Portada - Últimas noticias

Irán tacha de un “fracaso político” el intento de Estados Unidos para que la Junta de Gobernadores de la AIEA emita una declaración contra Teherán.

“En las actuales circunstancias, los estadounidenses han fracasado desde el punto de vista político, ya que en la reunión de la Junta de Gobernadores de la AIEA no consiguieron una declaración de una sola línea contra Irán”, ha declarado este jueves el canciller persa, Mohamad Yavad Zarif.

El miércoles, la Junta de Gobernadores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) celebró en Viena (capital austriaca) una reunión convocada por EE.UU. para abordar los nuevos pasos dados por Irán, al suspender algunos de los compromisos contraídos bajo el pacto nuclear, tras la ineptitud de Europa a la hora de compensar la salida unilateral de Washington del convenio y garantizar el comercio con Teherán, ante las sanciones estadounidenses. La cita acabó sin ningún resultado para el país norteamericano.

En declaraciones formuladas en un evento celebrado en la sede del Ministerio del Interior en Teherán, capital persa, Zarif ha señalado que EE.UU. pensaba que, con la celebración de dicha reunión, podría condenar a Irán, pero no recibió el apoyo de los participantes, ha congratulado el ministro.

Asimismo, ha recordado que, en el último año, Estados Unidos ha celebrado cuatro reuniones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre Irán, pero en ninguna de estas se ha emitido ni sola una palabra contra el país persa.

“Estados Unidos está aislado en el mundo y en la escena política” debido a sus propias medidas, ha indicado el canciller iraní, y ha señalado que el país norteamericano tomará medidas lógicas solo si logra independizarse del ‘Equipo B’.

El Equipo B’, al que se ha referido Zarif en varias ocasiones, está integrado por el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton; el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud; su homólogo emiratí, Muhamad bin Zayed Al Nahyan; y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El jefe de la Diplomacia persa ha defendido la medida de Teherán de reducir algunos de sus compromisos estipulados en el acuerdo nuclear de 2015 —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) —, destacando que la República Islámica tomó tal decisión por su “gran poder”.

De acuerdo con Zarif, EE.UU. busca “derrocar” el Gobierno de Irán a través de sanciones económicas, pero no lo conseguirá pues el apoyo del pueblo a sus autoridades ha permitido frustrar los planes de Washington y sus aliados occidentales.

El 7 de julio, cuando expiró el plazo de 60 días dado por Irán a Europa para cumplir los compromisos asumidos bajo el acuerdo nuclear tras la salida de EE.UU. de dicho convenio (mayo de 2018), Teherán aumentó el nivel límite de enriquecimiento de uranio del 3,67 por ciento, determinado en el convenio multilateral al consideró insuficientes las medidas de Europa en el mencionado plazo, pues no cumplían sus expectativas. A continuación, Teherán planea completar la construcción del reactor de agua pesada de Arak.

EE.UU. pretende crear una coalición militar para vigilar las aguas frente a Irán

EE.UU. pretende crear una coalición militar internacional para vigilar las aguas estratégicas en torno a Irán y Yemen, donde Washington culpa a Teherán y militantes alineados con el país persa de cometer ataques, según ha anunciado el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses, el general Joseph Dunford, citado por Reuters.

Según el plan, EE.UU. proporcionaría buques de mando y lideraría los esfuerzos de vigilancia, mientras que sus aliados patrullarían las aguas próximas a los barcos de comando estadounidenses y escoltarían a las embarcaciones comerciales.

"Nos estamos implicando ahora con un cierto número de países para ver si podemos reunir una coalición que garantice la libertad de navegación tanto en el estrecho de Ormuz como en el de Bab al Mandad", el estrecho que separa el cuerno de África de la península arábiga, explicó Dunford. El general indicó que en las próximas semanas se determinará qué países "tienen la voluntad política" de apoyar esa iniciativa, y que luego se procederá a establecer las estrategias de la futura coalición.

Estos planes se han dado a conocer en plena escalada de tensión entre EE.UU. e Irán. La República Islámica había amenazado con cerrar el estrecho de Ormuz en caso de que le prohíban exportar su petróleo, algo que el Gobierno estadounidense está tratando de lograr para presionar a Teherán a renegociar un acuerdo sobre su programa nuclear.

A través del estrecho de Ormuz pasa casi una quinta parte del petróleo mundial, y en los últimos dos meses en esa región se produjeron ataques contra varios buques petroleros. Desde entonces ha ido cobrando fuerza la propuesta estadounidense de una coalición internacional que salvaguarde la navegación en aguas del golfo Pérsico, pero el plan para reforzar también la seguridad en Bab al Mandab, frente a Yemen, es un elemento nuevo.

En opinión del analista internacional Rolando Dromundo, el objetivo de la coalición militar de EE.UU. es fortalecer su presencia cerca de Irán "en aras de buscar una opción militar" contra el país persa. Washington se escuda en el discurso de la 'libertad de navegación', pero a final de cuentas "no es más que una excusa para tratar de mantener su hegemonía global", agregó el experto.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS