Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La Policía turca frustró un intento de asesinato contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, al desactivar una bomba colocada en el coche de uno de sus escoltas.

Según ha precisado la agencia de noticias Anadolu, la Policía de Turquía ha encontrado este sábado un artefacto explosivo debajo de un vehículo que pertenece a un oficial de policía asignado para resguardar un evento al que asistió el presidente Erdogan en el este del país.

El dispositivo fue descubierto en el automóvil estacionado en la pequeña ciudad de Nusaybin en la frontera con Siria. Desde allí, el oficial debía conducir 200 kilómetros (125 millas) al noreste hasta Siirt, donde estaba previsto que Erdogan se dirigiera a una audiencia al aire libre, reporta la prensa turca.

El explosivo fue descubierto antes de que el oficial de policía viajara a Siirt y fuera desactivado por los escuadrones de bombas”, ha reportado la cadena TRT Haber.

Los equipos de investigación han acudido a la escena del incidente, escaneado la bomba y el vehículo en busca de huellas dactilares de las personas que colocaron la bomba.

Intento de magnicidio: ¿Por qué ahora?

La noticia llega en momentos en que Turquía atraviesa tensiones en el campo económico, en particular por el desplome de la lira, la moneda nacional del país.

Dado el empeoramiento de la situación económica, el pasado 17 de noviembre, dos de los tres partidos de la oposición turca pidieron la convocatoria anticipada de elecciones presidenciales y legislativas, previstas para junio de 2023.

Por esta misma razón, miles de manifestantes turcos se vienen manifestando desde el pasado 23 de noviembre en distintas ciudades del país para exigir la renuncia de Erdogan y su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco).

La moneda turca se ha depreciado de 0,1 a 0,073 dólares en casi un mes, y ha perdido más del 40 % de su valor desde inicios del año en curso. La inflación anual se aproxima al 20 %.

Miles de kurdos se manifiestan ante la sede de la OPAQ en Holanda para denunciar uso por Turquía de armas químicas

Miles de kurdos ha marchado hacia la sede de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en Holanda para protestar contra lo que presuntamente es el uso de armas químicas por parte de Turquía en el norte de Iraq.

Con banderas y pancartas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), decenas de personas realizaron una manifestación frente al edificio de la OPAQ en La Haya el viernes.

La policía holandesa arrestó a 50 manifestantes que traspasaron las cadenas de la seguridad para ingresar en los terrenos de la OPAQ.

“Alrededor del mediodía, un gran grupo de manifestantes irrumpió en un edificio. Hemos arrestado a estos manifestantes. Varias unidades policiales están presentes en el edificio”, dijo la policía en Twitter. “Los aproximadamente 50 manifestantes arrestados que se encontraban en el lugar han sido trasladados a una ubicación policial”.

Associated Press citó al portavoz de la policía Dick Goijert diciendo que un grupo kurdo llamado DEM NED había organizado la protesta contra el presunto uso de armas químicas por parte de las tropas turcas.

Turquía niega haber usado armas químicas en su conflicto con el PKK, al que ha designado como grupo terrorista, junto con EEUU y la Unión Europea.

La protesta se produjo cuando el PKK afirmó en un comunicado el jueves que Turquía había utilizado repetidamente armas químicas en el norte de Iraq.

Turquía ha estado involucrada militarmente en el norte de Iraq con el supuesto objetivo de luchar contra el PKK. El grupo militante ha estado involucrado desde 1984 en un conflicto armado contra Ankara con el objetivo de crear un estado independiente en el sureste de Turquía. Más de 40.000 personas han muerto durante el conflicto de tres décadas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES

RECOMENDAMOS