Portada - Últimas noticias

alt

RenZhengfei dirigió a sus empleados, a través de un documento interno, un discurso de fuertes resonancias bélicas, al tiempo que su compañía experimenta nuevas presiones por parte de Washington.

El fundador del gigante de telecomunicaciones chino Huawei, RenZhengfei, advirtió que su compañía está pasando por un "momento de vida o muerte" y aconsejó a los empleados con poca carga laboral que se reorganicen para explorar nuevos proyectos o verán sus salarios recortados cada pocos meses o, incluso, perderán sus empleos.

Al tiempo que EE.UU. otorgó, este lunes, una nueva prórroga de 90 días para la puesta en marcha del veto a los negocios con la empresa china –que es el segundo fabricante de 'smartphones' en el mundo y un promotor agresivo de la tecnología 5G–, Ren insistió en un comunicado interno, repleto de metáforas bélicas, que el personal sobrante debe encontrar vías para volverse más útil.

"O bien forman 'escuadrones de comando' para explorar nuevos proyectos, y si tienen éxito podrían ser promocionados a comandantes, o bien pueden encontrar trabajos en el mercado interno. Si fallan a la hora de encontrar un papel, sus salarios serán recortados cada tres meses", declaró Zhengfei.

"Si no pueden hacer el trabajo, dejen paso para que nuestro tanque ruede. Si quieren venir al campo de batalla, átense al tanque para tirar de él: todos necesitan este tipo de determinación", resaltó en el documento citado por Bloomberg Reuters.

De igual manera manifestó que una de las prioridades de la compañía es inducir a los empleados a cumplir "hechos meritorios" y a los gerentes a "promocionar a los empleados destacados lo más rápido posible e inyectar sangre nueva" en la organización.

"Dentro de tres a cinco años, en Huawei fluirá nueva sangre. Luego que sobrevivamos al momento más crucial de la historia, nacerá un nuevo ejército. ¿Para hacer qué? Para dominar el mundo", subrayó.

  • El pasado 19 de agosto el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, anunció la extensión de la licencia general temporal otorgada a quienes comercien con esa compañía china hasta el 19 de noviembre, en vista de que "algunas empresas estadounidenses dependen de [la tecnología de] Huawei, por lo que les estamos dando un poco más de tiempo para que se adapten".
  • Al mismo tiempo, el Gobierno de EE.UU. decidió añadir otras 46 filiales de Huawei a su 'lista negra' comercial.
  • En el marco de una guerra comercial entre EE.UU. y China, Huawei se halla en el punto de mira de Washington, que la acusa de espiar para Pekín a través de sus dispositivos, algo que la compañía niega. En mayo el Departamento de Comercio estadounidense incluyó al fabricante chino en su lista negra comercial, lo que impide a los suministradores estadounidenses negociar con la empresa.
  • Casi simultáneamente, Google anunció que suspendía sus negocios en común con Huawei y que dejará de proporcionar soporte técnico y colaboración para los servicios de Android y Google de ese fabricante.
  • Estas circunstancias empujaron a la compañía a desarrollar su propio sistema operativo, cuyo lanzamiento fue preanunciado este mes.

Huawei quiere crear un "ejército de hierro invencible" para luchar contra los ataques tecnológicos de EE.UU.

La intención, expresada por el presidente del gigante chino, se ha dado a conocer poco después de que Estados Unidos aplazara el restablecimiento de las licencias para la compañía.

El fundador  y presidente de Huawei Technologies,  RenZhengfei,  tiene la intención de iniciar una revisión de tres a cinco años de la empresa, creando  un "ejército de hierro invencible" para luchar contra los ataques tecnológicos de EE.UU., según  informa Bloomberg, que tuvo acceso a un  memorando interno del  gigante chino de las telecomunicaciones.

En el documento  Ren señaló que ahora se necesita una renovación interna para  satisfacer las necesidades en tiempos de guerra, lo que significa que las organizaciones consideradas innecesarias o redundantes serán eliminadas. Sin embargo, el multimillonario no proporcionó detalles sobre cómo podría ser desarrollada tal reestructuración.

"Tenemos que completar una revisión en condiciones duras y difíciles, creando un ejército de hierro invencible que pueda  ayudarnos a lograr la victoria", escribió Ren en la carta fechada el pasado 2 de agosto. "Tenemos que completar esta reorganización dentro de tres a cinco años", agregó el fundador de Huawei.

HarmonyOS y tecnología 5G

Al mismo tiempo, RenZhengfei habló en el  memorando sobre la  ventaja de Huawei contra EE.UU. en la tecnología 5G.  "Estados Unidos no utiliza la tecnología 5G más avanzada. Eso puede dejarlo  atrás en el sector de inteligencia artificial", señaló el presidente de la compañía china.

El pasado 27 de julio, Huawei  lanzó su primer teléfono inteligente con tecnología 5G,  Mate 20 X,  para uso comercial en Shenzhen.

Además, el pasado viernes, la compañía  anunció el lanzamiento de su propio sistema operativo denominado HarmonyOS, que podrá reemplazar a Android si el 'software' de Google fuera excluido de sus futuros teléfonos inteligentes.

  • Huawei vive un  enfrentamiento  con Washington, que  lo  acusa de  espiar para Pekín a través de sus dispositivos, algo que la compañía niega.
  • El pasado mes de mayo, el Departamento de Comercio de EE.UU.  incluyó al fabricante chino en su  lista negra  comercial, lo que impide a los suministradores estadounidenses negociar con la empresa.
  • Casi simultáneamente, Google  anunció  que suspendía sus negocios en común y  dejará de proporcionar soporte técnico  y colaboración para los servicios de Android y Google de ese fabricante.
  • Tras su reunión con el presidente chino, Xi Jinping, en el marco de la cumbre del G20 celebrada en Japón a finales del pasado junio, el presidente de EE.UU., Donald Trump,  suavizó su postura sobre  Huawei  y  declaróque permitirá que se le vendan componentes estadounidenses.
  • Sin embargo, la semana pasada  transcendió que  EE.UU.  aplazó  el restablecimiento de las licencias para Huawei  después de que China  anunciara que deja de comprar bienes agrícolas al país norteamericano.

Huawei presenta Cyberverse, la nueva plataforma de servicios de realidad aumentada con fines turísticos

Huawei, el gigante tecnológico chino de las telecomunicaciones, ha presentado este domingo  una plataforma de servicios de realidad aumentada y virtual identificada como Cyberverse, que ayudará a las personas orientarse en el espacio y a obtener más información sobre el mundo, según ha anunciado WeiLuo, experto en estrategia de la empresa en el área de equipos informáticos,  informa TASS.

El anuncio ha tenido lugar en el marco de la conferencia anual de desarrolladores que la compañía celebra este fin de semana en la ciudad china de Dongguan. Según explican sus creadores, un usuario de esta plataforma  podrá escanear el interior y exterior de un edificio y subir la información sobre el objeto concreto a través del nuevo servicio para que, después, otra persona pueda apuntar su teléfono inteligente hacia estos objetos y recibir la información visual con Cyberverse. El servicio se puede utilizar en las calles y dentro de edificios.

Según WeiLuo, esta tecnología puede ser útil en  el ámbito del turismo, ya que el viajero será capaz de ver con su móvil la información sobre un lugar histórico, una escultura, un edificio antiguo o unos indicadores de ruta para llegar a su destino. Asimismo, podrá ver información importante sobre mercancías que desee comprar, como el precio y la disponibilidad de  su tamaño, sin necesidad de entrar a una tienda.

"La información digital ahora está disponible para todos, pero es invisible en el mundo real. Por primera vez decidimos combinarla con el mundo real.  En su vida real, ahora puede obtener información digital visualmente", ha destacado el especialista durante la presentación.

Según el plan de la empresa, cinco lugares diferentes serán digitalizados para Cyberverse  antes del cuarto trimestre de 2019. Se espera que su número alcance los 100 en el segundo trimestre de 2020.

China, lista para un enfrentamiento con EEUU por invertir en Irán

China invierte en tres proyectos energéticos clave en Irán, pese a las sanciones de EE.UU., y alista su “opción nuclear” ante cualquier reclamo de EE.UU.

El sitio web internacional de energía OilPrice.com, citando a  una fuente que trabaja estrechamente con el Ministerio de Petróleo de Irán, publicó el martes que los inversores chinos han decidido continuar participando en los proyectos iraníes de la fase 11 del campo de gas iraní Pars del Sur, el campo petrolífero de Yadavaran y la terminal de exportación de petróleo Yask.

La Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC, por sus siglas en inglés)  se convirtió en el principal inversor en la fase 11 del campo gasífero después de que la compañía francesa Total se retirara del proyecto en agosto, debido a las crecientes presiones de Estados Unidos.

La fuente también ha asegurado a la página digital que Pekín está preparado para enfrentar a Estados Unidos por su decisión de participar en los tres  proyectos de desarrollo iraníes.

“Si hay más obstáculos de EE.UU. en cualquiera de estos proyectos chinos en Irán, entonces Pekín invocará con toda su fuerza la ‘opción nuclear’ de vender todo o una parte significativa de su tenencia de 1,4 billones de dólares de letras del Tesoro de EE.UU.”, explicó el medio digital.

Es probable que la venta a gran escala de letras del Tesoro estadounidense desencadene una caída del dólar, un enorme aumento en los rendimientos de los bonos, el colapso del mercado inmobiliario y el caos del mercado de valores, han advertido las principales figuras de los laboratorios de ideas (thinktank) de China.

En  mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la salida  unilateral de su país del pacto nuclear, suscrito en 2015 entre Irán y el entonces Grupo 5+1— integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, China y Rusia más Alemania—. En  noviembre, Washington  impuso varias tandas de sanciones a Irán que afectaban en particular al sector energético.

Además,  Washington decidió  a partir del 2 de mayo pasado  no prorrogar las exenciones otorgadas a ocho compradores de crudo iraní, incluido China, para materializar su objetivo, hasta ahora incumplido, de  “reducir a cero” los ingresos petroleros de Teherán.

En el marco de la política de presión a Irán,  Trump  conminó a las empresas internacionales  a desistir de  hacer negocios con la República Islámica, si no querían que sus macronegocios en el mercado estadounidenses se vieran afectados por acciones punitivas similares a las  impuestas a Teherán.

Sin embargo, China ha condenado “la imposición unilateral de sanciones” estadounidenses al país persa y ha asegurado que defenderá su derecho a comerciar con Teherán y continuará importando petróleo iraní por  salvaguardar su “seguridad energética”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS