Portada - Últimas noticias

El Ejército de Yemen ha lanzado un misil balístico de fabricación nacional contra los blancos saudíes en Najran, causando la muerte de 45 mercenarios de Riad.

El portavoz del Ejército de Yemen, el general de brigada Yahya Sari, ha informado de la operación llevada a cabo este miércoles contra una posición de los mercenarios, pagados por Riad y Emiratos Árabes Unidos (EAU), en la región de Najran (suroeste de Arabia Saudí).

Las unidades de defensa de misiles yemeníes han llevado a cabo el ataque con un misil balístico de fabricación nacional Badr-F, que también ha dejado varios heridos en las filas de las fuerzas lideradas por el régimen saudí, conforme ha avanzado Sari.

Asimismo, se espera que la cifra de muertos aumente aún más en las próximas horas, puesto que algunos de los heridos se encuentran en estado crítico.

Horas antes de la operación, el portavoz del Ejército de Yemen ya advirtió a Riad y sus aliados –que desde 2015 libran una brutal campaña militar contra Yemen con armas que les venden EE.UU. y otros países occidentales– de su capacidad para defender su país ante cualquier agresión y precisó que sus arsenales están llenos de misiles y drones.

El Ejército yemení, con el apoyo del movimiento popular Ansarolá, llevó a cabo también el lunes ataques con aviones no tripulados Qasif 2K contra la central eléctrica de Tahama y el aeropuerto internacional de la ciudad saudí, ambas instalaciones situadas en Abha, sur de Arabia Saudí.

En las últimas semanas, los centros militares en Arabia Saudí han sido objeto de varios ataques del Ejército yemení, con el apoyo de Ansarolá, en represalia por la agresión que lidera Riad, que ha dejado ya 91 600 muertos.

Conforme a los cálculos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), si dicha campaña contra la población civil del país más pobre del mundo árabe no se detiene, el año que viene podría llegarse a la cifra de 500 000 víctimas mortales.

Ansarolá urgió el martes a la plena retirada de las fuerzas agresores de Riad y sus aliados de Yemen en la misma jornada en la que las autoridades de EAU, país que forma parte de la campaña militar de Arabia Saudí, anunciaron su decisión de retirar a gran parte de sus tropas desplegadas en suelo yemení.

Yemen ataca aeropuertos y planta eléctrica en Arabia Saudí

Drones yemeníes atacan de nuevo el aeropuerto saudí de Abha, y esta vez también bombardearon la planta de energía eléctrica Tahama, en la misma ciudad.

Ejército yemení, con el apoyo del movimiento popular Ansarolá, ha llevado a cabo la noche de este lunes ataques con aviones no tripulados Qasif 2K contra la central eléctrica de Tahama y el aeropuerto internacional de la ciudad saudí, ambas instalaciones situadas en Abha, sur de Arabia Saudí, ha informado el canal yemení Al-Masirah.

Un portavoz de Ansarolá ha indicado que el ataque con aviones no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) estuvo dirigido contra los hangares militares saudíes en el aeródromo de Abha.

Esta ofensiva es la más reciente de una serie de ataques de las fuerzas yemeníes contra los aeropuertos saudíes de Jizan y Abha, en respuesta por las constantes agresiones y el bloqueo de la coalición que dirige Riad contra el pueblo de Yemen.

Aunque los informes iniciales han precisado que el tráfico entrante hacia el aeropuerto estaba reteniendo, el canal saudí Al-Arabiya ha alegado que las operaciones aéreas se reanudaron, tras haber interceptado el dron yemení.

Fotos confirman daños en aeropuerto saudí por ataques de Yemen

Las fuerzas yemeníes han puesto en la mira centros militares y aeropuertos saudíes, cumpliendo así la advertencia de que acontecerían “grandes sorpresas” en las próximas jornadas, si los gobernantes saudíes y sus aliados no cesaban de inmediato los bombardeos y el bloqueo naval y aéreo contra Yemen, que afectan en particular a la población civil.

Hermana de MBS a juicio en París por ordenar agredir a un trabajador

La hermana del príncipe heredero Mohammed bin Salman, sospechosa de haber ordenado a su guardaespaldas golpear a un trabajador que estaba trabajando en su apartamento de París en 2016, será juzgada el martes en el Tribunal Penal de París.

Hassa bint Salman, hermana del hombre fuerte de Riad, apodado “MBS”, se vio afectada en diciembre de 2017 por una orden de arresto, especialmente por “complicidad en un acto de violencia voluntaria”.

Probablemente será juzgada en rebeldía, representada por su abogado francés.

En septiembre de 2016, un fontanero fue a trabajar en el apartamento de la princesa, en la Avenida Foch. Según su historia, él tomó una foto de la habitación en la que se suponía que estaba trabajando y ella lo acusó de hacer instantáneas robadas para vender a los medios de comunicación.

Encolerizada, Hassa bint Salman ordenó entonces, según las palabras del trabajador, entrevistado por el semanario Le Point, a su guardaespaldas que lo golpeara.

El fontanero afirma haber sido golpeado, particularmente en la cara, y humillado.

El guardaespaldas supuestamente le robó su móvil, le ató las manos manos atadas y le ordenó arrodillarse para besar los pies de la princesa. Él dijo que solo le permitieron salir del apartamento después de varias horas. Esta versión es negada por el abogado de la princesa.

El guardaespaldas ha sido acusado de “robo”, “violencia intencional con el uso o amenaza de un arma” y “secuestro”.

La princesa será juzgada por “robo” de un teléfono móvil, “complicidad en la violencia intencional con el uso o amenaza de un arma” y “complicidad en el secuestro”.

Esta no es la primera vez que la familia real saudí comparece ante el sistema de justicia francés. En marzo de 2013, este último ordenó la confiscación provisional de bienes adquiridos en Francia por Maha al Sudairi, la esposa divorciada del ex príncipe heredero Nayef ben Abdelaziz Al Saud (quien falleció en junio de 2012), debido a facturas impagadas.

El incidente ocurrió durante la estancia de princesa Maha al Sudairi en París entre el 22 de diciembre de 2011 y el 17 de junio de 2012. Ella intentó presuntamente abandonar el lujoso hotel Shangri-La Paris con el séquito de su familia, sesenta personas, dejando una factura impagada de casi 6 millones de euros.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente