Del 30 de agosto al 2 de septiembre se celebrará en Ginebra una conferencia de las partes de la Convención sobre Municiones en Racimo. Sputnik recopiló datos sobre el uso de armas prohibidas por parte del Ejército ucraniano.

Mientras que las Fuerzas Armadas rusas utilizan armas de alta precisión para golpear exclusivamente instalaciones militares, las Fuerzas Armadas ucranianas bombardean regularmente a los civiles en Donbás. El Ejército ucraniano no se priva del derecho de utilizar armas prohibidas por los acuerdos internacionales. Entre ellas se encuentran las municiones de racimo.

Bombas de racimo

Este tipo de bombas son unas de caída libre o dirigidas, que pueden lanzarse desde tierra, mar o aire. Las bombas de racimo contienen un dispositivo que libera un gran número de pequeñas submuniciones al abrirse y tienen un importante poder letal. Desde marzo de 2022, las Fuerzas Armadas Ucranianas han disparado regularmente misiles con cabeza de racimo en la región de Donbás.

Citaremos solo algunos de estos casos:

El 14 de marzo, las Fuerzas Armadas ucranianas dispararon proyectiles Tochka-U contra el centro de Donetsk. Aunque el misil fue derribado al acercarse, los restos que cayeron, mataron a 20 personas e hirieron a 36.

El 8 de abril, las Fuerzas Armadas Ucranianas dispararon un Tochka-U contra la estación de tren de Kramatorsk, que se encuentra en territorio controlado por Kiev. Al menos 30 civiles, entre ellos niños, murieron y al menos 100 personas resultaron heridas de distinta gravedad como consecuencia de esta provocación, cuyo objetivo era culpar a las tropas rusas del crimen.

Los días 21 y 22 de mayo, los nacionalistas ucranianos dispararon munición de racimo contra el pueblo de Belozerska, en la región de Jersón. Cinco civiles murieron y 10 resultaron heridos.

El territorio ruso también fue objeto de disparos de municiones de racimo desde Ucrania. Así, en la noche del 3 de julio, las Fuerzas ucranianas atacaron Bélgorod con tres misiles Tochka-U. Las Fuerzas de Defensa Aérea rusas los destruyeron en el aire, pero los restos de uno de los misiles cayeron sobre un edificio residencial. Entonces murieron cinco personas, entre ellas un niño.

El 7 de agosto, formaciones ucranianas atacaron la central nuclear de Zaporiyia con un misil cohete de racimo Uragan de 220 mm. Los cohetes de racimo 9M27K3 del lanzacohetes múltiple Uragan también son utilizados por las Fuerzas de Seguridad Ucranianas para minar a distancia los territorios de la RPD con minas Lepestok PFM-1. Este es otro tipo de armamento prohibido utilizado por Kiev.

Minas Lepestok

Las autoridades de la República Popular de Donetsk [RPD] registran diariamente casos de civiles heridos como consecuencia de la activación de las minas Lepestok PFM-1. Unos 40 gramos de explosivo de mayor potencia paralizan a la persona que pisa la mina, arrancándole la parte inferior de la pierna, normalmente el pie.

Hasta ahora, más de 50 civiles han sido alcanzados por estas minas, entre ellos dos niños. Un hombre murió de sus heridas en el hospital.

El 24 de agosto, el representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, subrayó que "Lepestok es un testimonio vivo de la naturaleza sádica y bárbara del régimen de Kiev y un símbolo de su actitud real hacia la población del este y el sureste del país", demostrando con el ejemplo del modelo de mina lo discreto que es el dispositivo. El diplomático pidió que se condenara "al régimen de Kiev por utilizar estos métodos de guerra inhumanos".

En agosto, se celebraron concentraciones ante las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Letonia para llamar la atención de los diplomáticos occidentales y de la opinión pública sobre los crímenes de los nacionalistas ucranianos en Donbás. Los manifestantes colocaron folletos cerca de las embajadas en los que aparecían estas minas.

https://twitter.com/marianna9110/status/1562531555779571713?s=21&t=BlsMy_MbdtCIEyJkTEe62g

En la Convención Internacional sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción, de 18 de julio de 1997, los países participantes asumieron la obligación de no utilizar y destruir las existencias de minas antipersonal.

En 2005, Ucrania ratificó la convención, pero Kiev no cumple estas obligaciones internacionales. Así, ya en marzo los combatientes de Azov colocaron indiscriminadamente unas 10.000 minas Lepestok en edificios residenciales de las calles centrales de Mariúpol, según las autoridades de la RPD.

El bombardeo de la república con municiones de racimo que contienen estas minas aún continúa. El 10 de agosto, las autoridades de la RPD informaron de que las Fuerzas Armadas ucranianas disponían de unos 90 cohetes de este tipo, cada uno de los cuales podía transportar 320 minas.

Minas francesas que no se pueden desactivar

Lepestok no es la única mina prohibida utilizada por las Fuerzas ucranianas. El 14 de agosto, al sur de Artiómovsk, los militares rusos encontraron más de 50 minas antitanque HPD F2 de fabricación francesa en posiciones abandonadas por unidades de la 72 brigada mecanizada de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa, estas minas, una vez desplegadas, "no pueden ser sacadas ni desactivadas". Su uso viola directamente los requisitos del Segundo Protocolo "Sobre Prohibiciones o Restricciones del Empleo de Minas, Armas Trampa y Otros Artefactos", que forma parte de la Convención de Ginebra sobre Prohibiciones o Restricciones del Empleo de Armas de Efecto Indiscriminado, adoptada en Nueva York el 10 de octubre de 1980.

Municiones de fósforo

Desde el comienzo de la Guerra Fría, el Ministerio de Defensa ruso ha reivindicado en repetidas ocasiones el uso de munición rellena de fósforo por parte de las Fuerzas de Ucrania. Por ejemplo, se utilizaron en masa contra el Ejército ruso en febrero en los suburbios de Kiev, cerca del aeródromo de Góstomel. El 19 de marzo también se utilizaron proyectiles de artillería prohibidos con ojivas de fósforo para atacar un cruce del río Donetsk del Norte.

Balas expansivas

Las balas expansivas son otro tipo de arma prohibida utilizada por Ucrania. A diferencia de las balas convencionales, estas balas, al impactar contra el cuerpo humano, se abren como una flor, causando graves heridas. En abril se encontraron rifles de francotirador cargados con balas expansivas fabricadas por la empresa estadounidense Hornady Manufacturing en posiciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania en Mariúpol.

En marzo, los combatientes de la RPD también encontraron un rifle de francotirador Ukrop UAR-10 de calibre 7,62 en Marinka. El arma fue diseñada para disparar balas expansivas.

La munición expansiva se prohibió a raíz de la Primera Conferencia de La Haya hace más de 130 años, en 1899.

Tortura de prisioneros de guerra

El Ejército ucraniano viola regularmente los requisitos del Convenio de Ginebra sobre el trato humano de los prisioneros de guerra. A finales de marzo, los nacionalistas publicaron imágenes de la masacre de militares rusos hechos prisioneros de guerra en la región de Járkov.

A principios de abril, también se publicó en Internet un video que mostraba la ejecución de militares rusos en la región de Kiev. Otro hombre asesinado tenía las manos atadas a la espalda, lo que demuestra que se rindió y no representaba ninguna amenaza.

El 3 de agosto, el viceministro de Defensa ruso, Alexandr Fomin, dio a conocer los resultados de una encuesta realizada a militares rusos que habían regresado del cautiverio de las Fuerzas Armadas de Ucrania. El 81% de los militares sufrieron palizas y abusos físicos. Más de la mitad de los militares capturados participaron a la fuerza en la grabación de videos de propaganda. El 46% no recibió la atención médica necesaria y el 79% de los militares no pudo contactar con sus familiares.

"Terrorismo químico"

El 20 de agosto, Moscú acusó a Kiev del uso selectivo de armas químicas. Las Fuerzas Armadas de Ucrania habrían utilizado un veneno orgánico artificial, la toxina botulínica tipo B, contra militares rusos. Los militares, que realizaban tareas cerca de Vasilivka, en la región de Zaporiyia, el 31 de julio, fueron trasladados a un hospital militar con signos de envenenamiento grave. Como resultado de un examen, se detectó veneno en su cuerpo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

¡NOVEDAD!

El Tiempo por Meteoblue