Portada - Últimas noticias

Como ya hemos venido publicando en Elespiadigital.com en dos amplios informes de una activista sueca de izquierdas, el diario The Times también ha cargado en un artículo demoledor contra la adolescente Greta Thunberg, que lleva meses protagonizando protestas para sensibilizar a la opinión pública contra el cambio climático.

Según señala el periodista Justin Rowlatt, corresponsal de la BBC para asuntos climáticos, la niña sueca y su entorno mantienen vínculos con "el lobby de la energía verde, determinadas élites del movimiento ecologista y el think tank de un exministro socialdemócrata sueco". Estas organizaciones, señala Rowlatt, financian algunas de las principales empresas energéticas del país".

El periodista señala que Greta Thunberg está siendo usada, sea ella consciente o no, como punta de lanza de una estrategia de presión "que busca generar unos réditos empresariales concretos".

Ingmar Rentzhog, fundador de la plataforma 'We Don’t Have Time', o el activista climático Bo Thoren, líder de un movimiento contra los combustibles fósiles, son algunos de los artífices de la popularidad de Greta Thunberg, y figuran entre los beneficiados de su éxito.

"Thoren llevaba tiempo buscando caras frescas para sus campañas verdes", señala el rotativo. "En mayo de 2018, Thunberg fue galardonada por un periódico por un artículo de corte ecologista y Thoren se puso en contacto con ella y con otros niños que participaron en aquel concurso de escritura. Fue él quien les propuso una huelga escolar, inspirándose en lo que ocurrió en una escuela de Parkland, Florida, tras un tiroteo que acabó con la vida de distintos alumnos", recoge el diario.

El padre, involucrado

En este entramado, interpreta también un papel protagonista el padre de Greta Thunberg, Svante, que fue actor pero ahora es el mánager de su hija, así como Daniel Donner, que ejerce como jefe de prensa de la niña.

"Donner trabaja en la oficina de un lobby con sede en Bruselas conocido como 'European Climate Foundation'", financiado por importantes grupos empresariales y financieros, concluye el artículo de The Times.

Según el extenso reportaje publicado en The Times firmado por Dominic Green, el activismo de Greta también estaría favoreciendo a grupos poderosos que la podrían estar utilizando para sus propios beneficios: “El fenómeno Greta también ha involucrado a lobistas verdes, relaciones públicas, eco-académicos y un grupo de expertos fundado por una rica ex ministra socialdemócrata de Suecia con vínculos con las compañías de energía del país. Estas compañías se están preparando para la mayor bonanza de contratos gubernamentales de la historia: la ecologización de las economías occidentales. Greta, lo sepan o no ella y sus padres, es la cara de su estrategia política”, escribe el periodista.

Green explica sus sospechas sobre la utilización de Greta remontándose a los inicios de cómo se volvió viral: “La historia que cuenta la familia es que Greta inició una huelga en el parlamento sueco la mañana del 20 de agosto del año pasado. Ingmar Rentzhog, el fundador de la plataforma, We Don’t Have Time, justo pasaba por allí. Inspirado, Rentzhog publicó la fotografía de Greta en su propia página de Facebook. Al final de la tarde, el periódico Dagens Nyheter tenía la historia y la cara de Greta en su sitio web. El resto es viral”. El periodista afirma que Rentzhog, vía email, le dijo que conoció por primera vez a Greta a las puertas del parlamento, pero luego reconoció haber conocido a la madre de Greta, la cantante de ópera Malena Ernman, “tres o cuatro meses antes de que comenzase todo” cuando ambos compartieron escenario en una serie de conferencias contra el cambio climático en Estocolmo. Rentzhog no apareció en el lugar en el que Greta se encontraba manifestándose por casualidad, sino que había sido informado por email por Bo Thorén, un activista del grupo local Fossil Free Dalsland. Bo Thorén se había puesto en contacto con Greta después de que esta ganase un concurso de escritura sobre medioambiente del periódico sueco Svenska Dagbladet y fue quien tuvo la idea original de la huelga de estudiantes.

La propia Greta ya había reconocido que, efectivamente, esa fue la forma en la que conoció a Thorén: “Me gustó la idea de una huelga de estudiantes, por lo que la desarrollé y traté de que se me unieran otros jóvenes. Pero nadie estaba realmente interesado. Pensaban que una versión sueca de la marcha Zero Hour tendría un impacto mucho mayor. Por lo que decidí planificar la huelga estudiantil por mi cuenta y después de eso no participé en ninguna otra reunión”, afirmó Greta.

“No he inventado a Greta”, ha reconocido Rentzhog al periodista, ”pero he ayudado a difundir sus acciones a una audiencia internacional”.  We Don’t Have Time, la plataforma de Rentzhog, apareció en 2017 con el propósito de “responsabilizar a los líderes y a las empresas por el cambio climático usando el poder de las redes sociales”. Como explica Green, Rentzhog y su socio, David Olsson, tienen un pasado en el mundo de las finanzas y no en la ecología: como fondos inmobiliarios o corporaciones de inversión. En mayo de este año, Rentzhog y Olsson se convirtieron en presidente y miembro de la junta, respectivamente, de la think tank Global Challenge, cuya fundadora, Kristina Persson, es heredera de una gran fortuna industrial y fue Cooperación Nórdica y Ministra de Desarrollo Estratégico entre 2014 y 2016 en el gobierno Sueco. También fue representante del gobierno del banco central de Suecia.

“Entre los asesores principales de Global Challenge está Catharina Nystedt Ringborg, ex directora ejecutiva de Swedish Water, asesora de la Agencia Internacional de Energía y ex vicepresidenta del gigante energético sueco-suizo ABB. Ringborg también es miembro de Sustainable Energy Angels, una firma de capital de riesgo de energía verde, cuyos miembros son el quién es quién del sector energético sueco. Su presidente y el presidente de su comité de inversiones son ex empleados de ABB, al igual que cuatro de sus 17 miembros”, escribe el periodista, “así que cuando Greta conoció a Rentzhog, él ya era el presidente asalariado de un grupo de expertos privado propiedad de una ex Ministra socialdemócrata con experiencia en el sector energético. Su junta estaba repleta de poderosos intereses sectoriales, incluidos políticos de carrera, líderes sindicales y lobistas con vínculos con Bruselas. Y la vicepresidenta de su junta, Ringborg, era miembro de uno de los grupos de inversión en energía verde más poderosos de Suecia”.

We Don’t Have Time y Global Challenge lanzaron un Plan de Emergencia Climática que tiene puntos en común con el discurso de Greta, según este plan, el modelo que los gobiernos deben seguir pasa por ecologizar el negocio energético global a través de una inversión masiva del gobierno y una legislación de emergencia.

“Para los titanes de la energía en Suecia, como en otros lugares, salvar el planeta significa contratos gubernamentales. Los lobistas de la energía verde están utilizando tácticas de miedo populistas y una cruzada de niños para evitar a los representantes electos. Pero el destino es la tecnocracia, no la democracia; beneficio, no redistribución. Greta, una hija del capitalismo despierto, está siendo utilizada para facilitar la transición al corporativismo verde“, escribe el periodista.

Análisis: Greta la científica

Michel Onfray

François de Rugy, atrapado este verano por las langostas enloquecidas, tal vez porque estaban empapadas con Yquem, dejó su cargo como Ministro de Ecología. ¡Me hubiera gustado que fuera reemplazado por Greta Thunberg que, vegana, nunca podría haber causado la muerte de estos pobres crustáceos gigantes! Vegana y probablemente bebedora de agua, ella nunca sale sin su calabaza roja ecorresponsable, como antes el Capitán Cousteau con su gorra u hoy Christophe Barbier que usa su bufanda roja incluso durante una ola de calor. Lo siento: en tiempos de episodios calientes la chica que nunca sonríe, como Buster Keaton a quien se parece tanto, tampoco podía vaciar la bodega del contribuyente. Sería una garantía de moralización de la vida política después de quince deserciones desde el comienzo de su corto reinado,

Esta chica tiene una cara de cyborg que ignora la emoción: sin sonrisa, sin risa, sin asombro, sin dolor, sin alegría. Parece una de esas muñecas de silicona que anuncian el fin del ser humano y el advenimiento del posthumano. Tiene la cara, la edad, el sexo y el cuerpo de un cyborg del tercer milenio: su envoltura es neutral. Desafortunadamente es hacia lo que el humano camina.

Los periodistas nos hacen saber con gran cautela, casi en tono de disculpa, que ella es autista; hay que decirlo, sin decirlo, sin dejar de decirlo. Dejo esta información a un lado. El uso metafórico de esta palabra está prohibido por el buenismo, pero también se descubre que está en su sentido original. Entonces lo decimos, pero no dijimos nada.

¿Qué alma vive en este cuerpo sin carne? Es difícil saberlo ... Está fuera de la escuela todos los viernes avisando de un holocausto para salvar el planeta. ¿Será suficiente? Dada la modestia de la oferta, me temo que no ...

Demasiado contenta con este magnífico pretexto para no ir a la escuela, un rebaño de ovejas de esta generación que piensa que son libres al combatir el catecismo que los adultos les enseñan, propone seguir su ejemplo y ofrece en expiación sacrificar la cultura que podrían haber adquirido si fueran a a la escuela...

¡El cyborg sueco incluso ha anunciado que planea tomar un año sabático para salvar el planeta! De hecho, ¿para qué aprender cosas en la escuela cuando ya sabes todo sobre todo? La prueba, con la pluma en la mano, es que de noche en la cama lee con pasión los voluminosos registros del IPCC cuyas cifras publica, hace ciencia con una voz de hoja de hierro: una vez, fueron Rimbaud o Verlaine quienes leíamos cuando teníamos diecisiete años ...

¿Cuánta inteligencia tiene este cyborg? No lo se ... Lo que lee, lo que no dice libremente, no está escrito por una niña de su edad. La pluma se siente demasiado técnica. Su voz lleva el texto de otros que no aparecen. ¿Qué es además de un cyborg, si no el sujeto de actores invisibles? Esta inteligencia es realmente artificial, en el sentido etimológico: es un artificio, en otras palabras, un producto fabricado. Toda la cuestión es averiguar por quién. Pero la respuesta es simple, basta hacer otra pregunta: ¿quién se beneficia de este crimen? La respuesta está probablemente en uno de los archivos del IPCC: la biblia de esta lumbrera de silicona.

¿Qué dice este cuerpo, que es un anticuerpo, esa carne que no tiene materia, esa alma que está en huelga en la escuela, esa inteligencia ventrílocua? Lo que los adultos del bienestar progresivo han estado vendiendo durante décadas.

Nuestro tiempo ve a los niños reyes aparecer en primer plano. Dije en otra parte que la enfermedad había llegado al Palacio del Elíseo. Este reinado de niños reyes es el de la intolerancia a la frustración y el desprecio de los adultos, mientras que estos seres en el curso de fabricación se contentan con cortar los discursos de los adultos, al menos, algunos adultos, convirtiéndose en la Guardia iluminada de la metamorfosis más reciente del capitalismo: el ecologismo. Este cyborg habla por boca de una revolución iniciada por el capitalismo verde.

Ciertamente, como siempre, los motivos reales (ganancias inconmensurables ...) no pueden admitirse como tales. Necesitamos un excipiente moral para que esta revolución mantenga la adoración del Becerro de Oro. ¿Y qué mejor que el proyecto de salvar un planeta en peligro de muerte?

Esta chica de dieciséis años que planea dejar de ir a la escuela y ya que habla en nombre de la Ciencia, ignora que un filósofo llamado Hans Jonas escribió hace mucho tiempo el software con el que trabaja su inteligencia artificial.

En El Principio de Responsabilidad (1979), Jonas hace parecer que, en términos de supervivencia del planeta, se trata de poner fin a la razón de la Ilustración, que no produjo nada, excepto catástrofes, y que es necesario ahora optar por "una heurística del miedo". En otras palabras: debemos dramatizar, preocuparnos, amplificar, exagerar, asustar, es decir, todo lo contrario de pensar, examinar, analizar, debatir. Ya no pensamos, recitamos; ya no examinamos, atacamos; ya no reflexionamos, cantamos; ya no debatimos, insultamos, excomulgamos, anatemizamos. Atacamos ...

Este cyborg poscapitalista habla en nombre de la ciencia. Pero, desde la altura de sus dieciséis años, ¿qué sabe ella sobre astrofísica, ciclos cósmicos, tormentas solares y sus ciclos, tanta información que también es ciencia, pero a la que ella nunca se refiera a la hora de pensar en el tema del calentamiento global como si fuera una verdad innegable: no hay dudas sobre este hecho.

Para Greta Thumberg, parece que la ciencia se reduce al compendio de pasajes para ser recitados, hieráticos como en un patio del palacio del planeta, después de aprender las oraciones escritas en los informes del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

En la Asamblea Nacional, donde, al parecer, fue invitada por un caballero, todavía con la máscara de Buster Keaton, dio una fría charla a adultos que, siendo despreciados, aplaudieron concienzudamente. Algún día será necesario reflexionar sobre el papel desempeñado en la política por la humillación de algunos que disfrutan de encontrar maestros y disfrutar en la sumisión: fascista, marrón, rojo, negro, islamista o verde.

Esta vez, la maestra es una amante: es una niña con un cuerpo neutral y un discurso beligerante. En la galería, parecía que era Melenchon en el cuerpo de Alicia en el País de las Maravillas. Efecto terrible: la amenaza de la Corte Revolucionaria expresada con una voz blanca pre-pubescente como la muerte ... Es como estar en un manga. Glacial, llamó a los funcionarios electos, golpeó a los políticos, golpeó a los jefes, abofeteó a los adultos, abusó de los periodistas y el público aplaudió, mirándola como si hubieran tenido una nueva aparición de Teresa en Lourdes.

"Nosotros, los niños", dice ella cuando habla. ¿Qué civilización podría construirse con niños? ¡Es el mundo al revés! Además: ¿los niños explican a los adultos que no tienen nada que ver con las clases que les dan y que, como resultado, tienen la intención de tomar un año sabático antes de obtener un certificado universitario? ¡Quiere ingresar al mundo laboral comenzando con varios años de retiro! Es cierto que el corazón del proyecto presidencial del "socialista" Benoit Hamon ...

¿Cuáles son los adultos que han hecho esta generación de reyes que decretan criminales adultos, irresponsables, despreciables, detestables? Como en los mangas, ellos disfrutan y dicen "¡Encore! Encore! "... ¿Ataca a los periodistas? ¿Y qué responde la corporación? Ella aguanta los golpes y se obliga a sonreír: si fuera Melenchon, vomitarían, pero como es Mélenchon envuelto en las cintas de Alicia, bajan la cabeza, miran sus pies y giran suavemente ... ¿El látigo golpea por encima de las cabezas de los jefes? El Medef guarda silencio y, avergonzado, toma la mano de los periodistas.

La sueca Alice abronca a los adultos, les dice, con su cara no de mármol sino de látex: somos objetos de odio, nos amenazan, nos tratan como mentirosos. Los adultos sensibles que encarnan la representación nacional aplauden ... Tomando un látigo más largo, agrega, y se dirige a lo mismo: "no son lo suficientemente maduros". En un espasmo de disfrute sadomasoquista, excepto una mujer que parece tener cojones (bravo señora), todos aplauden.

Y luego, como el diablo está en los detalles, este cyborg neutro, pálido como la muerte, con la cara estirada por los alfileres de la nada, a veces firma sus imprecaciones con el índice y el dedo medio de cada mano, como para indicar comillas. Solo en estos casos todavía parece humana.

Entonces encontramos, desbordando esta inteligencia artificial, un gesto de la humanidad, incluso si es un gesto paneuropeo: es el de una niña de dieciséis años que tiene las sacudidas de su edad, en otras palabras: la ética de su edad ... Bueno, incluso podría usar un tatuaje y volver a su hotel vegano en un scooter eléctrico, escoltada por ciclistas de la República. ¿Qué espera Macron para nombrarla en lugar del ministro que la langosta ha matado?

No hay nada de malo en una niña que quiere ver cuán lejos está su poder de arrodillar a los adultos en el orden de las cosas. Lo peor no está en casa, ella hace lo que hacen todos, está en estos adultos que disfrutan ser humillados por una de sus criaturas: una niña que enseña a adultos que no es tonto e incluso es jubiloso recibir fotos de su descendencia, esto es indudablemente una prueba más de que entramos en la etapa suprema del nihilismo ...

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente