Portada - Últimas noticias

En el sur de Chicago un joven de 19 años mató a tiros a dos adolescentes de 16 y 17 años porque las víctimas comentaron su estatura mientras estaban en una tienda local comprando dulces.

Según los medios locales el incidente tuvo lugar por la tarde el sábado 20 de junio. De acuerdo al subjefe de detectives, Brendan Deenihan, el tiroteo tuvo lugar después de que dos adolescentes y un amigo tuvieron un breve encuentro con Laroy Battle, a quien no conocían, en una tienda.

"Las víctimas entraron en la tienda y vieron a Battle que estaba en la cola. Ellos comentaron su estatura, porque Battle es bastante alto, y le preguntaron qué tan alto era diciendo que esperaban ser así de altos algún día", dijo Deenihan en una rueda de prensa la semana pasada. Según el oficial los muchachos eran "niños muy buenos de unas familias realmente excelentes".

Al salir del establecimiento los tres amigos iban camino a casa cuando en un callejón Battle los alcanzó y comenzó a dispararles. Jasean Francis, de 17 años, recibió un disparo en la espalda, el pecho y la mano izquierda. Charles Riley, de 16 años, recibió un disparo en la espalda y la pierna izquierda. Los dos fueron ingresados en el Hospital de la Universidad de Chicago, donde murieron.

El tercer adolescente, que no fue identificado, logró escapar del tiroteo. Más tarde la Policía dijo haber encontrado nueve casquillos en el lugar del crimen.

La Policía de Chicago publicó un twit agradeciendo a los miembros de la comunidad por su ayuda en la identificación del sospechoso. "Gracias a los miembros de la comunidad que nos proporcionaron información. Los detectives pudieron identificar rápidamente a Battle, pero fue la ayuda que recibimos de la comunidad lo que llevó a su arresto".

De acuerdo a Chicago Sun-Times Battle supuestamente admitió que él era el hombre grabado por una de las cámaras de vigilancia del vecindario, pero nunca explicó el motivo de su actuación.

Al joven afroamericano —con anterioridad había sido arrestado en tres ocasiones y fue condenado previamente por uso ilegal de arma, por lo que había recibido la libertad condicional— fue acusado de dos cargos de asesinato en primer grado y le negaron la fianza. Además el día de su arresto la policía encontró a Battle con una "sustancia regulada".

Los adolescentes Riley y Francis completaron las estadísticas de uno de los fines de semana más violentos que Chicago había experimentado en la historia reciente, con 106 disparos, 14 de ellos fatales, incluido un niño de 3 años, resumió Chicago Tribune.

Policía de Seattle confirma que un joven fue asesinado en tiroteo cerca de zona de protesta

WASHINGTON (Sputnik) — El Departamento de Policía de la ciudad estadounidense de Seattle (noroeste) confirmó en un comunicado que un hombre de 16 años fue víctima de un tiroteo más temprano en el día, cerca de la llamada zona de protesta organizada de Capitol Hill (CHOP), que está ocupado por manifestantes antipolicía.

"Los detectives han identificado a la víctima fallecida como un hombre de 16 años", dijo la policía en el comunicado.

Otra víctima de 14 años en el incidente está siendo atendida por heridas de bala en el Centro Médico Harborview, según el documento.

La jefa de policía de Seattle, Carmen Best, dijo durante una conferencia de prensa que los investigadores no tienen información sobre el incidente y no tienen pistas sobre posibles sospechosos.

La semana pasada, tres personas fueron baleadas en 48 horas, incluido un joven de 19 años, que murió, según informes policiales.

Los esfuerzos de la ciudad para desmantelar la zona han sido frustrados hasta ahora por los manifestantes, quienes, según los informes, bloquearon el acceso de las autoridades a la víctima que resultó herida de muerte en los disparos de la semana pasada.

La semana pasada, uno de los líderes de la protesta, David Lewis, le dijo a Sputnik que el área CHOP no es una zona autónoma, como lo alegan el presidente Donald Trump y otros.

Nueva York recorta en 1.000 millones de dólares el presupuesto de la Policía

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha anunciado que propondrá un recorte de 1.000 millones de dólares en el presupuesto anual en el Departamento de Policía de Nueva York en respuesta a las demandas en ese sentido planteadas durante la reciente ola de protestas contra la violencia policial.

De Blasio ha explicado en rueda de prensa que ha elaborado la propuesta para presentarla ante el Ayuntamiento el próximo fin de semana. Los fondos serán destinados a programas para jóvenes y "comunidades para afrontar diversos problemas subyacentes que sabemos que son la causa de tantos problemas de nuestra sociedad", informa el periódico 'The Hill'.

"Me emociona decir que tenemos un plan para una reforma real. Que podemos conseguir una auténtica redistribución y que a la vez podemos garantizar que nuestra ciudad esté segura", ha dicho.

Petición de la sociedad civil de Nueva York

Las peticiones de amplios sectores de la sociedad civil de Nueva York para que las autoridades de la ciudad inviertan parte del presupuesto destinado a la Policía en otros servicios públicos han cobrado en las últimas semanas especial relevancia tras el asesinato el pasado 25 de mayo de George Floyd a manos de la Policía de Mineápolis.

Al anuncio de De Blasio se suman las promesas de los alcaldes en San Francisco y Los Ángeles, que se han comprometido para recortar las partidas presupuestarias destinadas a las fuerzas del orden, mientras que en otras ciudades, como Washington se han aprobado una serie de medidas para mejorar el control de cómo se aplica la ley por parte de estos funcionarios.

El dinero podría ir a centros juveniles

El alcalde Nueva York no ha concretado hacia dónde irán esos mil millones de dólares, aunque una de las propuestas que baraja es la posibilidad de destinar unos 500 millones a los centros juveniles de la ciudad, así como para políticas de viviendas.

Entre las propuestas de De Blasio, está la cancelación de un curso para unos 1.100 nuevos reclutas fijado para el próximo mes y el traslado al Departamento de Educación de los agentes de seguridad de las escuelas que visten uniformes de Policía, ha señalado el periódico 'Politico'.

El Departamento de Policía de Nueva York dispone actualmente de un presupuesto anual de aproximadamente seis mil millones de dólares.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19