EE.UU. podría convertirse en el epicentro de la pandemia mundial de covid-19, según ha declarado este 24 de marzo la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Harris.

"Observamos una aceleración muy grande en [el número] de casos en EE.UU., por eso tiene ese potencial", ha detallado esta vocera oficial a periodistas e informa la agencia Reuters.

Harris señaló que el 85 % de los nuevos casos de covid-19 que se registraton en el mundo durante las últimas 24 horas se detectaron en Europa y EE.UU. y, de ellos, el 40 % se dieron en territorio estadounidense, donde "tienen un brote muy grande" cuya intensidad "va en aumento".

EE.UU. es el tercer país más afectado por el coronavirus en el mundo después de China e Italia. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, para este 23 de marzo el número total de infectados por el covid-19 en la nación norteamericana es de 33.404, mientras que 400 personas han fallecido.

"Una nueva realidad"

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció el pasado 23 de marzo que en ese estado ya se han contabilizado 20.875 personas contagiadas con el nuevo coronavirus y los casos aumentaron un 38 % en un día.

Según Cuomo, actualmente Nueva York es el estado más afectado del país después de Nueva Jersey. Debido a la situación, el gobernador emitió una orden de emergencia que ordena a los hospitales aumentar su capacidad en un 50 % y advirtió que la situación podría durar "varios meses".

"Todos lo tenemos que enfrentar ahora que esa es una nueva realidad. Esto no va a cambiar. No van a encender las noticias mañana por la mañana y van a decir sorpresa sorpresa, todo esto ya se resolvió en dos semanas", declaró.

La OCDE advierte que la economía mundial tardará años en recuperarse tras la pandemia del coronavirus

La economía mundial sufrirá por varios años el impacto del coronavirus y no es realista esperar que se recupere pronto, señaló el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría.

En entrevista a BBC, el titular del organismo explicó que han quedado obsoletas las previsiones que a comienzos de marzo estimaban una reducción al 1,5 % en el crecimiento mundial.

"Incluso si no tenemos una recesión mundial, vamos a contemplar un crecimiento nulo o negativo en muchas economías, incluidas las de los principales países", advirtió Gurría.

En su opinión, la incertidumbre que ha causado la pandemia ha detenido la actividad en todo el mundo, al tiempo que en muchas naciones se opta por cuarentenas totales sin apenas funcionamiento del sector productivo. Debido a ello, la conmoción económica es más grave que la ocurrida tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 o la crisis del 2008.

Medidas de choque

"No sabemos cuánto dinero se necesitará en la lucha contra el desempleo, porque no sabemos cuántas personas perderán su trabajo. Tampoco tenemos conocimiento acerca de la cantidad de fondos que habrá que destinar a reanimar a los cientos de pequeñas y medianas empresas que han resultado afectadas", explicó Gurría.

Por el momento, la OCDE recomienda varias medidas para enfrentar la situación. En primer lugar, garantizar el acceso gratuito a las pruebas de detección del covid-19. Además, proporcionar el material y equipamiento médico necesario para que el personal de la salud trabaje en condiciones seguras.

Asimismo, insta a librar de impuestos a las empresas y garantizar el pago a los trabajadores, incluidos los que se desempeñan de forma autónoma.

El secretario general del organismo comparó la situación con la vivida tras la II Guerra Mundial, cuando se aplicó el llamado Plan Marshall para restablecer la economía de Europa.

"Ahora vemos que la recuperación en forma de V no llegará. En el mejor de los casos, la economía se restablecerá de manera parecida a una U, con un largo periodo de bajos registros. Y si tomamos las decisiones correctas, evitaremos una caída drástica tipo L", concluyó.

Especialistas observaron "una neumonía muy rara" en Italia en noviembre, antes de que fuera anunciado el brote de covid-19 en China

El investigador italiano Giuseppe Remuzzi afirmó que esta enfermedad fue detectada en la región norteña de Lombardía y afectaba particularmente a personas de edad avanzada.

Un tipo de neumonía rara fue detectado en Italia en noviembre pasado, antes de que el mundo se enterara del brote de coronavirus en China, afirmó la semana pasada el doctor Giuseppe Remuzzi, director del Instituto de Investigación Farmacológica de Mario Negri.

"[Los médicos] recuerdan haber visto una neumonía muy rara, muy grave, particularmente en los ancianos en diciembre y hasta en noviembre", declaró durante una entrevista con National Public Radio.

"Esto significa que el virus estaba circulando, al menos en [la región de] Lombardía y antes de que fuéramos conscientes del brote que ocurría en China", señaló.

Hallan una nueva entrada del Covid-19 al cuerpo, que servirá para mejorar la vacuna

Científicos chinos han descubierto que el coronavirus puede penetrar en las células humanas no solo a través de la proteína receptora ACE2, como se pensaba anteriormente, sino también a través del crecimiento de moléculas de proteína CD147. Este hallazgo resulta importante y, según su estudio, podría ser clave para mejorar la creación de una vacuna contra este virus.

Hasta el momento, se creía que el coronavirus penetraba en las células humanas utilizando la proteína ACE2, por lo que la estrategia básica en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus se había centrado en la creación de inhibidores de esta proteína o la formación de una respuesta inmune a ACE2. No obstante, la proteína ACE2 juega un papel importante en el cuerpo, ya que está presente en las células de los pulmones, el corazón, los riñones y el sistema reproductivo, por lo que tratar de hacer frente al virus a través de esta proteína es complicado, pues puede afectar negativamente a las funciones de estos órganos.

Biólogos chinos de la Cuarta Universidad Militar Médica en XI'an y el Instituto de Biotecnología de Beijing, en China, han descubierto otra vía de entrada del virus en las células humanas, lo que abre a los científicos nuevas posibilidades para luchar frente al coronavirus. "Sabemos que para la penetración en el cuerpo, el virus utiliza el receptor ACE2. Hemos identificado otro receptor, las moléculas a las que ataca el virus. Esto amplía el posible rango de medios para suprimir la infección", señalan los autores en declaraciones citadas por Buzzon Live.

Nueva esperanza

Los investigadores, que han publicado su estudio en 'bioRxiv', repositorio 'online' de trabajos de investigación pendientes de revisión, vieron que el virus se une a las moléculas CD147, que son unos receptores en la superficie celular y que suponen también una vía de penetración de otras infecciones virales y de la malaria por Plasmodium. Estas moléculas pertenecen a la familia de inmunoglobulinas, que están presentes en la sangre humana.

Para demostrarlo, los investigadores infectaron un cultivo celular de riñón humano con coronavirus. Luego, lo trataron con anticuerpos anti-CD147 y midieron el número de células dañadas, así como la concentración de genomas virales en el medio de cultivo. Lograron detener el 100% de la propagación del virus entre las células y demostraron que la proteína CD147 puede ayudar al virus a penetrar en las células.

La buena noticia es que el CD147 es un objetivo no solo para los coronavirus sino también para la malaria, por lo tanto, el bloqueador de anticuerpos CD147 ya existe en determinados medicamentos, lo que los podría hacer eficaces contra el nuevo coronavirus.

Prueban en Francia con éxito unos fármacos contra el coronavirus

Unos científicos franceses han probado con éxito una combinación de medicamentos contra el coronavirus SARS-CoV-2.

La infección fue tratada con una combinación de medicamentos antipalúdicos, hidroxicloroquina y azitromicina, en el hospital de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Marsella, en Francia. Varios médicos, entre ellos, varios chinos, ya habían informado sobre la eficacia de estos fármacos contra el virus.

En el estudio, un pequeño número de pacientes con COVID-19 recibió hidroxicloroquina sola o en combinación con azitromicina, un antibiótico. Los autores informaron de que las concentraciones detectables de SARS-CoV-2 en sus muestras nasofaríngeas disminuyeron significativamente más rápido que en los pacientes con coronavirus de otros hospitales franceses que no habían recibido ninguno de los dos medicamentos. En seis pacientes a los que también se les administró azitromicina, el efecto de dichos fármacos fue incluso más positivo.

Dieciséis personas formaron un grupo de control y recibieron tratamiento sintomático y antibióticos. Otras 20 personas tomaron hidroxicloroquina durante 10 días, seis de las cuales se trataron, además, con azitromicina. Las dosis eran de 200 mg tres veces al día durante 10 días de hidroxicloroquina más 500 mg el primer día y, luego, 250 mg por día durante cinco días más de azitromicina.

Al quinto día, los seis pacientes que fueron tratados con ambos medicamentos dieron negativo en el test de coronavirus. En cambio, quienes solo habían recibido un tratamiento a base de hidroxicloroquina se recuperaron cerca de un 50% ese mismo día. Casi el 19% del grupo de control se curó.

Una paciente que daba positivo tras ser tratada solo con hidroxicloroquina dio negativo inmediatamente después de tomar azitromicina el octavo día de tratamiento,

Los resultados del estudio llevado a cabo por Philippe Brouqui, Jean-Christophe Lagier, Matthieu Million, Philippe Parola, Didier Raoult y Marie Hocquart han sido publicados en la revista International Journal of Antimicrobial Agents.

Aunque el estudio es muy limitado, los investigadores califican sus resultados de "prometedores" y reconocen que se sentían obligados a compartirlos por "razones éticas", ya que el mundo está buscando urgente un tratamiento que frene la pandemia.

COVID-19: ¿Es posible reinfectarse? ¿Habrá una segunda oleada?

Los científicos siguen esclareciendo los mecanismos de contagio del nuevo coronavirus para perfeccionar las medidas de prevención. El porcentaje de letalidad difiere según países y es un factor todavía lejos de especificarse.

Científicos de todo el mundo investigan la manera en que se propaga el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. La OMS advierte que los contagios se producen principalmente "por contacto con las gotículas respiratorias más que por el aire". Es decir, las gotas que se posan sobre objetos y superficies cuando una persona infectada tose o estornuda. A partir de aquí, otras personas pueden entrar en contacto con ellas tocándolas con las manos, que luego se llevan a la cara (ojos, nariz y boca).

Tal mecanismo de transmisión obra que cada persona infectada pueda así contagiar a otras dos o tres sanas. Según las conclusiones del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EEUU, y ya publicadas en la revista The New England Journal of Medicine, el patógeno puede permanecer hasta 3 horas suspendido en el aire, 4 en el cobre de las monedas, 1 día en el cartón y 2-3 en superficies de plástico o metales como el acero inoxidable. De ahí que la recomendación sanitaria de lavarse regularmente las manos sea una medida de prevención vital.

El aire es lo que menos propaga

La transmisión aérea del nuevo coronavirus es baja. Según la OMS, los ascensores, por ejemplo, no parecen ser una vía principal de propagación. Estudios preliminares en EEUU muestran que las infecciones sintomáticas dentro de una misma casa en la que habitan varias personas apenas alcanzan un 10%, reduciéndose fuera del hogar a una tasa del 0,45%. En comparación con los aerosoles y nebulizadores, las gotas en las que viaja el virus caen al suelo antes, razón por la que hay que mantener entre uno y dos metros de distancia entre las personas.

La OMS sigue insistiendo en que no es necesario que las personas sanas porten mascarillas. Sin embargo, los contagios se suceden en los hospitales. Al respecto, los informes técnicos elaborados por el Ministerio de Sanidad de España señalan que la transmisión aérea o por aerosoles, incluso a más de dos metros de distancia, podría estar teniendo lugar "durante la realización de procedimientos médicos invasivos del tracto respiratorio".

¿Es posible la reinfección?

Una de las preguntas que asalta a la opinión pública es si una misma persona puede contagiarse dos veces. La literatura científica sólo reconoce cuatro casos, los de unos sanitarios en Wuhan que enfermaron con síntomatología leve. Entre una y dos semanas después de haberse restablecido, volvieron a dar positivo en las pruebas PCR. Realizaron cuarentena y no contagiaron a su entorno. Los autores del estudio, de la Universidad de Wuhan, admiten la posibilidad de un fallo de la prueba PCR (un falso positivo), aunque procedieron a su repetición.

Si esto fuese la tónica general, la contención del virus se antojaría imposible. Pero los científicos restan realismo a las dobles infecciones. "Probablemente son residuos que están siendo destruidos por el sistema inmune", opina Isabel Sola, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). Sus colegas chinos creen que la reinfección es imposible, así quedó demostrado en pruebas realizadas con macacos.

En el hospital Gregorio Marañon de Madrid explican que el sistema inmune tarda en torno a un mes en aprender a desarrollar una memoria ante el virus, por lo que es posible que esos dobles positivos se debieran a que aún no se había desarrollado una respuesta inmune completa. Por el momento se desconoce la duración de la inmunidad ante el virus. Normalmente, tras pasar una infección vírica, la inmunidad desarrollada es larga, pero con algunos coronavirus no es así. Frente al MERS ―surgido en 2012― el cuerpo humano desarrolla una inmunidad de cerca de un año.

Segunda oleada y letalidad

Los expertos advierten de la posibilidad de una segunda oleada de infecciones en octubre, una vez se levanten las medidas de aislamiento. Hay que tener en cuenta que estas medidas tratan de evitar el colapso de los sistemas sanitarios, pues tienen que atender el ingreso de cerca del 15% de los contagiados. Un informe del Imperial College de Londres advierte que las medidas de distanciamiento social se tendrían que alargar hasta 18 meses y que solo la aparición de una vacuna podrá sofocar la pandemia.

El coronavirus SARS-CoV-2 es muy contagioso, pero muta poco. Y la tendencia de los virus, en general, es que con el tiempo se vayan haciendo menos dañinos para sus huéspedes. Pero la letalidad del virus es lo que más preocupa a la opinión pública, dado el baile de cifras dependiendo de cada país. En Corea del Sur, por ejemplo, es de un 1,2%. En la provincia china de Hubei, el origen del foco, es de un 3,7% y en el resto de China no llega al 0,8%. En España es del 6,6% y en Italia llega casi al 9,2%.

El número de pruebas efectuadas es clave aquí; es decir, la letalidad en cada país es un porcentaje sobre el número de diagnosticados que han dado positivo en la prueba. Y aquí Corea es el campeón con más de 200.000 tests realizados a personas distintas. Y teniendo en cuenta que gran parte de la población infectada no presenta síntomas y, por tanto, no se someterá a la prueba, la letalidad puede ser aún más baja que las cifras asiáticas.

En España, a diferencia de China, Corea del Sur, EEUU, Italia y Francia, no se informa de la edad y el sexo de todos los fallecidos. Se hizo al principio y la edad media era de algo más de 85 años. Pero ahora no se ofrecen datos, tampoco relativos a los ingresados o contagiados. En Italia se sabe que la edad media de las víctimas mortales es algo superior a 80 años y que el 80% son hombres. En EEUU hay mucha más gente joven (entre 20 y 54 años) ingresada en comparación a otros países.

Wuhan empieza a volver a la normalidad tras semanas de cuarentena por el coronavirus

Las autoridades de la ciudad china de Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus, han anunciado el levantamiento progresivo de las restricciones impuestas para contener la pandemia, informa Reuters.

Diversos habitantes de la urbe han sido autorizados a salir de sus casas por primera vez en semanas tras la imposición de severas condiciones de cuarentena para frenar la propagación del covid-19.

El lunes, pequeños grupos de residentes pudieron acudir a negocios gastronómicos e incluso pasear por las calles de la ciudad. Además, el fin de semana arribó a Wuhan el primer tren desde que comenzara la crisis, en el que viajaban más de mil trabajadores provenientes de otros territorios.

Las autoridades locales explicaron que se podrían incorporar a sus puestos laborales solo aquellos residentes que no padecieran síntomas como fiebre o tos y fueran portadores del llamado 'código verde', clasificación empleada por el personal sanitario para certificar que una persona está libre del coronavirus.

No obstante, los habitantes de la ciudad continúan tomando precauciones a la hora de salir a las calles. "Todo el mundo está siendo muy cuidadoso", confesó Iris Yao, de 40 años, citada por The Guardian.

Fuentes oficiales explicaron que paulatinamente sería restablecido el transporte público y se ampliarían los accesos al territorio de Wuhan.

En general, en China el número de nuevos contagios de coronavirus ha descendido de manera notable en las últimas jornadas, mientras que aumentan los casos positivos importados de viajeros que llegan al país.

En otra muestra de que el país vuelve poco a poco a la normalidad, diversos medios de comunicación informaron el lunes sobre atascos en Pekín, la capital.

'Hackers' atacan al centro británico que elabora vacunas contra los virus más peligrosos y filtran los datos

El centro de estudios médicos Hammersmith en Londres denunció el 22 de marzo que fue víctima de un ataque de 'hackers' del grupo Maze Ransomware.

"El ataque se produjo el pasado 14 de marzo, pero pudimos frenarlo" dijo Malcolm Boyce, director clínico del ente que se dedica a fabricar vacunas.

Aun así, los piratas informáticos pudieron sustraer datos personales de los clientes del centro con el fin de extorsionar a la entidad.

"No somos una empresa farmacéutica y no tenemos dinero para pagar a los hackers" afirmó Boyce.

Ante la negativa del centro de pagar, los 'hackers' hicieron públicas copias de pasaportes, carnés de conducir y cuestionarios médicos de al menos 2.300 clientes que pasaron por el centro entre los años 2008 y 2020.

En el pasado el Centro Hammersmith hizo análisis de la vacuna contra el ébola y actualmente está en la lista de espera de los centros elegidos para elaborar una contra el nuevo coronavirus.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue