Andrey Martyanov

Seguramente lo han visto:

En un discurso a nivel nacional el miércoles por la mañana, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció una movilización militar parcial. Explicó que el Ministerio de Defensa ha recomendado atraer a los reservistas militares al servicio activo, ya que el país enfrenta un conflicto prolongado en Ucrania y Donbass. La medida es sensata y necesaria dadas las circunstancias, afirmó Putin, y agregó que ya firmó una orden para que la convocatoria comience de inmediato. Las Fuerzas Armadas se basarán únicamente en reservistas militares y aquellos que hayan completado el servicio nacional, agregó el presidente. Prometió que se les proporcionará capacitación adicional junto con todos los beneficios debidos a las personas involucradas en el servicio activo.

Es, por supuesto, una acción planificada que precede a los referéndums de cuatro oblast (regiones) de la antigua Ucrania para unirse a Rusia, a la que se unirán muy probablemente el 1 de octubre y necesitarán tropas estacionadas en las nuevas fronteras de la Federación Rusa mientras que los demás comienza el proceso hacia Nikolaev y Odessa. Jarkov también podría ser un objetivo.

Para aquellos que todavía beben Kool Aid del régimen de Kiev, Shoigu hoy hizo público y declaró el número de muertos de las fuerzas rusas desde el comienzo de SMO (en ruso): es 5, 937 KIA . Shoigu también declaró que el número de ucranianos KIA es de 61.207 según las estimaciones rusas (generalmente muy conservadoras). También se confirmó que el Kremlin se negó a hablar con Macron después de su llamada a Moscú hoy (en ruso) : no hay nada de qué hablar con Europa. Estoy seguro de que están preparando un nuevo "paquete" de sanciones, como... como... no comprar cerveza... rusa o algo así. Para poner un poco de contexto a todo eso:

Todos los ojos están puestos en la Reserva Federal cuando el banco central inicie una reunión de política de dos días el martes, ya que se espera que los funcionarios eleven las tasas de interés a corto plazo en tres cuartos de punto porcentual al final de su reunión el miércoles. Ante la obstinada inflación, se espera que los funcionarios eleven la tasa de interés de referencia del banco central, la tasa de fondos federales, a un nuevo rango de 3,0% a 3,25% desde un rango actual de 2,25 a 2,50%. Esto marcaría el tercer aumento consecutivo de tasas de 75 puntos básicos desde junio, lo que llevaría las tasas a su nivel más alto desde 2008.

No pueden detener la inflación, porque no saben cómo. Porque no saben cómo funciona la economía real, pero intuyen hacia dónde se dirige todo; no es un destino muy bueno, por decirlo suavemente.

Mark Esper, Secretario de Defensa de los EE. UU. bajo Trump, presentó un ensayo histórico sobre una crisis masiva en el ejército de los EE. UU.

Solo el 23% de los jóvenes estadounidenses están en condiciones de servir en el ejército. El resto no pasa por obesidad, problemas mentales o drogadicción. De los que están en forma, solo el 9% quiere servir. Debido a la escasez de reclutas, el ejército de los EE. UU. se verá obligado a reducirse a 445 mil soldados, un mínimo desde 1940.

Los puntajes en las pruebas de admisión al ejército se han deteriorado en un 10% en los últimos dos años. El Pentágono tiene que reclutar reclutas sin educación escolar y con problemas de desarrollo intelectual. Se equipará una base separada para ellos, donde estarán especialmente capacitados para el servicio.

Esper lo llama una crisis sistémica de un ejército de voluntarios al que le resulta cada vez más difícil funcionar correctamente en una sociedad estadounidense devastada por la guerra cultural. Y con el colapso de la confianza en el ejército en el contexto de los escándalos con la politización del servicio y la incompetencia de la dirección.

Propone la creación de una comisión del Congreso sobre la reforma del ejército. Y la Fundación Heritage, un grupo de expertos conservador, ya está proponiendo traer de vuelta el borrador parcial. Es posible que esto suceda, especialmente si Ron DiSantis, un militar retirado, llega al poder. Sin embargo, si los estadounidenses se ven obligados a participar en las interminables guerras de los Estados Unidos, esto amenaza con causar una verdadera explosión en una sociedad estadounidense dividida y atomizada.

Provocando el conflicto: Buques de guerra de EEUU y Canadá navegan por estrecho de Taiwán

Buques de la Armada de EE.UU. y Canadá navegan por el estrecho de Taiwán, luego de que Biden asegurara que protegería la isla en caso de conflicto con China.

El destructor de misiles guiados de la clase Arleigh Burke USS Higgins (DDG 76) y la fragata de la clase Halifax de la Marina Real Canadiense HMCS Vancouver (FFH 331) realizaron el martes, de manera conjunta, un tránsito rutinario por el estrecho de Taiwán.

Al respecto, la Séptima Flota de EE.UU., en un comunicado, informó que “el tránsito del Higgins y el Vancouver a través del estrecho de Taiwán demuestra el compromiso de Estados Unidos y nuestros aliados y socios con un Indo-Pacífico libre y abierto”.

Asimismo, puso de relieve que el movimiento en aguas taiwanesas se llevó a cabo de conformidad con el derecho internacional y destacó que la colaboración entre los dos países norteamericanos representa “la pieza central” de la postura de Washington con el mantenimiento de una “región segura y próspera”.

A su vez, el secretario de prensa del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), el brigadier general Patrick Ryder, agregó la misma jornada en una rueda de prensa que Estados Unidos continuará su presencia marítima y aérea en estrecho de Taiwán.

China no acepta ninguna actividad encaminada a secesión

Pekín considera a Taiwán parte integrante de su territorio, bajo la política de ‘una sola China’, por lo que rechaza cualquier acto que ponga en cuestión este principio y se opone a que la isla mantenga lazos diplomáticos formales propios con un Estado soberano. Además, rechaza abiertamente el apoyo militar de Washington a las fuerzas taiwanesas, advirtiendo que “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su seguridad y su integridad territorial”.

En este sentido, Pekín subrayó el lunes que no tolerará ninguna actividad que intentase dividir su territorio. “Taiwán es parte de China, y el Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legítimo de China”, ratifico la portavoz de la Cancillería china, Mao Ning, en una rueda de prensa.

Las tensiones entre China y Estados Unidos se han intensificado a raíz de la visita de varias delegaciones extranjeras en fechas recientes a Taiwán, en particular el viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a Taipéi el 2 de agosto.

AMLO arremete contra los países que envían armas a Ucrania

Los intereses cupulares que buscan prolongar el conflicto en Ucrania y que mantienen el envío de armas no están teniendo en cuenta el sufrimiento de las personas, declaró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

"[El conflicto] produce mucho sufrimiento, pérdidas de vidas humanas, desplazados, refugiados y, además de eso, que es lo más preocupante, la pérdida de vidas humanas, eso parece no tomarlo en cuenta quien está pensando en prolongar el conflicto y en estar enviando armas o que no se haga nada por detener la confrontación", apuntó el mandatario en su conferencia matutina, a respuesta de la corresponsal de Sputnik en México.

López Obrador recalcó que México desaprueba la operación militar especial rusa en Ucrania, pero también condena el envío de armas al país europeo y la aplicación de sanciones económicas contra Rusia.

El sufrimiento de la gente debe priorizarse por encima de los intereses de las cúpulas involucradas en el conflicto, estimó el mandatario del país latinoamericano y aseveró que los pueblos no quieren el conflicto.

"Esto tiene que ver con las élites políticas, económicas, y con los aparatos de información mundial, pero no tiene que ver con los pueblos, a los pueblos esas decisiones cupulares los perjudican, es muy cómodo estar dando órdenes [...], qué fácil es la politización, el debate arriba", calificó.

"Es muy irresponsable, y ya no [hay que] estarnos regodeando con el sufrimiento de la gente, y por la irresponsabilidad de las potencias hegemónicas y de los intereses bélicos", apuntó.

El mandatario aseveró que México presentará esta semana ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su propuesta de paz para Kiev y Moscú, que consiste en establecer una tregua y una mesa de paz coordinada por el secretario general del organismo, António Guterres, el primer ministro de la India, Narendra Mori, y el papa Francisco en su condición de líder del Estado Vaticano.

"Es indispensable el inicio de un diálogo para conseguir la paz, indispensable, porque es una guerra, como todas, irracional, como todas las guerras", opinó desde el Palacio Nacional, sede del poder ejecutivo federal ubicada en la Ciudad de México.

Análisis: La guerra mundial en curso y el sometimiento de los pueblos europeos

Luciano Lago

Las tensiones internacionales, los conflictos y los cambios que se están produciendo en el escenario global demuestran de forma irrefutable la fase de cambio de equilibrios en el orden internacional que atraviesa el mundo.

Se puede decir que hace tiempo que ha comenzado una nueva guerra mundial debido a la voluntad de Estados Unidos, como superpotencia hegemónica, de mantener su liderazgo perdido en la escena internacional.

Uno podría imaginar una guerra de este tipo como un enfrentamiento nuclear entre las superpotencias, mientras que hoy en día el intercambio de golpes se lleva a cabo por métodos completamente diferentes.

Hoy en día, Estados Unidos busca desesperadamente mantener su liderazgo mediante acciones destructivas no sólo contra sus adversarios, sino también contra sus aliados en todas las direcciones. Así lo demuestran tanto los numerosos conflictos armados y agresiones en todo el mundo instigados por Estados Unidos, como las sanciones impuestas a los países que no quieren someterse a las directrices de Washington y no aceptan ser títeres de la superpotencia estadounidense. Por no mencionar que estas sanciones se imponen violando las normas generalmente aceptadas y sin la aprobación de las organizaciones internacionales.

A Washington no le importa la posición de estos países, y mucho menos los efectos devastadores que estas sanciones suelen tener en sus poblaciones, sino que, por el contrario, impone sus diktats, sintiéndose el árbitro y el policía del mundo con respecto a los que no se ajustan a sus reglas. Sin embargo, cada vez son más los países que impugnan esta política y se distancian de las decisiones de EE.UU. y sus aliados en función de sus propios intereses nacionales, como demuestra la negativa de la mayoría de los Estados del mundo a sumarse a las sanciones contra Rusia.

Ante la aparición de nuevas potencias, China, Rusia, India, Estados Unidos intenta marginar con el chantaje de las sanciones a los países que se niegan a alinearse con su dominio político, financiero y militar, pero se encuentran con un muro.

La élite del poder en Washington se ha comprometido a garantizar que el mundo unipolar siga siendo unipolar para siempre. Esta es la mejor condición para los hegemonistas, ya que es óptima para su negocio. Los monopolistas saben que no hay nada mejor que un monopolio asegurado para siempre. Esta condición les permite acumular muchos beneficios, imprimir dólares a voluntad para financiar su nivel de consumo, financiar sus guerras y vivir a costa de los demás.

Aunque la estrategia declarada de la política exterior estadounidense nombra oficialmente sólo a Rusia y a China como adversarios, la estrategia esencial de Estados Unidos implica sin duda que los aliados europeos, por muy serviles que sean, también están incluidos en la lista de competidores de su monopolio.

Washington hizo todo lo posible para socavar la unidad europea sobre la base del viejo principio de "divide y vencerás" y, en particular, buscó todas las facilidades para reducir la capacidad de la industria alemana, considerada como competidora de la estadounidense.

El mayor peligro para Washington era el de una soldadura entre la capacidad industrial y tecnológica de Alemania y la potencia energética y minera de Rusia, y en consecuencia toda la política exterior de los EE.UU. se dirigía a crear la brecha más profunda posible entre Rusia y Europa.

El conflicto en Ucrania, incitado e instigado por Washington, sirve a este propósito: romper las relaciones con Rusia y hacer que tanto Alemania como Europa sean totalmente dependientes de EEUU.

Con este objetivo, era esencial que Washington promoviera el ascenso de figuras imberbes y fácilmente maniobrables como Ursula von der Leyen, Charles Michel y Josep Borrell a los puestos más altos de las instituciones de la UE, para que pudieran influir en la política europea hacia los intereses de EE.UU. y con total desprecio de los intereses de Europa en su conjunto, por no hablar de sus países de origen. Aún mayor es el control sobre el competidor potencial de EEUU, Alemania, gracias a su desvergonzado y débil líder, Olaf Sholz, y a los esfuerzos de cabildeo antirruso y pro-estadounidense del Partido Verde, una verdadera quinta columna de EEUU en Alemania que predica la guerra contra Rusia y acusa al gobierno de indecisión en el suministro de armas a Ucrania.

La campaña masiva de propaganda y desinformación de los megamedios del sistema ha dado lugar a un fuerte sentimiento de "rusofobia" en Europa, que ha llevado a la UE a repudiar todos los acuerdos económicos existentes con Moscú y a suspender las importaciones energéticas de Rusia, con grave perjuicio para la competitividad del sistema industrial europeo, desestabilizando la situación política y social de los países europeos y reduciendo aún más su competitividad.

Exactamente lo que Washington quería y dañando irremediablemente la economía europea.

Las consecuencias de la crisis energética desencadenada por las sanciones contra Rusia, deseadas por Washington, tendrán su mayor impacto el próximo invierno y entonces veremos las protestas en las calles y la represión de los gobiernos prostituidos a los intereses estadounidenses. Ese será el momento de la verdad para saber si los pueblos de Europa serán capaces de despertar de su letargo y reclamar la defensa de sus propios intereses.

Análisis: No fue Rusia

José Luis Callaci 

Entre las personas que se esmeran por estar bien informadas son cada vez más las que se sienten molestas por tanta desinformación llena de falsedades de tal magnitud que ofenden la inteligencia. Pero aún así logran confundir a incautos y a los que han olvidado para que sirve el propio raciocinio o el uso de la lógica y el sentido común para sacar conclusiones con cabeza propia y acercarse más a la verdad.

Para ilustrar tal afirmación valga señalar lo que difunden los medios hegemónicos sobre el nuevo y grave conflicto que mantiene en vilo a la humanidad debido a los riesgos a que este se extienda a algo de mayores proporciones, ya que sus principales protagonistas no son solo Rusia y Ucrania sino Estados Unidos y esa Alianza Militar conocida como la OTAN que, violentando todos los acuerdos de no extender sus dominios, viene rodeando con bases militares y armas ofensivas las fronteras del gigante euro asiático.

Se vulnera con ello la seguridad de un Estado que al igual que cualquier otro le asiste todo el derecho de protegerla y hacerla respetar. La causa de este conflicto armado se originó en Ucrania a partir del Golpe de Estado del 2014, alentado desde el exterior por los más enconados enemigos de Rusia. Ahí comenzó la guerra y no con la llamada operación militar limitada del país euro asiático, como se empeñan en hacer creer los que, sin sonrojos, insisten en mostrar historias de ficción a sabiendas de que hay gente propensa a creerlas o siguen siendo víctimas de la inducida patología social conocida como ruso fobia; que se vende y aún se compra en las películas de Hollywood de héroes y villanos. Las de “siempre malos” y las de “siempre buenos”. Han sido ocho largos años de ingentes esfuerzos en procurar, mediante el diálogo y las negociaciones, llegar a acuerdos duraderos que evitaran la escalada del conflicto.

Sin embargo estos intentos resultaron infructuosos debido a claras interferencias por parte de una de las partes que, desde los inicios, tenía una agenda diferente. Al Golpe de Estado le siguieron los ataques sistemáticos indiscriminados y genocidas contra la población ruso parlante que venía costando la vida de decenas de miles de civiles, en una población de más de siete millones que habita una porción importante del actual territorio de Ucrania, conocido como Dombas . El tiempo dilucidará si esta tragedia que enfrenta a dos pueblos hermanos ha sido otro intento deliberado de vencer la resistencia de Rusia a ser debilitada para que no tenga otra opción que aceptar sometimientos. Lo que hasta ahora queda claro es que esa persistente intención de generar conflictos y guerras fratricidas en todo el mundo para justificar intervenciones y asegurar la existencia de un mundo “unipolar” de predominante signo anglosajón, y de paso saquear riquezas, no les está funcionando con Rusia.

Sin entrar en otras consideraciones sobre está guerra, que no es otra en esencia que la de los Estados Unidos y la OTAN contra Rusia, utilizando como mampara a Ucrania, es bueno y hasta Imprescindible conocerla completa y no solo una parte de ella. Al igual que si se tratara de una obra literaria, una teatral o hasta una película. Siempre que se quiera, claro está, acercarse más a la verdad y no caer en apresurados y lapidarios juicios basados en realidades imaginadas o inventadas, o hasta en simples chismorreos. Las reiteradas advertencias no sólo de la parte rusa sino de connotadas figuras políticas de occidente , como las del propio ex Secretario de Estado Henry Kissinger, no fueron escuchadas y se cruzó esa línea roja en claro acto de provocación a Rusia.

Esta guerra no fue Rusia quien la inició sino quienes intentan impedir la creación de un mundo multipolar en donde las relaciones entre Estados y Naciones se construyan en acuerdos de conveniencia y convivencia, sin imposiciones de ninguna de las partes. Lo que sube, baja y lo que baja, vuelve a subir y las verdades a veces se demoran pero cuando afloran, suelen ser demoledoras. No fue Rusia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

¡NOVEDAD!

El Tiempo por Meteoblue