Portada - Últimas noticias

Ocurrió tras la apertura de una asamblea legislativa sin presencia del bloque del MAS, mayoría en el Parlamento.

La legisladora opositora de Bolivia Jeanine Áñez se ha autoproclamado presidenta interina de ese país, tras la apertura de la Asamblea Legislativa en el Senado, y luego de suspenderse la sesión en Diputados por falta de quórum.

La sesión de la Cámara baja que convocó Jeanine Áñez, exsegunda vicepresidenta del Senado, para tratar la renuncia del presidente Evo Morales, fue suspendida este martes, y se reprogramó para el miércoles.

La bancada del MAS no asistió al Parlamento, luego de haber solicitado "garantías" para que los congresistas pudieran llegar a La Paz, ante las barricadas y la presencia militar que rodeaban al recinto.

Sin embargo, en una sesión relámpago en el Senado, que estuvo en dudas desde temprano, Áñez se autoproclamó como mandataria interina: "Asumo de inmediato la presidencia de Bolivia prevista en el orden constitucional", declaró.

La ahora exlegisladora afirmó además que las nuevas elecciones en Bolivia tendrán lugar después del nombramiento del nuevo Tribunal Electoral.

"Me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país", aseguró Áñez.

Sobre la ausencia de los legisladores del partido del depuesto presidente, Áñez afirmó que "el pueblo" había sido "testigo" de que se habían hecho "todos los esfuerzos necesarios para canalizar la presencia de los asambleístas de las tres fuerzas políticas".

No obstante, agregó que los parlamentarios del MAS ya habían expresado públicamente su decisión de no participar, y responsabilizó al presidente derrocado Evo Morales, y al exvicepresidente Álvaro García Linera, por haber presentado su renuncia, y "abandonado al país acogiéndose al asilo en México", lo que consideró "un abandono de sus funciones".

En una alocución pública previa, Áñez explicó que su ascenso a la primera magistratura se da por línea de sucesión de cargos; sin embargo, aclaró que antes debería asumir la presidencia del Senado, hecho que ocurrió previo a su autoproclamación como mandataria nacional.

Desde el exilio en México, el mandatario dimitido rechazó la maniobra de la oposición, a la que calificó como "el golpe de Estado más artero y nefasto de la historia".

"Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por las Fuerzas Armadas y la Policía, que reprimen al pueblo", escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Por otra parte, el líder indígena denunció "ante la comunidad internacional" que el acto de autoproclamación de una senadora como presidenta viola la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia (CPE), y las normas internas de la Asamblea Legislativa.

Para Morales, dicha violación "se consuma sobre la sangre de hermanos asesinados por fuerzas policiales y militares usadas para el golpe".

Perfil de la golpista Jeanine Áñez, la “presidenta interina” de Bolivia

LA PAZ (Sputnik) — Jeanine Áñez Chávez, la senadora opositora que asumió el mando interino como segunda Presidenta en la historia de Bolivia, es una abogada de 52 años, presentadora de televisión en su juventud y con larga experiencia legislativa.

"Yo siempre he luchado por los valores democráticos, creo en Dios, y en la convivencia pacífica y en la defensa de los valores y derechos femeninos", dijo la nueva gobernante en una entrevista publicada el pasado fin de semana por el diario La Palabra de la ciudad amazónica de Trinidad, de donde es oriunda, cuando surgió la posibilidad de que dirija un mando interino tras la renuncia de Evo Morales y sus allegados.

Jeanine Áñez, quien nació el 13 de agosto de 1967, ingresó a la política como parte de la representación de su departamento de origen, Beni, en la Asamblea Constituyente que entre 2007 y 2009 redactó el texto de la carta magna que Evo Morales promulgó, sustituyendo la antigua denominación de la República por la de Estado Plurinacional.

En esa asamblea destacó por discursos fuertes de defensa de los valores tradicionales y por su rechazo, a la postre inútil, al reconocimiento constitucional de la bandera indígena wiphala como símbolo nacional, a la par de la histórica bandera tricolor rojo-amarillo-verde.

"En mi país no queremos ser del Kollasuyo (del antiguo imperio incaico), no queremos una bandera como la wiphala queremos ser siempre la bandera rojo, amarillo y verde con la que nacimos y así queremos morir", dijo entonces.

La ahora Presidenta fue senadora de una alianza conservadora en el período 2009-2014 y formaba parte de la bancada del partido derechista Demócratas en la actual legislatura que concluirá.

Áñez participó en primera línea en los bloqueos y paros del último mes en su ciudad natal, que fueron parte de las manifestaciones opositoras contra la reelección de Evo Morales y terminaron forzando la anulación de las elecciones del 20 de octubre y la renuncia del gobernante indígena.

Jeanine Áñez está casada con el político colombiano Héctor Hincapié Carvajal, según su registro biográfico en el Senado.

Cocaleros bolivianos desconocen a Presidenta interina y declaran movilización

LA PAZ (Sputnik) — Los sindicatos de productores de coca de Chapare, base sindical de Evo Morales, desconocieron a la autoproclamada Presidenta interina Jeanine Áñez y declararon "movilización nacional" para exigir que el presidente depuesto retorne a Bolivia.

"Nos declaramos en movilización nacional contra el golpe de Estado perpetrado en nuestro país, rechazamos la autoproclamación de la señora Áñez y pedimos aunar fuerzas a todas las organizaciones sociales, para que a partir de mañana tengamos una contundente movilización", dijo el líder sectorial Andrónico Rodríguez.

La declaración de Rodríguez, vicepresidente de las seis federaciones de cocaleros que encabeza Morales, fue transmitida por la radio sindical Kausachun Coca unas dos después de que Áñez asumiera por sucesión directa y sin voto parlamentario la Presidencia que estaba en vacancia desde el domingo 10.

Tras el anuncio de Rodríguez se divulgaron en las redes digitales sendas convocatorias de la Confederación Sindical Única de Campesinos y de la Federación de Campesinos de La Paz, ambas aliadas de Morales, a paros y bloqueos de carreteras contra la presidenta Áñez a partir del miércoles.

Rodríguez dijo que continuarán los bloqueos de carreteras que ya realizaban los sindicatos de Chapare (centro) desde que Morales fue forzado a renunciar por un golpe cívico-político que desconoció las elecciones del 20 de octubre, arguyendo un supuesto fraude.

En contraposición, los líderes de los paros y bloqueos que lograron abatir a Morales anunciaron la suspensión de esas protestas a partir de la medianoche del martes 12.

Manifestantes en La Paz piden regreso de Evo Morales y llamado a elecciones

LA PAZ (Sputnik) — Un grupo de manifestantes convocados en torno a la Plaza Murillo del centro de La Paz y en la zona de El Alto reclamaban el retorno del depuesto mandatario Evo Morales, exiliado en México, al tiempo que exigían la renuncia de la diputada Jeanine Áñez, principal candidata a asumir la presidencia por sucesión constitucional.

"Los fascistas han logrado que salga Evo porque no solo querían la presidencia sino atentaban contra civiles pero tendrá que volver y tendrán que darle garantías porque es el único que vamos a aceptar nosotros que convoque a elecciones", dijo a Sputnik Adriana Guzmán.

Sobrevuelos de aviones de combate y marchas masivas de vecinos de la ciudad de El Alto reavivaron el martes la tensión en el centro de La Paz, donde miles de personas aguardaban que la Asamblea Legislativa confirmara a Áñez como presidenta interina tras la renuncia de Evo Morales.

"El Alto exige dos cosas: que la senadora Jeanine Áñez desista de su intención de ser presidenta, porque es racista, y que la Asamblea Plurinacional apruebe una resolución de desagravio a la whipala, nuestra bandera originaria", expresó la resolución de un cabildo o asamblea popular alteña leída durante las marchas.

Áñez, por su parte, manifestó que la whipala se mantiene como un símbolo patrio y expresó que "todos somos iguales, es el momento de resaltar la unidad e igualdad".

Las columnas que llegaron hasta el centro de La Paz pidieron en forma pacífica a los policías allí apostados que los dejaran ingresar a la Plaza Murillo, centro de las protestas en la capital boliviana, aunque sin éxito.

"Mesa, Camacho, esto es tu culpa" y "Mesa cabrón, octubre no se olvida", fueron los cánticos de los manifestantes junto con "Áñez fascista, queremos tu renuncia".

La dirigente feminista aymara también denunció que existen listas negras que circulan en las redes sociales con nombres de personas afiliadas o cercanas al MAS, partido gobernante hasta el domingo 17.

"La policía y los militares acompañan este golpe de Estado, han salido a reprimir, han disparado desde un helicóptero ayer en la ciudad de Cochabamba y tenemos heridos; ayer tuvimos tres muertos en la represión de la ciudad de El Alto por balas de la policía, gran parte del pueblo está en las calles y otra parte del pueblo está desinformada", denunció Guzmán.

Hasta el momento no existen cifras oficiales de muertos o heridos por las protestas en las distintas ciudades de Bolivia por la acefalía gubernamental.

El Alto

Los dirigentes de las marchas alteñas, que presentaron la resolución durante la protesta en las calles que estaban vacías por los bloqueos previos de activistas cívicos contrarios a Morales, dijeron, sin identificarse, que la movilización era "autoconvocada por vecinos ante la falta de dirigentes".

Los manifestantes proferían insultos y gritos de desaprobación cada vez que una pareja de aviones militares sobrevolaba a baja altura el centro paceño.

Había también militares desplazados en varias calles de La Paz, en refuerzo a la vigilancia policial en un área de 20 manzanas en torno a la Plaza Murillo.

Defensoría denuncia la muerte de 4 personas en medio de las protestas en Bolivia

 

Elementos de seguridad lanzan gas lacrimógeno a simpatizantes del presidente depuesto Evo Morales en Cochabamba, Bolivia el 12 de noviembre de 2019

La Defensoría del Pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia denunció la muerte de cuatro personas en diversas manifestaciones en ese país, tres de las cuales habrían muerto por impacto de arma de fuego, debido a las intervenciones conjuntas de las Fuerzas Armadas y la Policía.

La institución que vigila y defiende los derechos humanos señala que dos de las víctimas mortales se registran en la capital de La Paz, una en Cochabamba y una más en Potosí.

La Defensoría exigió al Ministerio Público la investigación de los hechos, al tiempo que llamó a las fuerzas del orden al uso "proporcional de la fuerza".

Dos de las víctimas, de 48 y 55 años, habrían muerto el 30 de octubre, mientras que una tercera víctima, de 20 años,  falleció el 6 de noviembre, según un seguimiento diario realizado por la institución.

Hasta este martes, la Defensorían del Estado de Bolivia ha contabilizado 467 heridos registrados durante el actual conflicto.

GRUPOS paramilitares y fuerzas especiales van de puerta en puerta, acorralan y golpean a indígenas en los barrios humildes de LaPaz. La "enfumade" o asfixiar a los habitantes con humo es una técnica represiva aplicada por franceses en la guerra colonial de Argelia

Bolivia: la rabia aymara, las barricadas en La Paz y el "poder real"

Las clases acomodadas de La Paz improvisan barricadas en sus barrios ante el temor de un avance de manifestantes que desde El Alto se levantan contra el golpe de Estado en Bolivia. Mientras tanto, el "poder real" busca darle un "barniz democrático" a la persecución de militantes del MAS.

Policías y militares en las calles, barricadas y alambres de púas en las casas. Una postal de lo que se vive en varias zonas de La Paz en las que se concentran las clases medias y acomodadas de la capital boliviana. Son los que, tras celebrar el golpe de Estado contra Evo Morales, ahora temen por las reacciones populares que se desataron en El Alto, la ciudad contigua.

"El ambiente de la noche del lunes [11 de noviembre] fue de gente haciendo vigilia en las esquinas, poniendo alambres de púas entre palo y palo y generando una ciudad que parecía al borde de un enfrentamiento", relató a Sputnik el sociólogo y periodista Marco Teruggi, que se encuentra en el lugar.

La escena paceña se complementa, reportó el periodista, con una fuerte presencia policial —especialmente en la Plaza Murillo, centro del poder político boliviano— y de las Fuerzas Armadas en las calles.

También hay militares en El Alto, donde en las últimas horas unas 30.000 personas salieron a las calles para manifestarse en apoyo a Evo Morales y en rechazo al golpe de Estado. "Una reacción popular ha comenzado a darse porque hay una parte del país que apoya a Evo, es parte de la historia colectiva de los últimos años y no se va a quedar de brazos cruzados", dijo Teruggi.

El levantamiento de El Alto es protagonizado por una población con "una identidad muy importante aymara" que, remarcó Teruggi, "cuando sale, sale por los suyos". Un movimiento identificado con el proyecto colectivo de Morales pero que al mismo tiempo mantiene "una herida muy profunda, no solamente histórica sino presente, porque les han prendido fuego la whipala [bandera de siete colores que identifica a los pueblos originarios]".

Los manifestantes de El Alto sorprendieron a quienes promovieron el golpe de Estado por su reacción "enfurecida y con rabia", lo que llevó a una represión por parte de las fuerzas del orden. Según estimaciones, ya se cobraron al menos dos vidas como resultado. Para Teruggi, la falta de cobertura mediática de la acción de policías y militares podría alentar más desbordes contra los manifestantes en los próximos días.

La posibilidad de que la multitud que se organiza en rechazo al golpe llegue hasta La Paz es lo que mantiene "asustadas" a las clases medias paceñas. Lo mismo sucede con los promotores de la caída de Morales, como el dirigente cruceño Luis Fernando Camacho, o incluso los mandos militares y policiales.

"Por eso Camacho apareció con una whipala o la Policía empezó a hablar en aymara. Se dieron cuenta de que despertaron un incendio que puede ser muy complejo de manejar", explicó Teruggi.

¿Quién manda en Bolivia?

El lunes 11, las Fuerzas Armadas de Bolivia anunciaron su decisión de salir a las calles para reprimir lo que denominaron como "grupos vandálicos". Sin presidente ni ministro de Defensa, la decisión fue tomada por la propia cúpula militar, en coordinación con las autoridades de la Policía.

Teruggi comentó que, si bien el poder político sigue formalmente vacante, detrás del mando militar se encuentran "los hilos del poder real que hay detrás del golpe".

Ese "poder real", especificó, "tiene una cara visible que sería Camacho pero después tiene una cara invisible que son los que financiaron y permitieron que se diera el golpe como tal".

El sociólogo y periodista apuntó que, ante la imposibilidad de mostrarse tal cual es, ese poder se adentra en un proceso de intentar "institucionalizarse", a través del nombramiento como presidenta de la segunda vicepresidenta del senado, Jeanine Añez

"Van a poner a una figura que podrá hablar en los medios, que podrán entrevistar en el exterior y decir 'esta es la nueva presidenta', dando un discurso que hoy no existe, porque nadie puede decir que representa algo hoy", profundizó.

Sin embargo, el "poder real" no recaerá en su figura, aseguró Teruggi. "El poder está en otro lado y tiene un proyecto de restauración conservadora y represiva, una privatización de los recursos estatales y un alineamiento geopolítico con EEUU".

Evo Morales en México: fundamental para salvar su vida

La decisión del derrocado presidente Evo Morales de aceptar la solicitud de asilo en México fue "vital en todo sentido" para el exmandatario, consideró Teruggi. "Lo estaban buscando y me atrevo a decir que era para matarlo", evaluó.

Para el sociólogo, los promotores del golpe de Estado en Bolivia impulsan también un proceso de "revancha" en el que "el mejor trofeo para ellos es Evo Morales".

De todos modos, Teruggi advirtió que la salida de Evo Morales no pondrá fin a la persecución de dirigentes y militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), ya que el plan golpista pretende "descabezar a toda la dirigencia del proceso de cambio" llevado a cabo en los últimos años por el Gobierno del líder aymara.

"Ellos quieren descabezar una historia política y hacerlo implica nombres y apellidos muy concretos de la dirigencia. A su vez, habrá un proceso represivo en los territorios y en las bases para intentar disciplinar", subrayó.

El proceso de selección de un nuevo Gobierno, consideró Teruggi, solo servirá como "barniz democrático" para "aterrizar una elección dentro de un tiempo, cuando ya hayan hecho ese proceso de persecución y estén seguros de que Evo Morales no pueda regresar".

Evo Morales, desde México: "Un militar recibió una oferta de 50.000 dólares a cambio de entregarme"

El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, agradeció nada más llegar al aeropuerto internacional de Ciudad de México al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por "salvarle la vida" al ofrecerle asilo político.

"Estoy muy agradecido con el Gobierno de México porque me salvó la vida",dijo Morales en una declaración a la prensa en el hangar del aeropuerto Benito Juárez, después de ser recibido por el canciller mexicano Marcelo Ebrard quien, por su parte, destacó que el político gozará de "libertad, seguridad, integridad y protección de su vida".

Morales, visiblemente cansado, llegó a México acompañado de que quienes fueron su vicepresidente, Álvaro García Linera, y su ministra de Salud, Gabriela Montaño.

"El 9 de noviembre un militar recibió una oferta de 50.000 dólares a cambio de entregarme", explicó en su declaración, en la que añadió que en las horas posteriores al golpe de Estado en su contra, integrantes de su equipo de seguridad le mostraron grabaciones con ofrecimientos de dinero en efectivo para entregar a Morales a sus enemigos políticos.

"Sigue la lucha"

"Gracias a México, a sus autoridades, pero también quiero decir que mientras tenga la vida, seguimos en política, sigue la lucha, y estamos seguros que los pueblos tienen todo el derecho de liberarse. Pensé que habíamos terminado con la opresión, la discriminación, la humillación, pero surgen otros grupos que no respetan la vida y menos a la patria", apuntó.

Para el mandatario boliviano, su único "delito" es ser indígena y haber "implementado programas sociales para los más humildes buscando la igualdad y la justicia". "Solo habrá paz cuando haya justicia social", agregó.

Además, recordó que la oposición de su país actuó de manera violenta para presionar su salida. "Quemaron tribunales electorales, quemaron sedes sindicales, quemaron casas de nuestras autoridades", así como, dijo, la casa de su hermana y la suya en Cochabamba. "Para que no haya más desangres, más enfrentamientos, hemos decidido renunciar", subrayó.

El político boliviano continuó: "Nuestro peor delito o pecado es que ideológicamente somos antiimperialistas. Que sepa el mundo entero que no por este golpe voy a cambiar ideológicamente".

Tras su discurso ante la prensa, el presidente depuesto fue trasladado en un helicóptero modelo Cougar del Ejército mexicano. Por razones de seguridad, el gobierno se reservó la información de dónde pasará la noche.

Un viaje lleno de complicaciones

La aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana, en la que viajó Morales hasta México, partió la noche del lunes desde Chimoré, región de Cochabamba, en el centro de Bolivia, donde el político estuvo refugiado tras su renuncia forzada, y zona en la que comenzó su carrera como líder sindical.

Ante una gran expectación y con al menos ocho horas de retraso, la aeronave aterrizó en México pasadas las 11.00 horas local tras un viaje lleno de complicaciones y en el que se tuvo que hacer frente a toda una serie de problemas legales para sobrevolar el espacio aéreo de varios países.

"Ha sido un periplo por distintos lugares y decisiones políticas", comentó Ebrard, en la rueda de prensa matutina de este martes, donde agradeció las gestiones del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, para trasladar a Morales.

El político boliviano explicó que, pese a su exilio forzado tras el golpe de Estado que se perpetró en su contra luego de proclamarse ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Bolivia, no abandonará la actividad política.

"Mientras tenga la vida, seguimos en política, sigue la lucha, y estamos seguros que los pueblos tienen todo el derecho de liberarse. Pensé que habíamos terminado con la opresión, la humillación, pero surgen otros grupos que no respetan la vida y menos a la patria", apuntó el presidente depuesto boliviano.

Por razones de seguridad, el Gobierno mexicano se reservó la información de dónde pasará la noche Morales y sus colaboradores.

Horas antes

EE.UU. ordena la salida de Bolivia de los familiares de sus funcionarios gubernamentales por los disturbios

El Gobierno de Estados Unidos ha ordenado que los familiares de los funcionarios gubernamentales norteamericanos abandonen Bolivia debido a los disturbios que forzaron la renuncia de Evo Morales y ha autorizado también la salida del personal que no responde a las situaciones de emergencia.

El Departamento de Estado también alertó a los ciudadanos en el mismo comunicado a que se abstengan de los viajes al país latinoamericano, y que el Gobierno estadounidense tiene limitadas posibilidades de brindar asistencia en situaciones de emergencia.

Las autoridades también han actualizado la advertencia de viajes a Bolivia, elevándola del nivel 3 ("Reconsiderar el viaje") al nivel 4 ("No viajar"), que presupone la existencia de "una mayor probabilidad de riesgos para la vida". El Departamento de Estado advierte que los vuelos domésticos e internacionales pueden ser cancelados o retrasados, y que moverse entre las ciudades bolivianas por carretera "es impedido con regularidad".

"Hay recurrentes manifestaciones, huelgas, bloqueos de carreteras en las principales ciudades de Bolivia", resume el comunicado oficial, en el que se detalla que los disturbios "bloquean el tráfico en las principales avenidas, carreteras entre ciudades y el acceso a los aeropuertos".

"Algunas protestas han dado lugar a violentas confrontaciones, y las autoridades locales han usado medidas de control de multitudes para desalentar las protestas", agrega.

En otra sesión vergonzosa, la OEA debate la situación de Bolivia dividida entre las condenas al golpe de Estado y la tesis de "autogolpe" de Almagro

La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha reunido este martes en una sesión extraordinaria, con el objetivo de analizar la situación en Bolivia después de que Evo Morales se viera forzado a renunciar a la Presidencia por la presión de las Fuerzas Armadas.

La sesión establecida con la presentación en detalle del informe de la misión electoral de la OEA sobre las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

En este sentido, el Director del Departamento de Cooperación y Observación Electoral, Gerardo de Icaza, aseguró que en los 4 elementos revisados ​​(tecnología, cadena de custodia de integridad de las acciones, y proyecciones estadísticas) "se encontraron irregularidades desde muy graves hasta indicativas ".

"El resultado probable es que Morales haya quedado de primero y Mesa de segundo. Pero resultó improbable que Morales haya tenido 10 puntos por encima (...) Cualquier futuro proceso debe contar con nuevas autoridades electorales para ser confiables", agregó Icaza.

Golpe de Estado o 'vacío de poder'

Posteriormente, el embajador de Brasil en la OEA, Fernando Simas Magalhães, rechazó la violencia en Bolivia y exigió el respeto y honra la voluntad democrática del pueblo boliviano, aunque no calificó lo sucedido como un "golpe de Estado".

De hecho, el representante de Brasil leyó una declaración firmada por 15 países, entre ellos EE.UU., Argentina, Chile, Canadá, Colombia y Perú, en la que evitan hablar de golpe, hacen un llamado para la conformación de "un gobierno de transición" lo antes posible y piden la pronta convocatoria de nuevas elecciones en Bolivia ante el "vacío de poder".

Mientras tanto, México, país que le brindó asilo a Evo Morales, criticó que la OEA haya permanecido "sorpresivamente callada" ante hechos que constituyeron una violación al orden constitucional.

"Hemos recibido un grupo de personas en nuestra sede diplomática en La Paz (...) y nuestro gobierno tuvo la soberanía de brindar asilo político a Morales, cuya vida se vio en riesgo por acciones violentas en su contra", expresó la embajadora mexicana en la OEA, Luz Elena Baños Rivas.

Por su parte, el embajador de Uruguay ante el organismo, Hugo Cayrus Maurin, lamentó que en la OEA exista "un doble rasero que se aplica el acuerdo a las antipatías o simpatías que se profesan", porque hoy "el presidente constitucional de Bolivia está en el exilio y el poder de hecho, no de derecho, se ostenta en las armas".

"Hasta se ha dicho que en Bolivia las Fuerzas Armadas tienen posibilidad de aconsejar. ¿Desde cuándo una sugerencia de las fuerzas militares puede ser como tal? El eufemismo en este caso parece una burla ", manifestó Maurin.

Autogolpe

A la par, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, calificó los hechos como un "autogolpe" y le pidió a Conferencia Episcopal Boliviana que ayude a instaurar el orden en la nación.

"Sí, hubo un golpe de Estado en Bolivia, y ocurrió el 20 de octubre, cuando se cometió el fraude electoral (...) Esta forma de autogolpe no es nueva", afirmó Almagro, quien agregó que "la reelección no es un derecho humano".

El encuentro de este martes fue convocado a petición de Brasil, Canadá, Colombia, EEUU, Guatemala, Perú, República Dominicana y Venezuela (país que se retiró del organismo, pero que tiene una representación ilegal nombrada por el diputado opositor Juan Guaidó y reconocida por Almagro).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS