El gigante chino de las telecomunicaciones, Huawei, se ha contactado con varias empresas de tecnología rusas para crear empresas conjuntas y usar sus tecnologías, dijeron las fuentes a la agencia de noticias de negocios RBC. Huawei planea aumentar significativamente sus ventas en Rusia.

En los últimos meses, Huawei ha contactado con varias empresas rusas, incluidos los desarrolladores de procesadores Elbrus y sistemas operativos Alt (OS), así como un productor de software y equipos de seguridad de la información.

Personas familiarizadas con el tema dijeron que la corporación china está interesada en usar el procesador Elbrus en su hardware, incluidos los servidores. Las conversaciones sobre cooperación están actualmente en curso.

Huawei también está en conversaciones con Basalt SPO, el desarrollador ruso de una plataforma de software, que está produciendo los sistemas de procesamiento Alt. Los sistemas operativos rusos para estaciones de trabajo y servidores se producen sobre la base de la plataforma de software de la empresa.

“Huawei quiere obtener una licencia de los sistemas operativos Alt para usarlos en sus propias computadoras y servidores. «Las negociaciones han estado en curso durante varios meses, con ambas partes muy interesadas en la cooperación», dijo una de las fuentes. Según otra fuente, una vez completado el proceso de concesión de licencias Alt, las computadoras y servidores de Huawei se venderán tanto en Rusia como en los mercados asiáticos.

El director general de Basalt SPO, Aleksey Smirnov, dijo a RBC que la compañía está interesada en cooperar con grandes corporaciones internacionales. Él, sin embargo, se negó a dar ningún detalle.

Todas las fuentes señalaron que Huawei ha intensificado su presencia en el mercado ruso después de que Washington prohibió a las compañías de tecnología de los EE. UU. tratar con Huawei.

El mes pasado, las telecomunicaciones chinas comenzaron a negociar un reemplazo para el sistema operativo Android con el sistema operativo Aurora, que actualmente está siendo desarrollado por la firma Russian Mobile Platform, con sede en Moscú. La posibilidad de instalar el sistema operativo Aurora en los teléfonos inteligentes de Huawei incluso se ha discutido durante una reunión de líderes rusos y chinos. También hablaron sobre la posible localización de algunas de las instalaciones de producción de Huawei en Rusia. Huawei también ha lanzado un proyecto piloto 5G con la rusa Telecom MTS.

En mayo, el mayor proveedor de equipos de telecomunicaciones del mundo y el segundo fabricante de teléfonos inteligentes, Huawei, fue incluido en una «lista de entidades», como parte de la guerra comercial entre Washington y Pekín. La administración de Trump restringió severamente a las compañías estadounidenses de comerciar con la firma de tecnología china.

'Elbrus', el 'pico' tecnológico ruso que Huawei aspira a escalar

Huawei ha iniciado varias negociaciones con empresas rusas de alta tecnología. Entre los principales temas a tratar está la compra de negocios completos y la creación de un campo de colaboración bilateral con el uso de tecnología rusa.

En el punto de mira se encuentran los nuevos procesadores Elbrus 8S, fabricados por MCTS, una empresa rusa de investigación y de fabricación de microprocesadores de alto rendimiento universales con sede en Moscú.

Los chinos quieren utilizar estos procesadores rusos en sus servidores. Sin embargo, según la fuente de RBK, las negociaciones aún no superaron la fase inicial.

La compañía MCST tiene dos líneas de procesadores Elbrus que se utilizan en la infraestructura crítica. Como precisa el vicepresidente de KraftwayRenatYusúpov a RBC, los procesadores de la primera línea pueden tener alta demanda en la creación de supercomputadoras cuando se necesitan cálculos de alto rendimiento. Mientras que los procesadores de la segunda línea pueden utilizarse en la creación de computadoras industriales.

Además de MCTS, también recibió una propuesta comercial de HuaweiNorsi-Trans, la compañía especializada en sistemas para actividades de investigación operativa. "Llegó una delegación de Huawei de Hong Kong y ofreció 100 millones de dólares por todo Norsi-Trans", dijo en una entrevista a RBK el director general de la compañía Serguéi Ovchínikov. No obstanteOvchínikov supone que es una forma de expandirse en el mercado ruso, eliminando la competencia.

"A mí me parece que ellos quieren que dejemos de elaborar los servidores rusos y empecemos a utilizar los servidores de Huawei. No es de interés para nosotros", dijo.

Otro objeto de interés de Huawei es la línea de sistemas operativos Alt que podría utilizarse en sus computadoras personales. "Alt es el producto más independiente de todos los sistemas basados en Linux".

"Tal vez por esto atrajo la atención de Huawei", comentó en su entrevista a RBK RenatYusúpov, el primer vicepresidente de Kraftway, la compañía IT más grande de Rusia.

Los acuerdos con Huawei pueden ser muy productivos para ambas partes, aunque varios expertos dudan que gracias a Huawei las empresas rusas reciban un empujón para salir al mercado internacional.

"Los tratados con Huawei es posible que tengan carácter local, y la compañía china los utilizará para su promoción en el mercado ruso", opina NikoláiKomlev, director ejecutivo de la Asociación de Instalaciones de Tecnología Digital, citado por RBK. Komelev cree, que el uso del hardware y software rusos permitirán a Huawei posesionarse como una empresa rusa.

Los contactos empezaron en mayo, justo después de que el Departamento de Comercio de EEUU incluyera a Huawei en la lista negra, lo que prohibió a las compañías norteamericanas relaciones comerciales con Huawei. Aunque en la reciente cumbre del G20 el presidente estadounidense Donald Trump dio un paso atrás en la guerra comercial contra China, muchas empresas norteamericanas ya anunciaron su rechazo a trabajar con Huawei. Esto explica la intensa actividad en la búsqueda de nuevos socios por parte de los chinos.

Huawei presenta el primer teléfono inteligente con soporte 5G

 

El gigante tecnológico chino Huawei dio a conocer este jueves su primer teléfono inteligente con soporte de red 5G, informa la agencia china Xinhua. La presentación del revolucionario dispositivo, bautizado como Huawei Mate 20 X, se llevó a cabo en un centro comercial de la gobernación de Farwaniya, en Kuwait.

El nuevo 'smartphone' incorpora un procesador HiSilicon Kirin 980, un módem 5G denominado Balong 5000, 6 GB de RAM, almacenamiento de 256 GB y una ranura para tarjetas de memoria de hasta otro tanto. Tiene una pantalla de 7,2 pulgadas, con tecnología AMOLED, y cuenta con cuatro cámaras: una frontal de 24 megapíxeles y tres traseras que ofrecen resoluciones de hasta 40 megapíxeles.

Además, el Huawei Mate 20 X, que costará aproximadamente 1.000 dólares, tiene una batería con capacidad de 4.200 mAh y soporte de carga inalámbrica reversible.

Mónaco, el primer país europeo en tener la red móvil de 5G

El Principado de Mónaco es el primer país europeo en contar con tecnología de quinta generación gracias a la compaña china Huawei.

De acuerdo con un informe publicado por la agencia francesa de noticias AFP, la infraestructura de la red móvil de quinta generación está diseñada e instalada por la empresa china Huawei.

En este sentido, el director ejecutivo de la compañía, Guo Ping, declaró que “Mónaco tiene un pequeño territorio, lo que lo convierte en un verdadero escaparate en toda una gama de sectores digitales, en particular, que conecta el desarrollo de redes 5G con el programa de tecnologías Smart City”.

“Todo esto puede servir como modelo, tanto para otros operadores de telecomunicaciones como para otros Estados”, expresó Ping.

El presidente de Mónaco Telecom, EtienneFranzi, afirmó a su vez que el despliegue de la red en el territorio del Principado es parte de un plan destinado a expandir el uso de las tecnologías digitales en el país. Se supone que la nueva red permitirá a Mónaco utilizar una serie de servicios relacionados con el transporte y garantizar la seguridad pública.

5G, la tecnología liderada por China que puede cambiar el mundo

Tras analizar las imágenes de ultrasonido llegadas en vivo y alta definición, los cirujanos de la provincia china de Sichuan sospecharon que el paciente podía tener el bazo dañado y dieron instrucciones precisas a los paramédicos a más de 200 kilómetros de distancia.

Una ambulancia equipada con tecnología de redes de quinta generación o 5G viajó de inmediato al epicentro del terremoto que sacudió el suroccidente de China a mediados de junio, provocando la muerte de 13 personas y más de 200 heridos.

El vehículo, desarrollado conjuntamente entre el hospital popular provincial de Sichuan y el proveedor de telecomunicaciones China Mobile, permite la transmisión de imágenes médicas de alta resolución en tiempo real, así como sistemas de telepresencia para especialistas a cientos o miles de kilómetros de distancia.

La proeza difícilmente se podría haber llevado a cabo sin los avances de China en el campo de la 5G, una tecnología revolucionaria que los expertos consideran podría significar la cuarta revolución industrial.

En teoría, la quinta generación puede alcanzar una velocidad de descarga de información superior a los 10 gigabytes (GB) por segundo, 10 veces más rápido que la 4G.

Utilizando un dispositivo con esa red se descargaría una película de resolución 4K en menos de 12 segundos. Dicha tasa compite con la fibra óptica y se logra sin necesidad de utilizar cables.

Las empresas de telecomunicaciones del gigante asiático, en especial Huawei, están a la vanguardia en el desarrollo de equipamientos y aplicaciones para la nueva tecnología.

De acuerdo con datos revelados recientemente por la directora legal de Huawei, SongLiuping, su empresa había invertido más de dos mil millones de dólares hasta finales de 2018 en investigación y desarrollo de redes 5G.

‘Eso es más que la inversión 5G total de todos los principales proveedores de equipos en Estados Unidos y Europa’, precisó Song.

LA TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL SER HUMANO

RenZhengfei, presidente y fundador de la compañía, aseguró que China y Huawei están dos años por delante de sus más cercanos competidores. Y las noticias de los últimos meses parecen darle la razón.

Mientras Estados Unidos y Europa están en la etapa de montaje y puesta en operaciones de las redes de 5G, China avanza en implementaciones concretas de la tecnología en la vida diaria.

La velocidad de conexión sería solo la base para un cambio radical que incluye inteligencia artificial, realidad virtual y comunicación entre equipos, conocida también como internet de las cosas.

Las aplicaciones en el país asiático van mucho más allá de la ambulancia utilizada para ayudar a las víctimas del terremoto de Sichuan.

En el mismo campo de la medicina, la Universidad de Xiamen, en el sur del país, construye un hospital oftalmológico basado en 5G con la ayuda de Huawei y la empresa China Telecom.

En el futuro, la tecnología se aplicará en áreas clave de intervenciones quirúrgicas del ojo transmitidas en vivo por internet, consulta remota por parte de especialistas y guía a distancia de cirugías oculares, dijo recientemente a la agencia Xinhua el vicepresidente del nuevo centro oftalmológico, Zhang Guangbin.

Por su parte, la ciudad de Shenzhen, uno de los polos tecnológicos de China, puso a prueba en mayo el uso de la red inalámbrica 5G en su sistema de metro.

El experimento permitió transmitir 25 GB de datos desde un tren en movimiento a la sala de control en sólo 150 segundos.

‘En tiempos de emergencia, la comunicación 5G del tren operará con reconocimiento facial y análisis de conducta inteligente para localizar personas y conductas peligrosas’, explicó a la prensa Ren Bo, gerente del centro de comunicaciones del metro de Shenzhen.

La revolución en el sistema de transporte también impacta en el mundo de los autos inteligentes. A inicios de febrero se reportó que un autobús autónomo asistido por la red móvil 5G estaba en fase de pruebas en un centro de fabricación de vehículos en Chongqing, en el suroeste del gigante asiático.

El ómnibus cuenta con un motor eléctrico y capacidad para 12 pasajeros. Alcanza una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora y puede llevar a cabo todas las funciones de conducción de manera automática gracias al inmenso flujo de datos que le proporciona la 5G.

China encuentra aplicaciones para la nueva tecnología incluso en su pasado milenario. El conocido Templo de Shaolín instaló una red de quinta generación en junio para ayudar a manejar el tráfico de datos de los cerca de tres millones de personas que viajan cada año a conocer la meca del Kung fu.

De acuerdo con una investigación del grupo GSMA Intelligence y la Academia de Tecnología, Informática y de Comunicaciones de China, el gigante asiático se convertirá para 2025 en el mayor mercado mundial de 5G.

Se prevé que la nueva tecnología genere una producción económica de 6,3 billones de yuanes (un billón de dólares) para 2030 y cree tres millones de puestos de trabajo.

No por gusto la 5G está en el centro de la guerra comercial desatada por Estados Unidos contra China. Washington ve cómo se queda rezagado en un campo en el que, junto a sus aliados tradicionales, había gozado de total hegemonía durante las últimas décadas.

Cómo China pretende unirse al selecto club de las potencias espaciales

Para el año 2025 China planea lanzar unos 100 satélites al espacio que se unirán a sus 200 aparatos que ya están en órbita, comunicó Yu Qi, empleado de la Administración Espacial Nacional de China. De esta manera, el gigante asiático pretende jugar un papel predominante también en el espacio exterior.

El desarrollo de economía espacial se ha convertido en una tendencia en todo el mundo. En particular, China ha desarrollado un ambiente fundamental y adecuado para poder acelerar la economía espacial con ayuda de nuevas tecnologías.

Hasta la fecha Pekín ha lanzado 307 cohetes de la familia china Larga Marcha que enviaron a más de 400 naves al espacio. En el 2018 China rompió el récord mundial tras efectuar 39 misiones espaciales, atribuyéndose la tercera parte de todos los lanzamientos en el mundo. Una de estas misiones fue el lanzamiento de la sonda lunar Chang'e-4 y su aterrizaje en la 'cara oculta' de la Luna.

"Todo esto señala que las tecnologías chinas se maduran y su aplicación expande con el tiempo, contribuyendo al desarrollo de la economía nacional", recalcó Yu Qi, citado por medios locales.

Otro logro de China alcanzado en el ámbito espacial es la construcción de satélites de alta resolución Gaofen que el país asiático ha estado realizando desde el 2010. Más de 20 industrias en 30 provincias de China utilizaron estos aparatos que desempeñaron papeles clave en la protección de ambiente, forestación, agricultura y cartografía.

A finales del 2019 China planea lanzar el satélite Gaofen-7 que completará el proyecto. Posteriormente el país asiático se enfocará en el uso práctico de estos aparatos.

El intercambio comercial entre Rusia y China crece

PEKÍN (Sputnik) — El intercambio comercial entre Rusia y China en los primeros seis meses de 2019 ascendió a 51.770 millones de dólares con un crecimiento del 5,1% frente al mismo periodo del año pasado, según la Administración General de Aduanas de China.

Se precisa que las exportaciones chinas a Rusia entre enero y junio del año en curso se redujeron en el 1,6% hasta 22.130 millones de dólares, mientras las importaciones de Rusia a China crecieron el 10,7% hasta 29.634 millones de dólares.

Además, en junio China compró adicionalmente productos rusos por valor de 5.270 millones de dólares y exportó a este país mercancías por valor de 3.980 millones de dólares.

En 2018, el intercambio bilateral entre Rusia y China batió su récord histórico de 100.000 millones de dólares.

Según el Servicio Federal de Aduanas ruso, el volumen del comercio exterior entre Rusia y China alcanzó los 108.284 millones de dólares con un aumento del 24,5%.

Las exportaciones de Rusia a China ascendieron a 56.066 millones de dólares (un incremento del 44,1%), al mismo tiempo los envíos de China a Rusia fueron de 52.218 millones de dólares (un aumento del 8,7%).

La cuota de China en el comercio exterior de Rusia se elevó del 14,9% al 15,7%.

Nueva ruta de la seda: Rusia construirá una carretera de 2.000 km que unirá Europa y China

 

El primer ministro, Dmitry Medvedev, aprobó la construcción de una nueva autopista con peaje en toda Rusia diseñada para acortar significativamente las rutas de carga, informaron los medios locales. Se espera que el proyecto cueste alrededor de $ 9.5 mil millones.

El proyecto de infraestructura, la autopista Meridian, ha ganado el apoyo del gobierno ruso, dijo el diario de negocios Vedomosti, citando a funcionarios del gobierno. La carretera se extenderá a lo largo de 2.000 km desde la frontera con Bielorrusia hasta la frontera con Kazajstán, y se espera que se convierta en parte de la ruta de camiones más rápida entre China y Europa.

La autopista costará alrededor de 600 mil millones de rublos ($ 9,5 mil millones). El operador del proyecto ya ha comprado alrededor del 80 por ciento del terreno requerido para la construcción de la carretera.

Si bien la construcción dependerá totalmente de los fondos de los inversores sin tomar dinero del presupuesto ruso, el gobierno se ha comprometido a ayudar a atraer nuevas inversiones para el proyecto, incluso de China. Sin embargo, los inversionistas quieren que el gobierno garantice sus ingresos mínimos de alrededor de $ 550 millones, cubriendo riesgos no comerciales sino políticos, como el cierre de las fronteras estatales.

Dado que se cobrarán peajes por camiones y automóviles, así como por la gran capacidad de la autopista, se espera que el proyecto se recupere en 12 años.

La autopista Meridian se enmarca en el ambicioso proyecto de infraestructura y comercio transcontinental de China denominado OneBelt, One Road, que Rusia apoya. En abril, el presidente ruso, Vladimir Putin, visitó China y participó en el segundo Foro de Cinturones y Carreteras para la Cooperación Internacional. En ese entonces, dijo que la iniciativa china fortalecerá «la cooperación constructiva» de los estados euroasiáticos y garantizará el desarrollo económico sostenible y el crecimiento económico en la región.

China amenaza con sanciones a las empresas de EEUU que vendan armas a Taiwán

PEKÍN (Sputnik) — China amenaza con imponer sanciones a las empresas estadounidenses implicadas en la venta de armas a Taiwán, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang.

"Para garantizar los intereses de Estado, China impondrá sanciones contra las empresas estadounidenses involucradas en la venta de armas a Taiwán", dijo Geng citado en un comunicado publicado en la página web del organismo.

Sobre las sanciones contra Corea del Norte, el portavoz confirmó que China continuará abogando por que el Consejo de Seguridad de la ONU suavice las medidas, en el contexto del desarrollo positivo de la situación en la península de Corea.

"China parte de que el Consejo de Seguridad de la ONU debe iniciar los debates oportunos sobre la reversibilidad de las resoluciones correspondientes [sobre las sanciones contra Pyongyang], considerando los avances positivos en la situación en la península de Corea, en particular, las medidas adoptadas por Corea del Norte para desnuclearizarla", dijo Shuang.

El líder chino, Xi Jinping, en la reunión con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en Osaka, pidió a EEUU que "mitigue sanciones contra la RPDC y encuentre formas de disipar las preocupaciones mutuas a través del diálogo", señaló el diplomático.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue