aramco el 14 de septiembre.

El ataque sin precedentes eliminó más de la mitad de la producción de crudo saudí, o sea el 5 por ciento del suministro mundial, lo que llevó a los funcionarios saudíes y estadounidenses a afirmar sin ninguna evidencia que el ataque probablemente se originó en Iraq o Irán.

Según los expertos, la producción de petróleo saudí podría tardar meses en volver a la normalidad. Estimaciones anteriores habían sugerido que podría llevar semanas.

Desde que llegó al poder, MBS ha estado presionando a las familias ricas de Arabia Saudí para que compren acciones de Aramco en un intento por proporcionar el dinero que necesitaba para sus ambiciosos planes económicos.

Sin embargo, esas familias no han mostrado ningún interés real en el plan de MBS sobre Aramco debido a las crecientes incertidumbres sobre el futuro de la empresa.

Los analistas y los banqueros habían creído ya antes de los ataques yemeníes que la valoración oficial de Aramco en 2 billones no era realista, afirmando que 1,5 billones de dólares sería más factible.

Sin embargo, la mayor devaluación causada por los ataques significa que Bin Salman y el gobierno saudí no ganarían nada más que unos 10.000 millones en una operación inicial para sacar las acciones de Aramco a la bolsa, lo que supondría una venta del 1 por ciento de las acciones de la compañía.

Un vídeo publicado en los medios muestra un número de cazas que escoltan al avión privado del rey saudí, Salman Bin Abdulaziz Al Saud, sobrevolando Riad.

Los usuarios de los medios sociales estiman que los aviones de guerra del Ejército de Arabia Saudí acompañaron al monarca debido al temor de la inseguridad en la capital del reino árabe.

Las ciudades de Arabia Saudí se han enfrentado a varios desafíos durante los últimos meses. Las fuerzas yemeníes atacaron con aeronaves no tripuladas (drones) instalaciones vitales de la compañía petrolera saudí Aramco, ubicadas en la provincia oriental de Al-Sharqiya. La destrucción fue tal que Riad dejó de producir 5,7 millones de barriles de petróleo al día, que equivale al 6 % de la producción mundial.

La página web Middle East Eye (MEE) informó en octubre pasado que los viajes del rey están organizados por el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, quien ha reforzado su control sobre las agencias militares y de seguridad de Arabia Saudí a través de su riqueza.

Bin Salman es conocido por sus lujosos gastos. Ha comprado un yate de $ 550 millones, un castillo francés de $ 300 millones y una pintura de Leonardo da Vinci de $ 450 millones.

El príncipe heredero se ha convertido en una figura política controvertida, particularmente después de que Riad llevara a cabo en 2015 una campaña militar contra Yemen para restaurar en el poder al fugitivo expresidente de este país, Abdu Rabu Mansur Hadi.

Ante los ataques de Riad y sus aliados, el Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá han aumentado en los últimos meses sus incursiones contra las infraestructuras vitales de Arabia Saudí para obligar al reino árabe a cesar su agresión.

En este contexto, el Ejército yemení divulgó el domingo el vídeo de un asalto a la región de Najran (en el sur de Arabia Saudí), que se considera como el mayor ataque de represalia contra la agresión saudí, mediante el cual detuvo a más de 2000 soldados y mercenarios saudíes e infligió importantes bajas entre las tropas agresoras.

VIDEO

Riad saqueó 18 millones de barriles de petróleo yemení en 2018

Yemen denuncia que Arabia Saudí y sus aliados han saqueado durante el pasado año varios millones de barriles de su petróleo, aprovechando el conflicto armado.

“La coalición liderada por Riad saqueó el año pasado más de 18 millones de barriles de petróleo de exportación yemení y entregó el dinero al Banco Nacional de Arabia Saudí”, ha informado este sábado el ministro de Petróleo y Minerales de Yemen, Ahmad Daris, en una rueda de prensa en Saná (la capital).

Enseguida, Daris ha instado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y los organismos vinculantes que luchen a través de mecanismos legales para la liberación de los petroleros yemeníes detenidos por Riad.

El ministro yemení, no obstante, ha advertido de que continuarán las ofensivas de represalia, si el régimen de los Al Saud y sus aliados regionales no ponen fin al bloqueo naval contra país árabe, así como el masivo saqueo de sus recursos petrolíferos.

“Liberen nuestros petroleros (…) La continua detención de los buques cisternas yemeníes conducirá a una escalada militar. No permitiremos que se abuse de la riqueza de nuestro pueblo”, ha alertado Daris, en unas declaraciones recogidas por la cadena local de noticias Al-Masirah.

La coalición liderada por Riad saqueó el año pasado más de 18 millones de barriles de exportación de petróleo yemení y entregó el dinero al Banco Nacional de Arabia Saudí”, ha informado el ministro de Petróleo y Minerales de Yemen, Ahmad Daris.

Sus comentarios se producen después de que las fuerzas yemeníes, respaldadas por el movimiento popular Ansarolá, lanzaran el pasado 14 de septiembre certeros ataques con drones contra instalaciones vitales de la compañía petrolera saudí Aramco, que hicieron colapsar el mercado petrolero

Una serie de documentos obtenidos el agosto de 2018 reveló que Arabia Saudí ha construido un puerto petrolero en la gobernación de Al-Mahra, en el sureste de Yemen, con el fin extraer y exportar los productos petróleos.

Tras casi cinco años de la guerra lanzada por Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen, decenas de miles de inocentes han muerto, han resultado heridos, se han visto desplazados o han desaparecido, además de enfrentar la peor situación humanitaria del mundo.