Portada - Últimas noticias

Twitter ha restringido temporalmente este jueves la cuenta de campaña electoral del presidente de EE.UU., Donald Trump, de manera que no puede hacer publicaciones, a raíz de un video sobre el hijo del candidato presidencial demócrata Joe Biden.

El video en cuestión hacía referencia a una nota del diario The New York Post publicada este miércoles, que contenía supuestos detalles de los tratos comerciales de Hunter Biden con una compañía de energía ucraniana y afirmaba que el exvicepresidente se había reunido con un asesor de la empresa. "Joe Biden es un mentiroso que ha estado estafando a nuestro país durante años", se afirmaba en la grabación.

La red social explicó que el video violó sus reglas contra la publicación de información privada, detallando en su mensaje estándar que no se puede publicar "la información privada de otras personas sin su autorización y permiso expresos".

"Todo terminará en una gran demanda"

El mandatario pareció sorprendido por la noticia en una entrevista con Fox Business este jueves por la mañana. "Bueno, no he escuchado eso, pero si lo es, lo es", comentó Trump. "Pero todo terminará en una gran demanda. Y hay cosas que pueden pasar que son muy graves y que preferiría que no sucedieran. Pero probablemente tenga que pasar", añadió.

Facebook y Twitter limitaron este miércoles la difusión del artículo del diario en las horas posteriores a su publicación.

Twitter argumentó que el artículo violó su política de "materiales pirateados", que prohíbe la distribución de contenido obtenido mediante piratería, que contenga información privada o secretos comerciales, o ponga a las personas en riesgo de sufrir daños físicos.

"Máquinas de propaganda"

The New York Post criticó el bloqueo realizado por los dos gigantes de las redes sociales, alegando que Facebook y Twitter tratan de ayudar a Biden en su campaña electoral y que nadie ha cuestionado la veracidad de la historia.

"Facebook y Twitter no son plataformas de medios. Son máquinas de propaganda", sostuvo el diario en un editorial.

En una carta dirigida al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, el senador republicano Josh Hawley dijo que el "bloqueo aparentemente selectivo" sugiere parcialidad por parte de Facebook.

El informe del New York Post, insitió el político, es "claramente relevante para el interés público" y revela "actividad potencialmente poco ética por parte de un candidato a presidente".

A su vez, el senador republicano Ted Cruz envió una carta al director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey. "La censura de Twitter a esta historia es bastante hipócrita, dada su disposición a permitir que los usuarios compartan informes de fuentes menos adecuadas que critiquen a otros candidatos", dijo allí.

El propio Donald Trump criticó la decisión de ambas redes sociales de limitar la distribución del artículo de The New York Post, calificándola como "muy terrible".

Corrupción de los Biden

El diario estadounidense New York Post revela en su edición del 14 de octubre de 2020 que en ‎diciembre de 2019 el FBI incautó un disco duro perteneciente a Hunter Biden, hijo del candidato ‎demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden [1].‎

De hecho, el FBI estaba investigando sobre las sospechas de corrupción de los Biden en Ucrania, ‎país donde Hunter Biden –quien carece de toda competencia en la materia– se convirtió ‎extrañamente, en 2014, en administrador de la compañía de gas ucraniana Burisma Holdings, ‎poco después del golpe de Estado del EuroMaidan y siendo su padre vicepresidente de ‎Estados Unidos en el seno de la administración Obama [2]. Y cuando el ‎gobierno proestadounidense que recién llegaba al poder en Ucrania trató de confiscar ‎‎1 000 millones de dólares en dinero sucio de Burisma Holdings, Hunter Biden utilizó sus contactos ‎para que el fiscal a cargo del caso fuera despedido. ‎

El entonces vicepresidente de Estados Unidos y actual candidato a la presidencia por el Partido ‎Demócrata, Joe Biden, ha negado personalmente toda implicación con los negocios de su hijo ‎Hunter, además de haber deplorado públicamente la adicción de Hunter a diversas drogas y ‎asegurar que ya no depende de esas sustancias. ‎

Después del fracaso del procedimiento de impeachment iniciado contra Donald Trump, ‎el Partido Demócrata acusó al presidente de tratar de utilizar las agencias que dependen de la ‎administración estadounidense en contra de su rival Joe Biden… sacando a la luz el caso de ‎Burisma Holdings.‎

Ahora el disco duro incautado por el FBI acaba de aportar su “testimonio”. Además de videos que muestran a Hunter Biden fumando crack y teniendo sexo con varias muchachas, el ‎dispositivo contenía una serie de correos electrónicos entre Hunter y su padre Joe Biden, mensajes ‎que demuestran que el actual candidato demócrata a la presidencia estaba implicado en los ‎negocios sucios de su hijo. ‎

NOTAS

[1] “Smoking-gun email reveals how ‎Hunter Biden introduced Ukrainian businessman to VP dad”, por Emma-Jo Morris y Gabrielle Fonrouge; “WH press secretary locked out of Twitter ‎for sharing Post’s Hunter Biden story”, por Steven Nelson, New York Post, 14 ‎de octubre de 2020.

[2] «En Ucrania, el hijo de Joe Biden conjuga utilidad e intereses personales», Red Voltaire, 14 de mayo de 2014.

El fundador de Project Veritas denuncia que Instagram "censura" sus publicaciones

 

El fundador de Project Veritas, James O'Keefe, ha denunciado que Instagram "censura" las publicaciones que mencionan a su empresa de periodismo sin fines de lucro en un video que ha difundido este 15 de octubre a través de su cuenta en Twitter.

En esa grabación se ve cómo O'Keefe redacta un texto en el que incluye la etiqueta de la cuenta project_veritas y, cuando lo publica, solo aparecen las dos primeras letras.

Además, cuando pulsa donde tendría que aparecer el nombre de esa organización que expone "conductas indebidas en instituciones públicas y privadas" le lleva a otra página que indica que el usuario no existe.

Esta circunstancia limitaría el alcance de cualquier publicación de Project Veritas, que cuenta con más de 312.500 seguidores en esa red social propiedad de Facebook, que aún no se ha pronunciado al respecto.

No solo Instagram

No sería la primera vez que Instagram censura contenidos; en julio, eliminó una publicación de la modelo Bella Hadid en la que incluyó una fotografía del pasaporte estadounidense caducado de su padre y escribió: "Estoy orgullosa de ser palestina".

Project Veritas ya denunció una práctica similar de otro gigante técnológico en enero de 2018, cuando publicó un vídeo grabado con cámaras ocultas en el que trabajadores y antiguos empleados de Twitter explican los pasos que esa red social da para bloquear contenido político.

Aghinav Vadrevu, exingeniero de 'software' de esa empresa, explicaba que recurrían la prohibición en la sombra y confesaba que esta "poco ética" estrategia resulta "arriesgada", porque los medios se pueden enterar de que Twitter la practicaría.

La oligarquía contra las clases populares

“Elegida por la globalización, se ha conformado una Clase Política de los de la Nueva Clase de los Medios, que reúne en sí misma el elitismo de la riqueza y la apariencia, a los líderes políticos, los empresarios y los representantes de los medios, todos íntimamente ligados entre sí (cuando están fuera de cámara, se hablan y se llaman por su nombre de pila) todos convencidos de la "peligrosidad" de las aspiraciones populares. Alexander Zinoviev, para designar a esta Nueva Clase, habló de la "supra-sociedad". Frente a un pueblo al que teme y desprecia, constituye una autoridad oligárquica que busca ante todo preservar sus privilegios y reservar el acceso al poder a quienes emanan de sus filas. Este desprecio por la gente, por supuesto, está alimentado por la crítica del "populismo" ahora equiparada con cualquier forma de demagogia o "irracionalismo" de masas. Quien habla hoy del pueblo se expone al reproche del "populismo". El populismo se ha convertido en un insulto político y se presenta como una especie de perpetua "enfermedad infantil" de la democracia, desde una perspectiva tanto peyorativa como descalificadora. El recurso al "populismo" proporciona, pues, la exclusión del pueblo como una justificación teórica, si no académica".

(Alain de Benoist, Krisis 2008)

“Debe recordarse siempre que hasta hace poco el término 'populismo' se usaba de manera bastante positiva para designar ciertos movimientos revolucionarios derivados de las tradiciones rusa y estadounidense de la segunda mitad del siglo XIX. Sólo en los últimos años Le Monde y los demás medios oficiales han trabajado, con gran cinismo, para darle a este término (en sí mismo irreprochable para un demócrata) el infame significado que tiene ahora); esto con el único propósito, por supuesto, de poder demonizar como “fascista” o “reaccionaria” cualquier preocupación o perplejidad del pueblo con respecto a las decisiones que modifican su vida, y que la oligarquía reinante toma en el silencio de sus cargos, tras consultar con sus denominados "expertos"”.

(Jean Claude Michéa, Les intellectuels, le peuple et le ballon rond, Climats 1998)

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente