Libros Recomendados

 

El Gobierno de Venezuela ha formalizado ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) su hallazgo sobre la molécula DR-10 para tratar el covid-19, después de que el presidente, Nicolás Maduro, anunciase el domingo que científicos de ese país (en la imagen) habían logrado desarrollar un fármaco que anula "al 100 %" la enfermedad.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez informó la noche del lunes que durante un encuentro con el representante de la Organización Panamericana de Salud (OPS) y de la OMS en Venezuela, Pier Paolo Balladelli, compartió los resultados del estudio preclínico del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) sobre la molécula, perteneciente a una planta medicinal.

"Hemos formalizado ante la OMS este hallazgo para dar inicio a los trámites internacionales que corresponden, con miras a la certificación y al registro", agregó la vicepresidenta.

Sin toxicidad

Esta reunión se llevó a cabo un día después de que Maduro diese a conocer durante una transmisión televisiva que ese país había logrado desarrollar un fármaco, basado en la DR-10, que inhibe 100 % el covid-19 sin ningún tipo de toxicidad que afecte a las moléculas sanas.

Durante el anuncio presidencial, la ministra de Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, explicó que un grupo de científicos venezolanos inició un estudio químico en células aisladas infectadas con virus de pacientes positivos para coronavirus a las que se le suministraron varias concentraciones de la molécula, que es un derivado del ácido ursólico (compuesto triterpénico que se encuentra en varias frutas y verduras).

"Esta molécula presenta 100 % de inhibición de la replicación del virus 'in vitro'. Fue evaluada en células sanas sin mostrar toxicidad", afirmó la ministra.

Rusia solicita a la OMS el registro acelerado y la precalificación de su vacuna Sputnik V contra el covid-19

El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) ha presentado ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) las solicitudes para el registro acelerado y la precalificación de la vacuna Sputnik V contra el covid-19, creada por los científicos del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú en base a la anteriormente estudiada plataforma de vectores adenovirales humanos.

De esta manera, Rusia se convierte en uno de los primeros países del mundo en solicitar a la OMS la precalificación de una vacuna contra el nuevo coronavirus para que el organismo internacional evalúe su eficacia, seguridad y calidad.

El registro acelerado de la vacuna bajo el procedimiento especial que puede autorizar su uso en situaciones de emergencia, como es la actual pandemia, permitiría utilizar la vacuna rusa en todo el mundo en un plazo más corto que en el caso de que tuviera que pasar por los procedimientos de registro convencionales.

Si la OMS aprueba la precalificación de Sputnik V, la vacuna podrá ser incluida en la lista de medicamentos utilizada por organizaciones y países a la hora de gestionar la adquisición de fármacos a gran escala.

"Expresamos nuestro agradecimiento a la OMS por su cooperación activa y esperamos que se complete con éxito el proceso de precalificación en todas sus etapas principales", indicó el director general del fondo, Kiril Dmítriev.

Sputnik V

La vacuna Sputnik V utiliza la tecnología de adenovirus humano de dos vectores. Pasó los ensayos clínicos entre los meses de junio y julio, y fue registrada en Rusia el 11 de agosto. El registro temprano permitió suministrarla a personas de los grupos de alto riesgo en medio de la pandemia, y el 25 de agosto se supo que las autoridades sanitarias dieron luz verde para realizar las pruebas posteriores al registro de Sputnik V y pasar a la fase 3 de los ensayos, con 40.000 participantes.

Los resultados de la investigación de la vacuna fueron publicados en la revista The Lancet a principios de septiembre. En la publicación se afirma que el 100 % de los participantes desarrolló una respuesta inmunitaria humoral y celular estable durante las dos fases de los ensayos y que el nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en voluntarios vacunados fue de 1,4 a 1,5 veces más alto que el nivel de anticuerpos en los pacientes que se habían recuperado de covid-19.

El factor K: por qué importa dónde nos infectamos (LEER AQUI)

El coronavirus podría envejecer 10 años el cerebro o disminuir el coeficiente intelectual en pacientes recuperados

Pacientes que han padecido covid-19 podrían sufrir un envejecimiento del cerebro de hasta 10 años o experimentar una disminución del coeficiente intelectual (IQ), según un estudio de la universidad Imperial College London (Reino Unido) publicado este martes.

"Las personas que se habían recuperado, incluidas las que ya no reportaban síntomas, exhibían déficits cognitivos significativos cuando eran controladas por edad, género, nivel educativo, ingresos, grupo racial-étnico y trastornos médicos preexistentes", reza el estudio, que no ha sido revisado por pares.

Al analizar los datos de más de 84.000 personas en el Reino Unido, los investigadores encontraron que el virus responsable del covid-19 dejó "consecuencias cognitivas crónicas" en varios pacientes, incluidos varios a los que se consideraban recuperados.

El deterioro cognitivo puede afectar a los pacientes recuperados en diversos grados y dependía de la gravedad de la enfermedad. Por otro lado, de momento se desconoce si el daño es permanente o cuánto podría durar el efecto. En los casos más severos —pacientes que fueron tratados en cuidados intensivos o necesitaron ventilación— se registró una caída de hasta 8,5 puntos en el IQ.

Expertos cuestionan la validez del estudio

Científicos que no formaron parte de la investigación advierten que los resultados de esta investigación no deberían ser concluyentes, en particular porque para el estudio no se registraron los resultados de las pruebas cognitivas antes y después de la enfermedad.

"La función cognitiva de los participantes no se conocía antes de covid-19, y los resultados tampoco reflejan una recuperación a largo plazo, por lo que cualquier efecto sobre la cognición puede ser a corto plazo", indicó a Reuters, Joanna Wardlaw, profesora de neuroimagen aplicada de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido).

Científicos españoles estiman que 80 % de los pacientes ingresados con covid-19 padecen falta de vitamina D

Médicos españoles descubrieron, durante el primer pico de la pandemia, que más del 80 % de los pacientes ingresados ​​en uno de los hospitales de la ciudad de Santander con formas leves o graves de covid-19 sufrían de falta de vitamina D en su organismo. Así lo remarcan en un nuevo estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, de la Sociedad Endocrinológica Internacional (Endocrine Society).

José L. Hernández, doctor de la Universidad de Cantabria y coautor del estudio, analizó junto con una serie de colegas el estado de 216 contagiados que fueron ingresados ​​en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla durante la primavera y a principios del verano de este año.

Su investigación involucró tanto a personas con formas relativamente leves del covid-19 como a otras que requirieron de cuidados intensivos. En ambos casos, demostraron las evaluaciones, la gran mayoría de los pacientes –más del 80 %– tenía niveles extremadamente bajos de vitamina D en su organismo.

La concentración de ese compuesto fue significativamente menor en los hombres, lo que puede explicar por qué son más susceptibles a la infección por coronavirus y mueren más a menudo al desarrollar formas graves de la enfermedad.

Los científicos españoles creen que un estudio más a fondo acerca de la relación detectada  ayudará a comprender qué tan fuertemente están vinculadas la deficiencia de vitamina D y la gravedad del covid-19, así como a desarrollar medidas que contribuyan a frenar la propagación del coronavirus en todo el mundo.

"Un [posible] enfoque es identificar y tratar la deficiencia de vitamina D, especialmente en personas de alto riesgo, como los ancianos, los pacientes con comorbilidades y los que conviven en residencias de mayores, pues son los principales grupos de riesgo del covid-19", afirmó Hernández.

Además, el experto señaló que "el tratamiento con vitamina D debe recomendarse en pacientes con coronavirus que muestren niveles bajos de esta en la sangre, pues eso podría tener efectos beneficiosos tanto en el sistema musculoesquelético como en el inmunológico".

Ya anteriormente, varios estudios reportaron que los bajos niveles de vitamina D podrían estar asociados a un mayor riesgo de morir por causa del covid-19, sugieriendo que la correlación entre ambos factores es estadísticamente significativa.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue