Portada - Últimas noticias

La compañía petrolera estatal libia, National Oil Corporation, ha declarado este sábado el estado de emergencia para las exportaciones de petróleo de sus cinco puertos en el este del país africano, una parte del país controlada por el Ejército Nacional Libio (ENL) del mariscal Jalifa Haftar, informa Reuters.

Según se detalla, los puertos en cuestión son Brega, Ras Lanuf, Hariga y Sidra. Previamente, las fuerzas de Haftar ordenaron cerrarlos. De acuerdo a la empresa, esta medida provocaría pérdidas de 800.000 barriles por día, lo que equivale a la mitad de la producción total del petróleo del país norteafricano.

Conflicto en Libia

Actualmente en Libia existe una dualidad de poderes. El Gobierno de Acuerdo Nacional, creado en 2015 como órgano de transición y respaldado por la ONU, tiene bajo su control Trípoli y partes del noroeste del país. En la mayor parte de Libia gobierna la Cámara de Representantes, con la sede en Tobruk, que opera desde 2014 y es apoyada por el ENL.

La situación se agravó en abril del 2019, cuando el mariscal Jalifa Haftar, comandante del ENL, anunció el inicio de una ofensiva militar para tomar el control sobre Trípoli. Actualmente controlan con diferencia la mayor parte del país y se ha adentrado incluso en los suburbios de la capital.

A principios de enero el Parlamento de Turquía aprobó el envío de tropas a Libia para apoyar al Gobierno de Trípoli.

El 13 de enero, la reunión entre los representantes de varias partes del conflicto armado en Libia se celebró en Moscú por iniciativa de Rusia y Turquía y resultó en la elaboración de un documento que ayudaría a especificar cuestiones vinculadas al alto al fuego en el país norteafricano. No obstante, el acuerdo no ha sido firmado por Haftar.

El 16 de enero, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció el inicio del envío de fuerzas militares turcas a Libia.

Más de 3.000 militantes yihadistas enviados desde Idleb a Libia

Fuentes fidedignas y medios de prensa revelaron este viernes que el régimen turco sigue enviando terroristas a Libia desde localidades ocupadas en el norte de Siria.

“Más de 1.700 mercenarios terroristas fueron traslados por las fuerzas del régimen de Erdogan desde Siria a Libia durante las últimas horas”, informaron las fuentes.

Agregaron que las fuerzas de ocupación turcas y sus milicias locales siguen reclutando a terroristas en la ciudad de Afrín en el norte de Alepo y en otras localidades del norte de Raqqa y Hasaka con el propósito de enviarlos a Libia a participar en los combates internos en ese país.

“Hasta la fecha, más de 3.200 terroristas llegaron a esta nación africana desde Siria, donde 19 de ellos murieron durante los combates”, precisaron.

A principios de este mes, la radio francesa RFI reveló que un gran número de mercenarios del régimen turco habían llegado desde Siria a Libia a través de las Líneas Aéreas de Libia y en aviones de otra aerolínea que es propiedad de Abdel Hakim Belhaj, un líder terrorista de Al Qaida que reside en Turquía.

Aliados de Haftar pedirán ayuda a otros países árabes en caso de intervención turca en Libia

En caso de una invasión turca los grupos políticos que apoyan a Haftar consideran la ayuda de los Estados árabes.

“Libia tiene una rica historia de valerosa cooperación con Egipto, Argelia y otros países árabes. Creemos que los árabes adoptarán una posición clara sobre esta cuestión”, expresó Saleh Issa, presidente del Parlamento libio de Tobruk..

Al mismo tiempo, está en contra de cualquier invasión.

“No podemos pedir ayuda extranjera para enfrentar a los libios. En caso de una intervención extranjera, pediremos ayuda a nuestros hermanos árabes”, detalló al considerar que a Italia, que ha anunciado la posibilidad de enviar sus tropas a Libia, no le interesa el memorando marítimo firmado entre Sarraj y Turquía.

Análisis: La marcha de Erdogan sobre Libia

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, confirmó que Ankara enviaría tropas a Libia para apoyar al Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN). Hizo una declaración en este sentido poco antes de la conferencia de Berlín sobre Libia, escribe Kommersant.

El presidente turco no especificó qué fuerzas se enviarían a Libia y qué papel iban a tener. Sin embargo, en su reciente entrevista con CNN Turk, explicó que los militares turcos irían a Libia como asesores militares.

«Turquía quería evitar posibles pérdidas, con la esperanza de que la mera amenaza de desplegar tropas fuera suficiente para tener el impacto correcto sobre el comandante del ejército nacional libio Khalifa Haftar. Sin embargo, dado que esto no sucedió, se puede esperar un verdadero despliegue militar. Sin embargo, Erdogan preferiría no hacer la guerra», dijo al periódico el experto ruso del Consejo de Asuntos Internacionales, Kirill Semenov.

No es casualidad que el presidente turco haya convencido a Rusia para que presente una iniciativa conjunta de alto el fuego para Libia. Ambas partes en el conflicto estuvieron de acuerdo con esta propuesta, pero las conversaciones del lunes sobre un acuerdo de alto el fuego celebrado en Moscú fracasaron. Haftar se negó a firmar el acuerdo.

Aunque la reunión de Moscú no resultó en la finalización del alto el fuego, la tregua, que Rusia y Turquía habían pedido, aún se mantiene. A pesar de los informes sobre combates, nada grave está sucediendo, dijo a Kommersant Romain Grandjean, Director Regional para Medio Oriente y África del Norte en el Centro de Diálogo Humanitario.

Sin embargo, el experto advirtió que la situación era muy frágil y que las hostilidades podrían estallar nuevamente en cualquier momento debido a la ausencia de un fuerte mecanismo de monitoreo.

La conferencia en Berlín podría ayudar a restablecer el nivel mínimo de consenso entre los actores internacionales, y eso será una señal positiva para las partes en guerra de Libia, agregó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19