Portada - Últimas noticias

Irak vuelve a hacer énfasis en la necesidad de acabar con los complots de los vándalos para socavar los logros de Bagdad en su lucha antiterrorista.

Mediante un comunicado emitido este martes con motivo del segundo aniversario de la gran victoria de Irak frente al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), el presidente iraquí, Barham Saleh, ha pedido a los manifestantes y a las fuerzas de seguridad que impidan que “los enemigos puedan socavar la historia y las victorias de Irak vía los infiltrados y los alborotadores (en las protestas)”.

Por ello, Saleh ha llamado, tanto al pueblo como a las fuerzas de seguridad, a convertir las protestas en un punto de reunión y no en un punto de enfrentamientos.

Asimismo, ha puesto énfasis en la formación de un nuevo gobierno dentro del marco constitucional, después de que el Parlamento iraquí aceptara la renuncia del Ejecutivo del premier, Adel Abdul-Mahdi.

El presidente iraquí se ha hecho eco, de este modo, de las peticiones a la paz hechas por el Gobierno de Bagdad para hacer frente a los actos vandálicos en las protestas pacíficas —que comenzaron en el país árabe el 1 de octubre en reacción a la corrupción, el paro y los ineficaces servicios básicos—, que se tornaron violentas cuando ciertos individuos, haciéndose pasar por indignados, se infiltraron en las movilizaciones para instigar los disturbios.

Saleh ha felicitado, por otra parte, la liberación del territorio iraquí de las garras de los terroristas de Daesh, “ante quienes plantaron resistencia” las fuerzas de seguridad, el pueblo y la Policía iraquíes, así como las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe).

Bagdad anunció en diciembre de 2017 la derrota territorial de Daesh en Irak, no obstante, actualmente existen células durmientes de esta banda takfirí con mucha actividad en el país árabe. Varios informes alertan de que los elementos terroristas aprovecharían las protestas para reforzar sus bastiones.

La semana pasada el grupo Asaib Ahl al-Haq —que forma parte de las Al-Hashad Al-Shabi— avisó que varias células ocultas de Daesh, que todavía existen en Irak, se han infiltrado en las movilizaciones registradas en el país para provocar disturbios y actos violentos con la ayuda de varios actores regionales, entre ellos Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Los responsables iraquíes, ya con anterioridad, habían advertido del papel de EE.UU., Arabia Saudí y el régimen de Israel en provocar disturbios y crear caos en el país árabe, rico en petróleo.

Asesinatos sospechosos exacerban las protestas en Irak

En los últimos días, infiltrados desconocidos han atacado a activistas en Irak, en un intento por infundir temor entre los manifestantes pacíficos.

Un vídeo emitido el lunes en las redes sociales muestra el momento exacto en que dos hombres encapuchados, desde una moto, disparan a matar con una pistola con silenciador al líder Fahem Al-Taiy en la ciudad de Karbala.

En otra grabación, se ve cómo el activista Ihab Yavad Al-Vazni resulta herido tras un ataque de desconocidos en Karbala, en el sur de Bagdad (la capital).

Previamente, se registraron otras agresiones contra otros activistas, entre ellos Mahnad Al-Kaabi, cuyo coche fue blanco de una explosión en Karbala, y Basem Al-Zobeidi, atacado en la provincia oriental de Maysan. Ambos salieron ilesos de estos intentos de asesinato.

En otros hechos sospechosos protagonizado por personas extrañas a las marchas, al menos 20 manifestantes y cuatro policías han muerto, lo que ha provocado más indignación en el país árabe.

“Nos despedimos de un hermano y un querido amigo, un manifestante que amaba Irak, Fahem. Fue asesinado por los infiltrados, los traidores, las manos de traición que matan a los iraquíes, esta máquina que captura las almas iraquíes diariamente”, dijo Ihab Yawad, amigo de Fahem Al-Taiy, durante su funeral.

Desde el inicio de los eventos sospechosos, Bagdad ha denunciado la presencia de algunos infiltrados liderados por otros países para desviar las marchas de su carácter pacífico. En octubre, el Gobierno iraquí creó un comité para investigar los sospechosos asesinatos de manifestantes en las marchas.

VIDEO

Google vuelve a bloquear acceso de HispanTV y Press TV a Youtube

Google ha vuelto a bloquear este martes el acceso de las cadenas HispanTV y Press TV a sus cuentas de YouTube, impidiendo subir nuevos vídeos en estos medios.

Debido a esta nueva restricción, los dos medios no pueden, por el momento, colgar nuevos contenidos. Google justifica su medida indicando que encontró violaciones a sus leyes, aunque no ofrece detalles al respecto.

Tanto HispanTV como Press TV han sido, en reiteradas ocasiones, objeto de la censura mediática. Esto mientras han tenido en años recientes una gran acogida en las redes sociales y miles de personas prefieren estos medios alternativos porque informan contando la verdad de los hechos y prefieren ser la voz de aquellos que no la tienen.

La última vez que la compañía estadounidense evitó dar acceso a las referidas cadenas fue en agosto. La medida desató el rechazo de varias figuras en Irán, quienes tacharon las ofensivas contra los medios de comunicación persas de una flagrante “violación de la libertad de expresión y de la libre circulación de la información”.

La empresa FireEye, principal asociada de Google en la seguridad informática, reconoció en un informe anterior que el bloqueo contra los medios iraníes responde a su creciente influencia en Estados Unidos, el Reino Unido y los países latinoamericanos, a través de las redes sociales.

De acuerdo con el director general de HispanTV, el Dr. Ali Ejarehdar, las empresas tecnológicas como Google actúan conforme a las políticas “hostiles” de Estados Unidos, que buscan acallar la voz de la verdad.

En este sentido, el Departamento de Estado de Estados Unidos pidió a finales de noviembre a las empresas Facebook y Twitter que suspendan, eliminen o bloqueen las cuentas del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, y del presidente de la nación persa, Hasan Rohani.

Tal solicitud no tardó mucho en materializarse, pues Facebook eliminó el pasado viernes la cuenta en lengua árabe del ayatolá Jamenei, que contaba con más de 100 000 seguidores.

La República Islámica atribuye tales comportamientos ilegales a los intentos del Occidente por acallar aquellas voces que difunden la verdad y revelan sus falacias.