Portada - Últimas noticias

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha sido trasladado a la prisión de Belmarsh, conocida como ‘la Guantánamo’ del Reino Unido.

Luego de que un tribunal de Londres (la capital británica) procesara a Assange, fue enviado a la prisión de Belmarsh, según informó el viernes su amigo cercano Vaughan Smith, quien fue una de las últimas personas en visitar al periodista australiano antes de su detención.

La Policía británica, actuando en nombre de EE.UU., arrestó el pasado jueves al activista y fundador del portal de filtraciones Wikileaks en la embajada de Ecuador en Londres, después de que el Gobierno ecuatoriano retirara el asilo político que Assange había tenido desde 2012.

La prisión de Belmarsh, ubicada al sudeste de Londres, se considera una de las más peligrosas y superpobladas cárceles del Reino Unido y cuenta con una población carcelaria de casi 1000 reclusos, según un reporte oficial publicado en 2018.

Esta cárcel recibe a distintos tipos de criminales, desde delincuentes de bajo riesgo hasta una unidad en la que se encuentran algunos de los prisioneros más peligrosos del país.

Oportunamente, a la citada prisión también había sido trasladado Abu Qatada, uno de los líderes de Al-Qaeda, acusado de manejar los supuestos intentos de ataque con bomba en la capital británica en 2005.

Assange llevaba refugiado en el edificio diplomático ecuatoriano desde junio de 2012, cuando el Gobierno de Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia por una orden de arresto en su contra bajo la acusación de un supuesto caso de violencia sexual.

Además, ahora se suma una acusación de EE.UU. en la cual se sostiene que el fundador de Wikileaks participó en supuestas actividades informáticas maliciosas junto a una exagente de Inteligencia del Ejército norteamericano, Chelsea Manning, difundiendo documentos secretos en su portal de filtraciones.

Recientemente, Wikileaks había alertado de la inminente violación por el Gobierno del actual presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, del asilo concedido a Assange, en relación con la investigación abierta contra el presidente ecuatoriano en el caso de corrupción INA Papers, y con documentos sobre el caso difundido por el portal de filtraciones que parecen incriminar al mandatario.

Análisis: La misma ignominia: Julián Assange - Nalyd Liceaga

Gastón Pardo

La misma ignominia: Julián Assange es detenido en Londres y el ecólogo Nalyd Liceaga es perseguido en Veracruz por el PAN

El jueves por la mañana, el régimen del presidente ecuatoriano Lenín Moreno puso fin ilegalmente al asilo político de Julian Assange, e invitó a la política británica a la embajada del país en Londres para que lo arrestara. Como ignominia califica el filósofo francés Philippe Grasset a este abuso de poder.

Assange fue arrastrado hacia afuera de la embajada ecuatoriana por un grupo de agentes de la policía británica. A pesar de que lo estaban maltratando brutalmente mientras lo llevaban a un furgón policial, Assange desafiaba a sus acusadores, “El Reino Unido tiene que resistir a este ataque de la administración Trump... ¡El Reino Unido debe resistir!”.
Julian Assange fue arrestado este jueves por la mañana en la embajada ecuatoriana en Londres.

El ecólogo Nalyd Liceaga es perseguido por un ayuntamiento del PAN para detener indemnización

En 2008, hace 11 años un tribunal de lo laboral pronunció un fallo favorable al ecólogo Nalyd Liceaga, quien se desempeñaba en el ayuntamiento de Boca del Río, en el estado mexicano de Veracruz como inspector a cargo del cumplimiento de las disposiciones ecológicas locales. Fue despedido de manera injustificada-

Una mañana Nalyd hizo su recorrido habitual en el territorio municipal y se encontró con veinte árboles que habían sido talados para ampliar un local. De inmediato preparó la notificación de multa para resarcir en lo posible el daño ecológico causado. El autor del daño resultó ser Jorge González Torres, dirigente fundador del Partido Verde Ecologista de México, amigo de Miguel Angel Yunes Márquez, alcalde entonces de Boca del Río. Yunes no vaciló para despedir de inmediato a Nalyd.

Nalyd interpuso una demanda laboral ante el tribunal competente y ganó el laudo. El juez ordenó que el agraviado fuese restablecido en su puesto y que se le pagará un adeudo laboral de varios años. Yunes Márquez se negó a pagar el adeudo y a obedecer la orden judicial. La promesa arbitraria de no cumplir con el laudo la mantiene viva el actual alcalde del PAN Humberto Alonso Morelli, un miembro de la derecha corrupta del PAN. Así enseña la derecha a los ciudadanos a no entrometerse en los asuntos de gobierno. Así juega, con tales niveles de perversidad, la clase dominante.

La falta de Nalyd fue de gran alcance. Sin proponérselo demostró la complicidad de los dirigentes de los tres partidos de la derecha para controlar como un condominio el municipio de Boca del Río. Por ser costero municipio del Golfo de México es importante como enclave de transporte para los partidos políticos ligados al crimen. Los delincuentes interesados en salir al mar por las aguas del Atlántico pueden hacerlo tranquilamente por Boca del Río. Por su vecindad con el puerto de Veracruz.

Sigamos con el caso Assange

A eso de las 5:37 AM, del último jueves, hora estadounidense del este, WikiLeaks confirmaba el arresto de Assange, con el tuit: “URGENTE: Ecuador ha terminado ilegalmente el asilo político de Assange violando el derecho internacional. Fue arrestado por la policía británica dentro de la embajada ecuatoriana hace unos minutos”.

Muchos minutos más tarde, WikiLeaks tuiteaba: “URGENTE: Julian Assange no ‘salió caminando de la embajada’. El embajador ecuatoriano pidió a la policía británica entrar a la embajada y fue arrestado en seguida”.

El ministro del Interior británico Sajid Javid se dirigió inmediatamente a Twitter para declarar: “Casi siete años después de entrar a la embajada ecuatoriana, puedo confirmar que Julian Assange ahora se encuentra bajo custodia policial y se está enfrentando correctamente a la justicia en el Reino Unido. Quisiera agradecer a Ecuador por su cooperación & @metpoliceuk [y a la policía metropolitana] por su profesionalismo. Nadie está por encima de la ley”.

El propósito transparente de la detención del fundador de WikiLeaks por las autoridades británicas es facilitar su extradición a EEUU. Esto fue confirmado por los abogados de Assange, quienes declararon que fue arrestado no sólo por las violaciones inventadas a su fianza, sino también tras una solicitud de extradición de cargos inventados de conspiración.

La administración Trump, con el apoyo de los demócratas, está buscando juzgar a Assange por su papel en la exposición de WikiLeaks de los crímenes de guerra, vigilancia masiva e intriga diplomática ilegal. El régimen de Moreno ha declarado que puso fin al asilo de Assange porque había violado un “protocolo” arbitrario que le impuso en octubre del año pasado. En violación de la legalidad internacional, el protocolo le prohibía a Assange hacer cualquier declaración política, incluyendo sobre su propia situación.

Como WikiLeaks ha declarado repetidamente: el protocolo fue un pretexto transparente para violar el asilo de Assange. El gobierno de Moreno ha estado haciendo de vasallo de la administración Trump, sometiendo a diplomáticos ecuatorianos a interrogatorios por el Departamento de Justicia estadounidense y espiando a Assange de parte de la CIA.

El arresto de Assange ha desencadenado la repulsa y la condena popular generalizada de destacados periodistas. “La acción de la policía británica de sacar literalmente arrastrando a Julian Assange de la embajada ecuatoriana y el aplastamiento del derecho internacional por parte del régimen ecuatoriano en permitir esta barbaridad son crímenes contra la justicia natural más básica”, escribió el periodista australiano John Pilger en Twitter. “Esto es una advertencia a todos los periodistas”.

Christine Assange, madre de Julian y la más decidida defensora de su libertad, lanzó la siguiente declaración en apoyo de las manifestaciones: “Insto a todos los que estén actualmente en Australia, ciudadanos o visitantes, a que asistan a las manifestaciones mañana para demandar que el gobierno australiano actúe urgentemente para proteger a Julian y traerlo a casa. Estamos en modo elecciones y es un muy buen momento para usar vuestro poder popular”.

Llamamos a los trabajadores, jóvenes y defensores de los derechos democráticos a que se solidaricen con Assange y Nalyd.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente