Portada - Últimas noticias

DAMASCO (Sputnik) — Al menos 21 personas fueron hospitalizadas con síntomas de intoxicación con gas después de un ataque terrorista a la ciudad de Al Suqaylabiyah, en la provincia de Hama, informó la cadena estatal Al Ikhbariya.

"El responsable del hospital de Al Suqaylabiyah confirmó que fueron hospitalizados 21 pacientes con síntomas de asfixia luego de que inhalaran un gas tóxico de los proyectiles disparados por grupos terroristas contra la ciudad", dijo el medio citando a su corresponsal.

El Ejército sirio y Rusia derrotaron al Daesh y no EEUU

El embajador de Siria ante la ONU, Bashar Yaafari, calificó de “mentira” las declaraciones de EEUU sobre la derrota total del grupo terrorista Daesh.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, declaró más temprano este 22 de marzo que el 100 por ciento del territorio de Siria está liberado de los terroristas.

“Es una mentira, no existe ningún “califato del Daesh” nunca existió… Son unos terroristas que penetraron en Siria desde los países vecinos y que son financiados por los servicios de inteligencia internacionales, entre ellos la CIA y los servicios británicos”, dijo Yaafari en una rueda de prensa.

Comentó que todas las declaraciones de EEUU sobre el Daesh son de dudosa fiabilidad y que los terroristas se encuentran en el campamento de Rukban, en Siria, amparados por los norteamericanos.

“Rusia y Siria son los que combaten realmente contra ISIS, y no EEUU y sus aliados”, destacó el diplomático sirio.

EEUU y sus aliados están llevando a cabo desde 2014 en Siria e Iraq una supuesta operación contra el Daesh, con la particularidad de que actúan en Siria sin el consentimiento de sus autoridades oficiales.

En diciembre pasado el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que EEUU retiraría sus tropas de Siria, pero no concretó la fecha final de su salida.

Más tarde, la Casa Blanca precisó que el repliegue de las tropas estadounidenses no significaba el fin de la misión de la coalición internacional antiterrorista.

Hezbolá, presente en el Golán sirio liberado, según los medios israelíes

En los medios israelíes se habla de una infraestructura operativa de Hezbolá en la región del Golán liberado, situado justo al lado del ocupado por Israel.

El Ejército israelí acusó el lunes 13 de marzo en un comunicado al partido de la resistencia libanesa de querer poner un pie en esta región estableciendo una red militar en ella.

“Esto es un testimonio de la determinación del líder de Hezbolá, Hasan Nasralá, de establecer un nuevo frente en la guerra contra Israel”, afirmó el sitio pro-israelí francés Jforum.

Según el sitio, Hezbolá “ha descubierto una necesidad estratégica de construir un frente en los Altos del Golán para reforzar el frente libanés en una próxima guerra contra Israel”.

“Durante los últimos años, el número uno de Hezbolá no ha ocultado su voluntad de que las regiones fronterizas adyacentes con el Golán ocupado se conviertan en un frente de confrontación contra Israel”, señala el sitio.

El sitio cree que el frente del Golán podría servir de plataforma para la realización de operaciones de represalia contra las acciones israelíes.

JForum recuerda que en enero de 2015 aviones de combate israelíes atacaron un convoy de la resistencia matando a seis combatientes, entre ellos Yihad Mugniyeh, hijo del comandante y fundador de la rama militar de Hezbolá, Hay Imad Mugniyeh.

Hezbolá respondió al ataque diez días después con una emboscada contra un convoy militar israelí cerca de las aldeas de Shebaa durante el cual varios vehículos fueron destruidos y un número indeterminado de soldados israelíes murieron y resultaron heridos. Las autoridades israelíes siguen ejerciendo una censura sobre las pérdidas que sufren en tales casos.

Durante uno de sus recientes discursos, Sayyed Hasan Nasralá dijo que estaba contento de que los israelíes vigilen de cerca las actuaciones de la resistencia, porque esto debería disuadirles de lanzar una ofensiva al conocer las pérdidas que podrían sufrir.

La ciudad siria de Harasta vuelve a la normalidad e inicia su reconstrucción

Pedro García Hernández

La ciudad de Harasta, parte de la región de Guta Oriental que rodea la capital siria, vuelve poco a poco a la estabilidad y hasta la fecha cerca de 20.000 de sus pobladores regresaron a sus hogares.

Esa localidad volvió a recuperar su relevancia geográfica por permitir el tráfico en la autopista que une a la capital siria con Homs y facilita vías para el movimiento comercial y el transporte de personas, luego de rehabilitarla a lo largo de 18 kilómetros, incluido el alumbrado público.

En más de una ocasión Prensa Latina recorrió los desvíos para evitar la zona de Harasta y el resto de Guta, cerradas en sus principales acceso por el Ejército sirio y ocupada por los terroristas que por medio de francotiradores atacaban autobuses de pasajeros y a todo lo que se moviera en sus cercanías.

Estimados oficiales computan a unas tres mil personas víctimas de los ataques extremistas, sobre todo civiles y que constituían una población de más de un millón de habitantes en Guta y sus distritos o barrios como Jobar, Douma, Misraba, Modira, Arbin, Hamoura, Zamalka, Ein Tarma, Kafr Batna, Josrin, Eftreis, Sabqa y Beit Sawa, de los cuales fueron desplazados la mayoría de sus habitantes.

A tales datos se une el nivel de destrucción provocado por los terroristas que bombardeaban con morteros y cohetes el centro y la periferia de la capital, sin respetar treguas o acuerdos de distensión insistentemente establecidos desde el 20l2, cuando no pudieron establecerse en el resto de Damasco y optaron por utilizar como escudos humanos a cerca de 200 mil civiles que permanecieron en la región.

Tal situación obligó al Ejército sirio a intensificar puestos de control, limitación de acceso a importantes vías de comunicación para fortalecer el cerco a los grupos armados, evitar víctimas entre la población civil y liquidar intentos de infiltración para sabotear instalaciones como hicieron con la planta de generación de electricidad de uno de sus barrios, el de Qabum.

La región mencionada, de 115 kilómetros cuadrados de extensión, forma parte del llamado cinturón verde que rodea el noreste de Damasco, bañado por las aguas del río Baradá, y cuyas instalaciones para proporcionar agua potable fueron saboteadas por los extremistas cerca de tres meses en el año 2016 hasta que por medio de negociaciones se logró restablecer la normalidad.

Sobre todo Harasta, Jobar, Duma, Arbin y Qabum tuvieron niveles elevados de daños a edificaciones, instalaciones públicas y vías de comunicación, incluida la electricidad y en cuyo restablecimiento se trabaja arduamente.

Poco a poco, y esto se aprecia en cada recorrido de Prensa Latina por la región, se labora por rehabilitar lo más que se pueda, entre ellas la mayor terminal de autobuses de Damasco, arrasada casi hasta los cimientos y que obligó a la creación de centros alternativos para las miles de personas que viajan desde Damasco hacia el resto del país.

A partir de abril del 2018, toda Guta Oriental, incluída Harasta, fue liberada de la presencia de grupos terroristas como el Frente Al Nusra, Yaish al Islam, y Ahrar al Sham, unos mil de los cuales se rindieron y fueron trasladados hacia la provincia de Idleb, a 320 kilómetros al norte de la capital y última sede organizada de los extremistas en esta nación del Levante.

La esperanza resurge y Adnan Al Waza, alcalde de Harasta, afirma que hasta el momento 20.000 personas regresaron a sus hogares y se trabaja con intensidad en evaluar los niveles de destrucción y facilitar la estabilidad de la población.

A ello se agrega el análisis para atenuar o rehabilitar el medio ambiente en los 27 kilómetros de túneles y excavaciones arbitrarias que los terroristas realizaron.

Guta Oriental y Harasta en particular, son un símbolo de la resistencia y firmeza de Siria ante una guerra impuesta desde hace casi ocho años, de lucha y perseverancia para reconstruir una nación que sufrió la muerte de más 300.000 personas y pérdidas económicas de casi 500.000 millones de dólares.

El país, no obstante, trabaja por rescatar sus valores de tolerancia y convivencia frente al drama de una realidad brutal sin precedentes en Oriente Medio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS