Mientras la prensa pesebrera occidental lo mismo dice que no se lo cree que afirma que la “vacuna inexistente” ya se la han puesto los líderes del país, el Ministerio de Defensa de Rusia informa que la primera vacuna rusa contra la nueva infección por coronavirus está lista, en palabras del primer viceministro de Defensa de Rusia, Ruslán Tsalikov, al comentar los ensayos clínicos en el hospital militar Burdenko de Moscú.

El proceso de crear esta vacuna reunió a especialistas militares y científicos del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, dijo Tsalikov en una entrevista con el periódico Argumenty i Fakty.

"Las evaluaciones finales de los resultados de los ensayos clínicos por parte de nuestros especialistas y científicos del Centro ya se han realizado. En el momento del alta, todos los voluntarios, sin excepción, al recibir la inmunidad ante el coronavirus, se sintieron bien. Por lo tanto, la primera vacuna nacional contra la nueva infección por coronavirus está lista", subrayó Tsalikov.

Informaciones previas confirmaron que todos los voluntarios vacunados contra el coronavirus en la Universidad Séchenov de Moscú también obtuvieron la inmunidad.

Ya se han realizado evaluaciones finales sobre los resultados de las pruebas conducidas por nuestros especialistas y científicos del Centro Nacional de Investigación”, dijo el lunes Tsalikov, haciendo alusión a los ensayos clínicos en el hospital militar Burdenko de Moscú.

Además, el titular ruso sacó a colación algunos éxitos experimentados durante tan complejo proceso. “En el momento del alta, todos los voluntarios, sin excepción, desarrollaron inmunidad contra el coronavirus y se sintieron normales. Por lo tanto, la primera vacuna nacional contra la nueva infección por coronavirus está lista”, insistió.

Según Tsalikov, la vacuna líquida se está probando en 43 voluntarios en el Hospital Militar Principal de Burdenko y se hacen ensayos sobre la vacuna liofilizada en la Universidad de Medicina de Sechenov, también en 43 voluntarios.

El Reino Unido, EE.UU. y Canadá emitieron un comunicado conjunto en el que acusaron a espías rusos de intentar usurpar la propiedad intelectual de los laboratorios y universidades que trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus. Londres se mostró “casi seguro” de los hechos.

En respuesta, el embajador ruso en Londres, capital del Reino Unido, Andréi Kelin, tildó de “tonterías” las referidas acusaciones en una entrevista concedida el sábado a la cadena británica BBC. “No creo en tal cuento en lo absoluto, no tiene sentido”, subrayó.

Inmunólogo italiano predice cómo sería una segunda ola de coronavirus a partir de dos factores

Una segunda ola de covid-19 será significativamente más suave que la primera gracias a una mejor preparación del sistema sanitario y a que el virus se debilitará por la exposición a la radiación ultravioleta en los meses de verano, según estima en declaraciones a RIA Novosti Mario Clerici, inmunólogo italiano y profesor de la Universidad de Milán.

Un estudio encabezado por el investigador y realizado por inmunólogos de la Universidad de Milán y especialistas del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia (Inaf) analizó el efecto de la radiación UV del espectro solar sobre el coronavirus. Los científicos colocaron el virus Sars-CoV-2 en gotas de agua —replicando el efecto que ocurre cuando una persona infectada con coronavirus tose o estornuda— y lo expusieron a la radiación UV en varios rangos.

El equipo descubrió que la exposición a la luz ultravioleta, incluso en pequeñas dosis, puede causar la inactivación completa del virus en cuestión de segundos. Asimismo, detectaron un vínculo entre el nivel de radiación solar y la situación epidemiológica en diferentes regiones del mundo, concluyendo que cuanto mayor sea el nivel de radiación en un lugar, menos casos de infección se registran allí.

"Se debilitará significativamente"

A partir de estos resultados, Clerici predice que, si bien habrá una segunda ola de coronavirus, esta será "mucho más suave que la que tuvimos que enfrentar en la primavera".

El inmunólogo explicó que el coronavirus que los microbiólogos aíslan hoy en día es "el mismo virus" que apareció en Europa al comienzo de la epidemia en febrero, que no ha sufrido cambios significativos y "sigue siendo muy agresivo". Sin embargo, después de una exposición prolongada a la radiación solar en los meses de verano, el virus "se debilitará significativamente", pronostica Clerici.

Así, si antes se observó la presencia de miles de partículas virales activas que podrían provocar la enfermedad, después de la radiación UV prolongada, su número "disminuirá decenas de veces" hasta alcanzar unas pocas unidades, sostuvo el investigador, insistiendo en que "los rayos del sol conducen a la inactivación del virus".

Un segundo aspecto importante es que, en la actualidad, tanto los médicos como los potenciales pacientes "saben mucho más sobre este virus y entienden mejor qué hacer en caso de emergencia", apunta Clerici, para concluir que la combinación de estos dos factores es "lo que nos permite esperar" que la segunda ola sea menos grave.

Prueban con éxito un fármaco capaz de reducir "considerablemente" el riesgo de desarrollar cuadros severos de coronavirus

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) demostró la efectividad de un nuevo medicamento en el tratamiento contra el coronavirus. De acuerdo con las pruebas preliminares, la fórmula inhalada de interferón beta, una proteína antiviral natural, permitió reducir un 79 % las posibilidades de padecer un cuadro severo por covid-19.

El SNG001, producido por el laboratorio Synairgen, fue probado en una investigación en la que participaron 101 personas que fueron divididas en grupos referidos a la edad, comorbilidades y duración media de los síntomas de coronavirus. Así se verificó además que la droga brindó más del doble de posibilidades de curarse respecto de quienes solamente recibieron un placebo. Entre estos, tres pacientes murieron, mientras que entre quienes recibieron las dosis no hubo fallecidos.

En el anuncio realizado este lunes 20 de julio, Richard Marsden, director ejecutivo de Synairgen, afirmó que están "encantados" con los resultados del ensayo que demostró que el SNG001 "redujo considerablemente el número de pacientes con covid-19 hospitalizados que pasaron de 'requerir oxígeno' a 'requerir ventilación'".

"Además, SNG001 ha reducido significativamente la dificultad para respirar, uno de los principales síntomas de covid-19 grave", dijo y señaló que el fármaco "podría suponer un gran avance en el tratamiento de pacientes hospitalizados".

En el mismo sentido se expresó el profesor Tom Wilkinson, de la Universidad de Southampton, quien sostuvo que el tratamiento "tiene enorme potencial" para "restaurar la respuesta inmunitaria de los pulmones, mejorando la protección, acelerando la recuperación y contrarrestando el impacto del virus SARS-CoV-2".

Más allá de los buenos resultados registrados hasta el momento, la eficacia del medicamento aún demandará de nuevos estudios para que sea comprobada y pueda utilizarse de manera generalizada.

«Arma» rusa contra el COVID-19: Occidente hace una serie de declaraciones rusófobas de locura

Anton Orlovsky.

En las últimas semanas, las superpotencias han estado luchando desesperadamente por el derecho a ser las primeras en desarrollar una vacuna contra la infección por coronavirus. El medicamento también se está desarrollando en Rusia. Debido al hecho de que los especialistas rusos están progresando, en Occidente difundieron falsificaciones sobre las acciones del país eslavo.

Esto, en particular, lo realiza la famosa publicación Bloomberg. Sin citar ninguna evidencia significativa, los periodistas estadounidenses dijeron que algunos de los políticos rusos, altos directivos y funcionarios supuestamente obtuvieron acceso a una vacuna doméstica en abril de este año.

Al mismo tiempo, representantes del Reino Unido, Estados Unidos y Canadá criticaron al Kremlin. Simultáneamente anunciaron que un grupo de piratas informáticos rusos eran culpables de irrumpir en computadoras de laboratorios médicos, donde están desarrollando la medicina necesaria. La Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA), la Agencia de Seguridad de Comunicaciones de Canadá y el Centro Nacional de Ciberseguridad del Reino Unido han culpado al grupo Cozy Bear.

«Hemos expuesto hoy sus ataques cibernéticos contra quienes desarrollan la vacuna Covid19, lo que socava la cooperación vital [del mundo entero] en la lucha contra la pandemia», dijo el Secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab.

El hecho de que ambas historias son inventos se evidencia por el hecho de que Rusia aún no ha anunciado la creación de una medicina. Y esto se habría hecho de inmediato. Después de todo, quien sea el primero en crear una vacuna contra el «Covid» recibirá automáticamente grandes dividendos políticos y económicos.

Occidente está tratando de acusar a Rusia de hacer trampa. Esto puede deberse a los logros reales de los científicos rusos.

Según el médico de ciencias biológicas Sergey Borisevich, el último grupo de voluntarios que participaron en los ensayos de la vacuna contra el COVID fueron dados de alta del hospital el 20 de julio. Según él, los especialistas tienen mucho trabajo por hacer para tener un «arma» contra el COVID-19.

«Pero ahora los datos de prueba disponibles confirman que, como resultado de la vacunación, los voluntarios han identificado los anticuerpos necesarios para el coronavirus, y los componentes de la vacuna son seguros y bien tolerados por los humanos», dijo Borisevich.

Es posible que, al final, los políticos occidentales acusen a Moscú de supuestamente robar datos sobre el desarrollo de medicamentos por parte de Rusia. Es probable que esto suceda si los científicos rusos son los primeros en presentar una muestra única.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue