Portada - Últimas noticias

El artículo de The New York Times, que sostiene que Rusia pagó a milicianos afganos para que asesinaran a soldados estadounidenses, es "probablemente otro trabajo sensasionalista falso" de ese diario, al igual que "su fracasado bulo sobre Rusia", aseguró este domingo el presidente de EE.UU., Donald Trump, en su cuenta de Twitter, recordando el caso de la 'trama rusa' que lo habría ayudado a ganar a las elecciones y que una investigación demostró inexistente.

  • La publicación, que cita fuentes anónimas, sugiere que Moscú ofreció recompensas a milicianos vinculados con los talibanes para que asesinaran a soldados de la coalición en Afganistán, incluidos militares estadounidenses y británicos.
  • El artículo sostiene que la Inteligencia de EE.UU. concluyó hace meses que una unidad rusa había ofrecido el año pasado recompensas encubiertas por ataques exitosos, y que la Administración Trump habría estado deliberando durante meses sobre cómo responder a esta conclusión.

Sin embargo, el mandatario asegura que "nadie" le informó a él, ni al vicepresidente Mike Pence, ni tampoco al jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, "sobre los llamados ataques contra nuestras tropas en Afganistán por parte de los rusos", a diferencia de lo que asegura a través de una "fuente anónima" el "falso" The New York Times.

"Todos lo niegan y no ha habido muchos ataques contra nosotros", señala Trump, que se pregunta "quién es" la fuente del diario, al tiempo que afirma que "nadie ha sido más duro con Rusia" que su Administración.

"El falso The New York Times debe revelar su fuente 'anónima'. Apuesto a que no pueden hacerlo, ¡esta 'persona' probablemente ni siquiera existe!", enfatizó el presidente en otro tuit.

"Noticias falsas que causan amenazas de muerte"

La Embajada rusa en EE.UU. calificó este sábado de "noticia falsa" y de acusación "sin fundamento" el artículo de The New York Times, señalando que los autores de la publicación "obviamente carecen de información sobre la cooperación entre Rusia y EE.UU." en el proceso de paz afgano.

Las acusaciones del diario han derivado ya en "amenazas directas contra la vida de empleados de las Embajadas rusas en Washington y Londres", tuiteó la misión diplomática, que pidió al diario que "deje de fabricar noticias falsas que causan amenazas de muerte".

Por su parte, Zabihullah Mujahid, portavoz de los talibanes, negó que los insurgentes tuvieran "alguna de esas relaciones con cualquier agencia de Inteligencia" y calificó el artículo de un intento de difamación contra ellos.

"Este tipo de acuerdos con la agencia de Inteligencia rusa no tienen fundamento", aseguró el vocero, argumentando que los asesinatos llevados a cabo por los talibanes "fueron continuos en años anteriores" y se llevaron a cabo con sus propios recursos, mientras que, tras el trato con EE.UU., las vidas de soldados norteamericanos están a salvo, ya que no los atacan.

Biden y Trump discrepan sobre la presunta conspiración de Rusia con los talibanes

Joe Biden y Donald Trump han protagonizado una nueva polémica. Esta vez a cuenta de un artículo del New York Times en el que Rusia es acusada de haber conspirado en secreto con el movimiento Talibán para matar a los efectivos estadounidenses en Afganistán. Pero tanto Trump como la CIA, Rusia e incluso los propios talibanes lo niegan.

Tras la publicación del artículo del NYT, el candidato a la presidencia estadounidense del Partido Demócrata, Joe Biden, calificó de vergonzosa la falta de una respuesta por parte del actual presidente de EEUU, Donald Trump.

"No solo ha fracasado en sancionar o en imponer algún tipo de consecuencias a Rusia por esta violación flagrante del derecho internacional, sino también ha continuado su vergonzosa campaña de respeto y siguió degradándose ante Vladímir Putin (...) Es una traición al deber más sagrado que tenemos como nación: proteger y equipar a nuestras tropas cuando las pongamos en peligro", lamentó Biden durante un evento en línea.

Según publicó el periódico citando fuentes anónimas de la inteligencia de EEUU, a cambio de recursos financieros los talibanes también debían atacar a las tropas estadounidenses mientras que se estaban celebrando las conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y el movimiento Talibán.

El presidente Donald Trump, según The New York Times, fue informado sobre esto y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca incluso discutió el informe durante una reunión interinstitucional a finales de marzo del 2020, pero no autorizó ninguna respuesta.

La reacción de Trump y de la Casa Blanca a esta publicación no se hizo esperar.El presidente estadounidense tachó de falsa la existencia de dichos informes y agregó que nadie le había informado ni a él ni al vicepresidente, Mike Pence, ni al jefe de personal de la Casa Blanca, Mark Meadows, sobre los ataques a las tropas estadounidenses en Afganistán.

"Probablemente sea otra noticia falsa de Times, al igual que su fracasado Russia Hoax [se refiere a las acusaciones de su supuesta conspiración con Moscú durante las elecciones del 2016]. ¿Quién es su fuente? (...)", escribió Trump en Twitter.

"Todos lo niegan y no ha habido muchos ataques contra nosotros", resumió.

Desde la propia Casa Blanca confirmaron estos comentarios de Trump.

"La directora de la CIA, el asesor de seguridad nacional y el jefe de personal pueden confirmar que ni el presidente ni el vicepresidente fueron informados sobre la supuesta recompensa ofrecida por parte de la inteligencia rusa", comentó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

¿Qué dice Rusia?

En el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia rechazaron rotundamente estas acusaciones, tildando el artículo publicado por The New York Times de noticia falsa.

"Esta es una filtración ingenua que ilustra a la perfección las escasas capacidades intelectuales de los propagandistas de la inteligencia estadounidense, que, en vez de inventar algo de mayor confianza, salen con estas tonterías. De todas maneras, ¿qué más se puede esperar de la inteligencia estadounidense, que fracasó miserablemente en la guerra de veinte años en Afganistán?", destacaron desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Los diplomáticos recordaron que la inteligencia estadounidense ha estado implicada en el tráfico de drogas, ha pagado a distintos militantes por el tránsito de caravanas de transporte y se ha beneficiado gracias a la implementación de varios proyectos financiados por los contribuyentes estadounidenses.

"¿Quizás a la inteligencia estadounidense no le guste el hecho de que nuestros diplomáticos y los suyos trabajen conjuntamente para iniciar conversaciones de paz entre Kabul y los talibanes? ¡Sus sentimientos se pueden comprender: no quieren perder las fuentes de ingresos ocultos!", concluyó la diplomacia rusa.

Los talibanes defienden que no son "una herramienta de nadie"

El movimiento Talibán también desmintió las acusaciones del periódico estadounidense, enfatizando que no recibió las ofertas de Rusia sobre las que escribe The New York Times.

"Estos rumores se difunden para obstaculizar la retirada de las tropas estadounidenses, debilitar y engañar a los partidarios de la paz en EEUU y atribuir el gran heroísmo y los logros conseguidos por los afganos a los círculos extranjeros. Aseguramos a nuestra gente y al mundo entero que el Emirato Islámico no es herramienta de nadie y no se usa para impulsar metas extranjeras", escribió en su comunicado el portavoz del movimiento, Zabiulá Mujahid.

Trump admite que está perdiendo las elecciones

En medio de las críticas por la respuesta de Trump a las crisis que vive EE.UU., varias fuentes indican que el presidente admite que no ganará las elecciones.

De acuerdo con el informe dado a conocer este domingo por el diario estadounidense POLITICO, algunas personas cercanas al presidente del país norteamericano, Donald Trump, han indicado en los últimos días que el inquilino de la Casa Blanca admitió en privado que está perdiendo las elecciones presidenciales, que se celebrarán en noviembre de este año en curso.

El magnate neoyorquino se ha dado cuenta de la triste realidad recientemente, ha señalado POLITICO, ya que se han conocido los resultados adversos de varias encuestas y ha escuchado las advertencias proferidas por algunos de sus más firmes aliados de que no ganará las próximas elecciones.

Asimismo, ha hecho referencia a una entrevista concedida por el presidente norteamericano a la agencia de noticias Fox News, en la que Trump respondió de mala manera cuando se le preguntó acerca de sus objetivos para un segundo mandato.

También sugirió que podría perder cuando dijo: “el exvicepresidente estadounidense Joe Biden va a ser presidente porque algunas personas, tal vez, no me quieren”.

“Bajo la trayectoria actual, el presidente Trump está en el precipicio de una de las peores derrotas electorales en las elecciones presidenciales modernas y la peor históricamente para un presidente en ejercicio”, indicó Sam Nunberg, exasesor político del mandatario norteamericano.

Trump, de acuerdo con el informe de POLITICO, ha experimentado lo que los asistentes llaman “el peor tramo” de su presidencia, con su último mitin en la ciudad de Tulsa (estado de Oklahoma) el pasado fin de semana, que supuso todo un acto bochornoso al no poder llenar el aforo.

El presidente norteamericano es criticado por su manejo de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y su inhumana e ilegal respuesta a las recientes protestas antirracistas en el país norteamericano, las cuales se desataron a raíz del asesinato del afrodescendiente George Floyd a manos de la Policía de la ciudad de Mineápolis.

Por lo tanto, mientras se acercan las elecciones, las muestras de desconformidad del país con la gestión de Trump de las protestas contra el racismo, la discriminación, la violencia y el odio en EE.UU. pueden suponer más de un dolor de cabeza para el presidente en su intento por permanecer al frente del país.

Alemania sostiene que la relación con EE.UU. no se sanará con otro presidente en caso de perder Trump

"Cualquiera que piense que todo en la colaboración transatlántica será como antes con un presidente demócrata subestima los cambios estructurales", ha declarado el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, este domingo en una entrevista con la agencia alemana DPA.

Según el jefe de la diplomacia alemana, las tensiones y los problemas actuales en las relaciones bilaterales de Berlín y Washington no se resolverán incluso si el actual mandatario estadounidense, Donald Trump, pierde la reelección en noviembre de este año ante su rival principal Joe Biden y el poder pase al Partido Demócrata.

Maas señaló que las relaciones con EE.UU. son "extraordinariamente importantes" y las autoridades trabajan para que tengan un futuro, aunque en su estado actual "ya no cumplen con las demandas que ambas partes tienen de ellas".

Los principales puntos de fricción entre Alemania y EE.UU. son el gasto en defensa y la construcción del gasoducto ruso Nord Stream 2. Trump ha estado presionando a Berlín por no invertir en defensa el 2 % del PIB nacional, cifra acordada por los miembros de la OTAN en 2014 durante el Gobierno de Obama, y anunció la retirada de miles de soldados estadounidenses desplegados en Alemania.

EE.UU. también impuso sanciones relacionadas con la construcción del gasoducto ruso Nord Stream 2, oponiéndose a la cooperación estratégica con Rusia, mientras que Maas ya expresó el rechazo de su país a los continuos intentos de Washington de obstaculizar el proyecto y a las sanciones extraterritoriales, subrayando que "la política energética europea se decide en Europa, no en EE.UU."

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19