Portada - Últimas noticias

Otro convoy militar de Estados Unidos ha sido objetivo de un ataque con bomba en la provincia de Salah al-Din en el centro de Irak.

Según informa este domingo el Comando de Operaciones Conjuntas de Irak en un breve comunicado, el ataque ocurrió el sábado cuando un artefacto explosivo estalló al paso de una caravana militar vinculada a las tropas de la llamada coalición liderada por EE.UU. en la aldea de Al-Rayash.

Uno conductor estadounidense resultó herido, mientras varios vehículos blindados quedaron dañados debido al fuerte estallido.

Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad del atentado. Por su parte, el jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), el general Kenneth F. McKenzie, ha expresado su preocupación ante el aumento de los ataques contra sus tropas en Irak, pese al anuncio de la Administración norteamericana sobre el retiro paulatino de sus contingentes del país árabe.

“Hemos tenido más ataques de fuego indirecto alrededor y en contra de nuestras bases durante el primer semestre de este año”, precisó McKenzie en una entrevista a la cadena estadounidense NBC News, para después involucrar a las fuerzas populares iraquíes en los ataques.

A menudo, Washington apunta el dedo acusador contra las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) por los ataques contra sus tropas.

El pasado enero, Mahmud al-Rubaye, el portavoz del movimiento iraquí Asaib Ahl Al-Haq —que forma parte de Al-Hashad Al-Shabi— calificó de “infundadas” las acusaciones de EE.UU., señalando que este último escenifica ataques a su misión diplomática y a sus centros militares para luego culpar a los grupos de la Resistencia de perpetrarlos.

Irak exige más que nunca la salida de las tropas estadounidenses, sobre todo tras el brutal asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y el subcomandante de Al-Hashad Al-Shab, Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros compañeros, en un ataque selectivo ejecutado el pasado 3 de enero por Washington en Bagdad.

Las fuerzas populares iraquíes, a su vez, han dicho que harán frente a cualquier ataque de Washington y advierten que, de ahora en adelante, tratarán a los militares estadounidenses como a “tropas de ocupación”.

Fuerzas populares de Irak repelen ataque de Daesh en Samarra

Las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi) de Irak neutralizan otro ataque del grupo terrorista Daesh en la ciudad de Samarra.

La 41.ª brigada de las Unidades de Movilización Popular ha repelido este lunes de madrugada (hora local) un ataque de los remanentes de la banda takfirí en el sur de Samarra, sita en la provincia central de Salah al-Din, según informa Al-Hashad Al-Shabi mediante un comunicado.

Los terroristas pretendían atacar Tal al-Dahab, pero, según la nota, las tropas de Al-Hashad Al-Shabi —integradas en las Fuerzas Armadas de Irak— han repelido el ataque y han obligado a huir a los extremistas.

El norte de Samarra fue escenario el viernes de una operación antiterrorista de las fuerzas populares iraquíes, que lanzaron masivos ataques con misiles y cohetes contra posiciones de Daesh.

A pesar de que Bagdad anunció en diciembre de 2017 el fin de la lucha contra Daesh, los remanentes de esta banda todavía operan en territorio iraquí a través de células durmientes. Sus ataques se han incrementado últimamente.

Para erradicar total y definitivamente el flagelo del terrorismo, las tropas iraquíes han comenzado operaciones de gran envergadura en las provincias de Kirkuk (norte), Salah al-Din, Diyala (este) y Al-Anbar (oeste), entre otras.

Irak responsabiliza a EE.UU. del aumento de las actividades de los extremistas, acusando a Washington de ayudarlos a fin de desestabilizar el país y justificar así la presencia “ilegal” de las tropas estadounidenses.

Aliados de EEUU atacan a estudiantes y docentes sirios

Las milicias apoyadas por EE.UU. en Siria atacan a los estudiantes y maestros de una escuela en Al-Hasaka (noreste) cuando exigían su derecho a la educación.

La agencia oficial siria de noticias SANA informó el domingo que las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia armada kurdo-árabe apoyada por EE.UU., atacaron a los estudiantes y a los docentes de una escuela secundaria en la ciudad de Al-Hasaka cuando hacían una sentada frente a la escuela en protesta por las prácticas de dicha milicia en la zona, cuyo objetivo es privarlos de su derecho a la educación.

Los miembros armados de la milicia, según el informe, atacaron a los estudiantes y a los maestros, los golpearon y amenazaron con usar las armas para dispersarlos y, además, secuestraron a varios estudiantes.

Las familias y los estudiantes rechazan la ocupación de las escuelas por parte de la milicia FDS, que quiere convertirlas en cuarteles militares”, dijo el director de la Dirección de Educación de Al-Hasaka, Ilham Sourkhan.

Pese a la perniciosa actividad de las FDS, Washington sigue respaldando a estos milicianos y les envía convoyes militares con suministros bélicos y logísticos con el pretexto de que luchan contra el grupo terrorista Daesh.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19