Portada - Últimas noticias

El Ejército yemení ha atacado con misiles y drones blancos militares en el sur de Arabia Saudí, y advierte de que ampliará sus operaciones contra el reino árabe.

Varios aviones no tripulados (drones) Qasef-2k del Ejército yemení y del movimiento popular Ansarolá bombardearon el aeropuerto militar de Arabia Saudí Malik Jalid, en la provincia sureña de Asir, ha informado este jueves el portavoz del Ejército yemení, el general de brigada Yahya Sari.

Sari ha asegurado que las fuerzas yemeníes también lanzaron un misil balístico de medio alcance contra un cuartel operativo saudí en Jizan, sur del reino árabe. El misil impactó con alta precisión en el blanco determinado, ha añadido.

Asimismo, ha explicado que “el ataque contra el cuartel de los agresores (saudíes) se realizó tras una operación de seguridad en la frontera”.

La artillería y los combatientes populares de Yemen realizaron el mismo miércoles otras operaciones dentro de la zona fronteriza suroccidental de Arabia Saudí, en concreto en el pueblo de Al-Joba y la montaña de Al-Dud, donde han matado o herido a varias tropas saudíes y destruido uno de sus tanques tipo Abrams.

Igualmente, las fuerzas yemeníes han lanzado un misil Zelzal-1 en Alab, en la provincia de Asir, en el suroeste de la monarquía árabe, y han dejado lesionado a varios militares saudíes.

Las fuerzas del Ejército yemení, apoyadas por los comités populares, han intensificado en los últimos meses sus ataques de represalia contra posiciones vitales de Arabia Saudí, destruyendo importantes instalaciones en aeropuertos y centros militares de Riad. Han avanzado además en las localidades controladas por los mercenarios pagados por los Al Saud dentro de Yemen.

Según el viceportavoz del Ejército de Yemen, Aziz Rashe, los ataques aéreos certeros de Yemen contra objetivos saudíes ponen en evidencia la ineficacia de los sistemas de defensa aérea de Riad.

El martes, el vocero de Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, aconsejó al régimen de Riad acabar la campaña militar contra el pueblo yemení para recuperar su seguridad dañada, en vez de recurrir a países extranjeros en busca de ayuda.

Bloomberg: Más de 100 sitios petrolíferos saudíes a merced de Ansarulá 

 

“Esta operación es la segunda de su tipo después de la del 9 de Ramadán, durante la cual los drones bombardearon dos sitios petrolíferos pertenecientes a la compañía Aramco y también es la quinta operación de las 300 planeadas contra objetivos militares y económicos saudíes por Ansarulá”, que ha elaborado una lista de objetivos para atacar en represalia por el embargo contra Sanaa”, escribió el columnista para asuntos yemeníes del periódico libanés Al Akhbar.

Este ataque forma parte de las “operaciones que se centrarán en la vaca lechera de Arabia” en referencia al petróleo, dijo el número uno Ansarulá, AbdelMalek al Huzi, parafraseando a Donald Trump, en su discurso pronunciado unas horas después del ataque. Según él, “este ataque mostró nuestras grandes capacidades, especialmente porque el objetivo está a 1.200 km del sitio fronterizo yemení más cercano”. “Es un ultimátum tanto para Riad como para Abu Dhabi”, precisó.

Estos dos países realmente deberían tomarlo en serio. La operación ilustra inequívocamente el fracaso de cinco años de guerra devastadora que libran sin piedad contra Yemen y contra Ansarulá en particular. Ellos no han podido frenar el desarrollo de la fuerza aérea ni la balística de Yemen.

La agencia internacional Bloomberg también opina que más de 100 campos petrolíferos saudíes, que contienen unos 275.000 millones de barriles de reservas de petróleo, están ahora a merced de los ataques aéreos de Ansarulá.

Arabia Saudí no pudo negar el ataque, que provocó un incendio en el sitio en cuestión. Riad ha intentado internacionalizar el conflicto por voz de su ministro de energía, Jalid al Faleh, que declaró que el ataque “representa una amenaza para la economía mundial”.

Un ministro del Gobierno de Salvación de Sanaa, citado por Al Akhbar, por su parte, señaló que sus fuerzas no utilizaron en este ataque misiles balísticos que habrían causado muchos más daños. El mensaje es permitir que Riad revise sus cálculos y emprenda el camino de la paz. Y también hacer pensar a Abu Dhabi que debe ampliar y acelerar su retirada de Yemen.

Se reducen las exportaciones de petróleo de Arabia Saudí

La Iniciativa Conjunta de Datos de Petróleo (JODI) informó el martes que las exportaciones petroleras de Arabia Saudí cayeron en junio frente al mes previo.

Esa fuente oficial mostró que el reino mantuvo su producción por debajo de los 10 millones de barriles por día (bpd) para ayudar a reducir el exceso de suministro mundial y respaldar los precios.

El mayor exportador mundial de crudo envió 6,7 millones de bpd en junio, por debajo de los 6,9 millones de bpd de mayo. En junio bombeó 9,7 millones de bpd, más de los 9,6 millones de bpd del mes anterior.

Arabia Saudí planea mantener sus exportaciones por debajo de los siete millones de bpd en agosto y septiembre, pese a la fuerte demanda de sus clientes, en su intento por volver a equilibrar el mercado.

En julio, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y un grupo de aliados liderado por Rusia acordaron extender los recortes de producción hasta marzo de 2020.

El objetivo de la medida es para apuntalar los precios del crudo en un momento de debilitamiento de la economía global y de aumento del bombeo en EEUU.

Los hutíes afirman haber atacado un cuartel del ejército saudí

MOSCÚ (Sputnik) — Los rebeldes hutíes atacaron con un misil balístico el cuartel operativo del ejército saudí en la provincia de Jizán, en el suroeste de Arabia Saudí, comunicó la televisión Al Masira controlada por los hutíes.

Un portavoz de las fuerzas hutíes dijo a la cadena que un misil balístico de alcance medio impactó en el cuartel operativo del ejército saudí en la ciudad de Samita en la provincia de Jizán.

Según el portavoz, el ataque causó "muchos muertos y heridos".

Las autoridades de Arabia Saudí aún no han comentado la información de la cadena yemení.

El 20 de agosto, militares saudíes atacaron varias posiciones de los hutíes en el norte de Yemen en respuesta al ataque del 17 de agosto con drones contra instalaciones del yacimiento de Shaybah, en el este de Arabia Saudí, que provocó un incendio en la planta de gas.

Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente legítimo, Abdo Rabu Mansur Hadi, y los rebeldes hutíes.

Después de que los hutíes ocuparan Saná, capital de Yemen, el Gobierno se trasladó a la importante ciudad portuaria de Adén.

En marzo de 2015, intervino en el conflicto, del lado del Gobierno yemení, una coalición encabezada por Arabia Saudí e integrada mayormente por países del golfo Pérsico.

Yemen publica imágenes del dron estadounidense derribado

El movimiento popular yemení Ansarolá publica las imágenes de los restos del dron estadounidense derribado este martes por la noche, 21 de agosto de 2019.

Este miércoles Estados Unidos confirmó el derribo de uno de sus aviones no tripulados (drones) modelo MQ-9 Reaper, mientras sobrevolaba la provincia yemení de Al-Dhamar (suroeste).

El dron en cuestión, al parecer, fue derribado por un misil tierra-aire de los combatientes de Ansarolá, ha indicado este miércoles uno de los informantes a la agencia británica de noticias Reuters en condición de anonimato.

El pasado junio, en un incidente similar, otro dron estadounidense fue abatido por los yemeníes. Estados Unidos es el principal país que apoya a Arabia Saudí en su guerra de más de cuatro años contra Yemen.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente