Portada - Últimas noticias

El exmandatario sudafricano, Jacob Zuma, negó la información de un medio que lo acusaba de haber tenido en sus manos 30 millones de dólares provenientes de las arcas del exlíder libio Muamar Gadafi.

Así, en un artículo publicado el 7 de abril, el Sunday Times acusaba a Jacob Zuma de haber recibido una cuantiosa suma de Muamar Gadafi. Según el medio, el mandatario sudafricano guardó los 30 millones de dólares en su residencia privada en 2011.

Más tarde, Zuma trasladó el dinero al Reino de Suazilandia e informó de ello al rey Mswati III, según dichas informaciones. Por su parte, el expresidente sudafricano negó estas acusaciones en su cuenta de Twitter.

"Ahora he oído que estuve guardando el dinero de mi difunto hermano Gadafi. ¿Dónde está el dinero? Por qué su Majestad [Mswati III] no sabe nada de esto", dijo.

Otro medio, The Herald, indica que el exmandatario sudafricano emprenderá acciones legales contra los autores del polémico artículo. La fortuna de Muamar Gadafi no deja de causar polémica en el continente africano, a pesar de que no haya información definitiva sobre la existencia de este dinero.

¿Cómo llegó el dinero de Gadafi a Sudáfrica?

El politólogo sudafricano Dirk Kotze explicó a Sputnik que los rumores de que el dinero libio llegara a Sudáfrica se basan en algunos informes que no fueron corroborados.

"Dichos informes sugieren que durante la Primavera Árabe en Libia, Gadafi le pidió al presidente Zuma que guardara su dinero en Sudáfrica, porque creía que podría necesitarlo en caso de que fuera arrestado", dijo el experto.

De tal modo, en caso de que le llevaran frente a la Corte Penal Internacional, o algún otro juzgado, este dinero podría hacerle falta.

Aparentemente, opina Kotze, el presidente Zuma guardó ese dinero en su residencia privada y transfirió ese dinero a Suazilandia cuando fue acusado de corrupción y lavado de dinero.

Al mismo tiempo, el experto destacó que los medios tienen la impresión de que hubo unas estrechas relaciones personales entre los dos líderes debido al hecho de que Gadafi le financió a Zuma las elecciones presidenciales en Sudáfrica.

De todos modos, incluso si se probara que Zuma recibió el dinero de Gadafi ilegalmente sin haberlo formalizado en Sudáfrica, el expresidente sudafricano no tiene nada que temer, puesto que se trata de unos hechos que ocurrieron hace más de 20 años, concluyó el experto.