Portada - Últimas noticias

El mundo podría enfrentar un desastre financiero comparable con la crisis de 2008-2009 debido a los problemas acumulados durante los últimos 18 meses, que son un subproducto de las medidas implementadas por los gobiernos para combatir la propagación del Covid-19.

Eso es según el Banco Central de Rusia, que publicó el miércoles un borrador de informe de las Directrices de Política Monetaria. Según la institución, la economía mundial podría entrar en un escenario de crisis debido tanto al aumento de la deuda global de los países como al creciente número de empresas con débil solidez financiera.

Según el borrador, el banco ha desarrollado cuatro escenarios separados para el futuro cercano, hasta 2024. De acuerdo con su escenario llamado ‘línea de base’, se evita una recesión a medida que los países logran sus objetivos de vacunas y las economías avanzadas cambian hacia la normalización de la política monetaria.

Sin embargo, los otros tres escenarios posibles pintan un panorama decididamente más sombrío. En primera instancia, la pandemia se agrava significativamente provocando un colapso económico en todo el mundo. En el segundo, la pandemia mejora, pero los problemas acumulados durante la pandemia deterioran considerablemente la situación económica provocando un aumento de la inflación. En el tercero, la normalización de la política monetaria de las economías avanzadas va acompañada de una dinámica inestable en los mercados financieros, lo que genera una falta de confianza en los inversores. Este es el peor de los tres escenarios negativos, dice el banco.

La economía de Rusia está sufriendo una inflación obstinadamente alta, que actualmente se sitúa en el 6,5%, y se le ha culpado de afectar significativamente los niveles de vida del país antes de las próximas elecciones parlamentarias.

En julio, la gobernadora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiullina, reveló que la institución subiría su tasa para igualar su tasa de interés clave a la tasa de inflación anual del 6,5% en un intento por fomentar el ahorro y desalentar el endeudamiento. El banco desea reducir esta cifra al objetivo anunciado públicamente del 4%.

¿A qué va la economía de Estados Unidos bajo Biden? ¿Default?

Afganistán ocupó toda la agenda política de Estados Unidos durante todo el mes de agosto, que originalmente se suponía que en Washington se gastaría en resolver problemas presupuestarios. Durante este tiempo, solo han empeorado: las amenazas de un default técnico y el cierre del gobierno no han desaparecido en ninguna parte, y la reforma de la infraestructura simplemente está suspendida en el aire.

Y luego hubo estadísticas sobre la creación de nuevos empleos en agosto: resultó ser verdaderamente catastrófico. El consenso de los economistas fue que la recuperación del mercado laboral continuará este mes y aparecerán 700.000 o incluso un millón de puestos de trabajo en Estados Unidos. En realidad, se crearon varias veces menos: solo 235 mil.

Esto resultó ser un golpe doloroso para Biden, que ya dilapidó todo el capital político que tenía en el frente afgano. En el contexto de una calificación descendente, que en algunas encuestas ya está cerca del 40%, se requiere que Biden haga algo importante en la economía que podría sacarla del estancamiento actual, posiblemente el peor desde Carter.

Por ejemplo, este algo podría ser la reforma de infraestructura prometida por Biden hace cuatro meses. Es cierto que aquí también hay mala suerte: los demócratas moderados, que se quedaron callados a principios del verano, ahora dejan claro que ya no tienen miedo de contradecir al impopular presidente. Y se niegan a inyectar otros 3,5 billones de dólares en la economía en medio de un aumento de la inflación a un máximo de varios años.

El problema de la reforma se ha visto agravado por los escándalos recientes. En particular, Nancy Pelosi fue acusada de corrupción: quiere gastarse 200 millones de dólares para la «reconstrucción» de un parque en su distrito. En aras de un desarrollo tan innoble de los presupuestos, aparentemente ella tiene prisa por aceptar esta reforma.

Y la «infraestructura» también se construirá en la frontera entre Tayikistán y Afganistán, que los funcionarios de Biden decidieron fortalecer repentinamente después de la rendición de Afganistán. Lo principal no es la frontera mexicana, donde los muros, según el público progresista, no funcionan. Por alguna razón, esta regla liberal no se aplica a otras fronteras.

No menos agudas son las tareas de adoptar un nuevo presupuesto y elevar el techo de la deuda estatal para el 30 de septiembre. Sin un presupuesto, el gobierno estadounidense estará en un régimen de cierre, y sin una solución a la situación de la deuda, declarará un default técnico. Cualquiera de los dos escenarios dañaría seriamente la débil economía estadounidense y desacreditaría aún más al equipo de Biden.

Transferencia del FMI empuja las reservas internacionales de Rusia a máximos históricos

Las reservas internacionales de Rusia, la cuarta más grande del mundo, aumentaron en 20.000 millones de dólares, o un 3,4%, en una semana tras una transferencia del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las reservas del país alcanzaron los 615.600 millones de dólares al 27 de agosto, dijo el banco central ruso, alcanzando un nuevo máximo histórico. Al 20 de agosto, las reservas internacionales de Rusia eran de 595.600 millones de dólares.

El crecimiento se atribuye principalmente a los miles de millones de dólares que el país recibió del FMI. A fines de agosto, el FMI otorgó a Rusia alrededor de $ 17.5 mil millones en derechos especiales de giro como parte de la asignación global de DEG de $ 650 mil millones que tiene como objetivo apoyar la recuperación económica mundial de la pandemia Covid-19. La asignación en curso es la mayor distribución de reservas monetarias del FMI registrada. Rusia obtuvo el 2,71% de la cantidad.

Según el FMI, los países pueden usar los DEG para respaldar sus economías o otorgarlos a otros países, pero no pueden usar el espacio fiscal para retrasar reformas económicas o reestructurar la deuda. Los DEG se pueden cambiar por cualquier moneda libremente convertible.

Los expertos señalaron anteriormente que Rusia podría transferir su tramo del FMI a favor de los estados más pobres o para apoyar a Bielorrusia. Sin embargo, el Banco Central de Rusia anunció que agregaría los fondos del FMI a sus reservas.

El máximo anterior de las reservas internacionales de Rusia se registró en la primavera, cuando aumentaron a 605.900 millones de dólares durante la semana del 22 al 28 de mayo.

Las reservas internacionales de Rusia son activos extranjeros de gran liquidez mantenidos por el banco central y el gobierno del país. Consisten en fondos en moneda extranjera, DEG, posición de reserva en el FMI y oro monetario.

El nivel objetivo del banco central para las reservas internacionales de Rusia es de $ 500 mil millones.

EEUU: 750.000 desahucios ponen al país al borde del estallido social

Javier Benítez

Ante el inminente desahucio de 750.000 hogares estadounidenses, el supercapitalista y superpoderoso EEUU quiere que los abogados del país trabajen gratis ante esta instancia: el Departamento de Justicia pide que se ofrezcan como voluntarios para luchar contra el pavoroso escenario desbocado de desalojos que asoma en el horizonte.

Gobierno negligente pide voluntariado

Ante la calamidad que supone que los integrantes de 750.000 hogares, familias estadounidenses enteras, queden en la calle de forma inminente por la negligente gestión de fondos de parte del Gobierno de EEUU, ahora y a cara descubierta, el Departamento de Justicia se atreve a pedir voluntariado a los abogados del país capitalista por antonomasia.

Los números, detrás de los cuales hay vidas humanas, personas cuyas economías fueron azotadas violentamente por la pandemia de coronavirus como consecuencia de una de las gestiones más nefastas que un Gobierno haya tenido, son devastadores: actualmente, entre 2,5 y 3,5 millones de hogares arrastran retrasos considerable en el pago de su alquiler, y la deuda hacia los propietarios asciende a entre 12.000 y 17.000 millones de dólares.

El Tribunal Supremo anuló días atrás la prohibición impuesta sobre los desahucios, que hasta el momento era la red de contención de estos estos inquilinos. Y pese a los 25.000 millones de dólares asignados y distribuidos por el Departamento del Tesoro a gobiernos estatales y locales, la entrega de estos fondos a hogares y propietarios ha sido 'lenta como el caballo del malo': en julio sólo 350.000 hogares recibieron ayudas, y a este ritmo entre uno y dos millones de hogares seguirán sin recibir estas ayudas y en riesgo de desahucio cuando el próximo 30 de septiembre expiren las últimas prohibiciones implantadas para hacer frente a la pandemia.

Estado de situación

Spencer Hill, economista senior de Goldman Sachs, en un informe distribuido días atrás entre sus clientes, explica:

"Es probable que el fin de la moratoria de los desahucios provoque un aumento brusco y rápido de las tasas de desalojo en los próximos meses, a menos que la financiación de la Ayuda de Emergencia para el Alquiler [ERA, por sus siglas en inglés] se distribuya a un ritmo mucho más rápido o que el Congreso aborde la cuestión".

Ante esta negligencia del Gobierno de la que se supone que es la primera economía del mundo, y que gasta anualmente más de 750 mil millones de dólares en armamentos, ese mismo Gobierno ahora pide voluntariado a los abogados para que les arregle el desastre.

"Esto muestra que no todo es lo que lucen los mercados económicos, porque después de todo terminan convocando a profesionales [abogados] para que resuelvan un tema que puede terminar en conflictos sociales inesperados. Una de las preocupaciones de los organismos financieros internacionales en el marco de la pandemia y en la postpandemia, es el conflicto social", subraya al respecto Julio César Gambina, Dr. en Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, y profesor de Economía Política de la Universidad Nacional de Rosario.

Gambina funda sus argumentos en que mientras transcurre la pandemia, el efecto en la desigualdad social económica es inmensa en EEUU, en Europa, y en los principales países del capitalismo desarrollado. "Y ni hablar en el resto del mundo", remarca.

"La inequidad en el orden económico mundial se ha potenciado en estos años. Es una tendencia en crecimiento de las últimas cuatro décadas. Digamos que la pandemia ha agravado los problemas sociales. […] Las heridas del pasado reaparecen nuevamente, los temas son los mismos, pero recreados de una manera distinta, y lo que no está contemplado explícitamente en estos análisis [de Goldman Sachs] es la respuesta de la sociedad, que es lo que se conoce como 'el conflicto social'. Hasta cuándo va a aguantar, en este caso la sociedad estadounidense los desahucios", cuestiona el Dr. Julio César Gambina.

El volumen de negocios comercial entre Rusia y China se dispara un 30% en 2021, camino a alcanzar los 200.000 millones de dólares en 2024

Según los datos publicados por el servicio de aduanas de China, las exportaciones del país a Rusia en el período del informe aumentaron en un 31,6% y ascendieron a $ 40.804 mil millones. Las importaciones de bienes y servicios rusos también aumentaron un 27,8%, a unos 48.193 millones de dólares. Solo en agosto, el volumen de comercio entre los dos estados ascendió a $ 13,363 mil millones

Tanto las autoridades rusas como las chinas se han propuesto aumentar el volumen del comercio bilateral. En junio de este año, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que dado que los dos países pudieron mantener el volumen de negocios comercial en $ 100 mil millones incluso en un 2020 plagado de pandemias, eran completamente capaces de alcanzar los $ 200 mil millones para 2024.

China también expresó sus intenciones de impulsar el comercio bilateral a principios de este año, y el Ministerio de Comercio anunció que el país intensificará la expansión de los contactos económicos con Rusia tanto a nivel central como interregional. Por ejemplo, en el Foro Económico Oriental (EEF) en Vladivostok de Rusia la semana pasada, el embajador de China en Rusia, Zhang Hanhui, dijo que Beijing planea impulsar la asociación comercial y económica con las regiones del Lejano Oriente de Rusia.

«Estamos dispuestos a trabajar con la Federación de Rusia para ampliar la cooperación en todo el territorio del Lejano Oriente, para contribuir a la recuperación de la economía de la región, su desarrollo sostenible y la recuperación después de la pandemia», afirmó el enviado.

El comercio exterior general de China en los primeros ocho meses de este año creció un 34,2% interanual hasta los 3.827 billones de dólares. Las exportaciones totales del país de enero a agosto crecieron un 33,7%, a $ 2.095 billones, mientras que las importaciones aumentaron un 34,8% a $ 1.732 billones.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS