Libros Recomendados

Uno de los argumentos de la propaganda occidental sobre la guerra en Ucrania es este: es fundamental combatir a Rusia en Ucrania porque la invasión de Ucrania es el primer paso de un proyecto imperialista ruso, destinado a reconstituir las fronteras de la URSS o del Imperio zarista y difundir el "autoritarismo" donde hoy hay "democracia".

En resumen, la Rusia autocrática debe combatirse en Ucrania para no tener que combatirla en la Polonia, Finlandia, Hungría, Alemania, etc. democráticas.

Es probable que esta justificación de la estrategia estadounidense y de la OTAN salga a relucir en los próximos meses porque será cada vez más claro que

a) es imposible infligir una derrota decisiva a los rusos en Ucrania

b) de hecho, los rusos, a pesar de la ayuda masiva de Occidente, están infligiendo una derrota decisiva a Ucrania, y los límites de esta derrota (dónde se detendrán los rusos, qué territorios ucranianos conquistarán y controlarán, qué daño infligirán a Ucrania) serán ser decidido unilateralmente por los rusos de acuerdo con sus objetivos

c) toda prolongación de las hostilidades en Ucrania, toda negativa a abrir negociaciones con Rusia, tiene un coste humano y económico inaceptable, porque carece de motivación, sobre todo para Ucrania, y no tiene contrapartida: coste atroz, beneficio cero

d) cualquier prolongación de las hostilidades en Ucrania, cualquier negativa perjudicial a abrir negociaciones con Rusia, tiene un costo económico y político inaceptable, porque es desmotivado y sin contrapartes, incluso para los países europeos, en particular para los países de Europa Occidental y del Mediterráneo (países como Polonia puede al menos esperar adquisiciones territoriales en Ucrania)

Por lo tanto, la justificación de "combatir a Rusia en Ucrania para no tener que luchar en casa" pasará a primer plano.

Esta es, literalmente, la justificación de la intervención estadounidense en Vietnam que dieron “los mejores y más brillantes” asesores que rodeaban al presidente Kennedy, y que eran personalidades verdaderamente destacadas, mucho más capaces que la actual clase dominante estadounidense. La predicción estratégica que les informó fue la "teoría del dominó", la teoría de las fichas de dominó: el comunismo tiene ambiciones de expansión mundial, si Vietnam cae, caerán gradualmente en manos comunistas, como las fichas de dominó, Camboya, Tailandia, Corea, Laos, Japón, India, etc., hasta que el comunismo infecta el continente americano y llegar a las puertas de los Estados Unidos, y tal vez cruzarlas.

La "teoría del dominó" no tenía fundamento y estaba radicalmente equivocada. La raíz del error estaba en la grave subestimación estadounidense de la importancia decisiva del nacionalismo. Conquistar naciones es difícil, muy difícil, porque las naciones quieren sobrevivir y mantener su independencia y soberanía, y conquistarlas, ocuparlas, mantenerlas, integrarlas permanentemente en un imperio es dificilísimo. Las ideologías políticas ciertamente juegan un papel en la política internacional, pero cuando los imperativos estratégicos entran en conflicto con los imperativos ideológicos, son los imperativos estratégicos los que prevalecen: como lo ilustró rápidamente la guerra chino-vietnamita después de la derrota estadounidense en Vietnam (17 de febrero - 16 de marzo de 1979) en que Vietnam derrotó a Camboya.

Una reedición de la “teoría dominó”, esta vez en clave más ofensiva que defensiva, se encuentra en la segunda guerra de Estados Unidos contra Irak (2003). Los israelíes, habiendo oído hablar de la intención estadounidense de atacar Irak, dijeron a los estadounidenses: “¿Pero por qué atacar Irak? ¡El verdadero enemigo en la región es Irán!”. y los estadounidenses respondieron: “Tengan la seguridad de que Irak es solo el primer paso. Con la caída de Irak, Irán, Siria, etc. también caerán”. Cómo fue, todos lo ven.

La reedición ucraniana actualizada de la “teoría del dominó” se basa en una premisa equivocada y en una inferencia al menos dudosa. La premisa errónea es que Rusia tiene la capacidad de recuperar las fronteras de la URSS o el Imperio Zarista. La Federación Rusa no tiene el poder latente (demográfico, económico) y el poder manifiesto (militar) para intentar una empresa tan colosal con una probabilidad razonable de éxito.

La inferencia dudosa al menos es que el liderazgo de la Federación Rusa tiene la intención de tentarlo. Que yo sepa, no hay evidencia, en discursos rusos y declaraciones oficiales, de tal intención; pero siempre es muy difícil penetrar en las intenciones de los demás. Ciertamente es posible que el liderazgo ruso desee, en su corazón, recuperar las fronteras de la antigua URSS o el Imperio Zarista. Que pretenda intentarlo es sumamente improbable, dado que hasta el momento la dirección rusa ha demostrado que está llevando a cabo una política racional y cautelosa, totalmente incompatible con el terrible riesgo que implicaría la empresa imperialista.

Análisis: Medios de desinformación: Policía del pensamiento falsificando realidad

Carlos Santa María

Existen siete ejemplos de manipulación que deben abordarse con pensamiento crítico, pues son engendros comunicativos que intentan distorsionar la realidad.

“Estamos al borde de la guerra con Rusia y China por cuestiones que hemos creado parcialmente sin tener idea de cómo terminará o hacia dónde debería conducir”, según Henry Kissinger, exsecretario de Estado de Estados Unidos.

La “corporatocracia” o élites transnacionales de poder controlan a través de ReutersFrance PressAsociated Press, entre otras, más del 85% de la información mundial, incluyendo cerca de 12 000 periódicos, televisoras, radios, aunado a Facebook, Twitter, Meta, Google, Instagram, lo que les permite implantar un discurso falaz sin ningún contrapeso y siempre en contra de cualquier gobierno soberano que se oponga a sus intereses de dominio y chantaje.

Actualmente, hay siete ejemplos de dicha manipulación que deben ser abordados con pensamiento crítico, pues son engendros comunicativos que intentan distorsionar la realidad, alterando la verdad y conciencia de la opinión pública al no existir quien pueda refutarlos y, de hacerlo, arriesgarse a la muerte, prisión o persecución despiadada.

1.Terrorismo del gobierno ucraniano atentando contra instalaciones nucleares.

Los Medios Masivos de Desinformación (MMdeD) insisten en que los rusos están bombardeando la planta de energía nuclear de Zaporiyia para provocar una contaminación radiactiva a gran escala o catástrofe nuclear.

La mentira es absurda, ya que desde marzo el ejército ruso controla dicha planta y está en funcionamiento. Por tanto, que Rusia se dispare a sí misma no tiene ninguna lógica. Asimismo, no atacan a ninguna de las tres centrales atómicas que están dominadas por el ejército AFU pudiendo hacerlo.

Lo que se ha descubierto es que los restos de las bombas ucranianas corresponden a misiles Himars entregados por EE.UU., junto con muestras de un misil Brimstone de fabricación británica, con municiones merodeadoras polacas Warmate, lo que continúa demostrando la irresponsabilidad de Washington y Kiev, considerado terrorismo nuclear.

2. Sindicación de espía iraní para ocultar el cobarde asesinato de Qasem Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis.

En enero de 2020 en Irak fueron asesinados cobardemente en la noche por un dron furtivo aprobado por Donald Trump, el teniente general iraní antiterrorista Qasem Soleimani y el comandante iraquí Abu al-Mohandis. Como respuesta hubo un ataque a la base estadounidense de Ain Al Asad y en Erbil, lo que dejó muchos soldados con conmoción cerebral pese a desmentirse en un primer momento.

Actualmente, el Departamento de Justicia estadounidense presentará cargos contra un hombre identificado como Shahram Pursafi por haber planeado supuestamente el asesinato de John Bolton, asesor de seguridad nacional del expresidente de EE.UU. Donald Trump.

Irán sostiene que EE.UU. no puede evadir su responsabilidad del asesinato del general Soleimani, acusando de algo tan ridículo porque Bolton no tiene ninguna importancia al ser un elemento políticamente en bancarrota, terrorista y golpista contra Estados independientes: asesinar como lo realiza y encubre EE.UU. o Israel no es el estilo acertado, ni escaparán de la responsabilidad de un crimen internacional.

3. Equiparación de ocupación y genocidio de Palestina con respuesta de la Resistencia.

Los recientes ataques del régimen sionista a la Franja de Gaza a través de bombardeos aéreos han dejado 49 fallecidos, de ellos 17 niños, y posteriormente 11 cadáveres más en Nablus ocupado.

La justificación que han dado las autoridades judías han sido que tienen el derecho a defenderse del supuesto terrorismo palestino que lanza cohetes a sus ciudades afectando a la población y que han optado siempre por el diálogo para resolver esta infame situación.

La realidad es que solo EE.UU. es el único país en el mundo que se resiste a condenar el genocidio de la juventud y niñez palestina, la ocupación del territorio construyendo asentamientos ilegales y de espías, condenando a la cárcel abierta más grande del mundo a Gaza, haciendo realidad la política neonazi que siempre cuestionaron de Hitler.

4. Retrocesos y derrotas militares de Ucrania presentadas como retiradas tácticas o posible contraofensiva.

Mientras las fuerzas armadas de las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk, junto al ejército ruso avanzan y han liberado además Jersón y Zaporiyia (27% del territorio), el ejército ucraniano mediáticamente especula con un contrataque de un millón de hombres y en la medida que es destruido lo llama “retirada estratégica, agrediendo si a civiles, escuelas, hospitales, incapaz de enfrentarse a las fuerzas aliadas.

El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, frustrado organiza purgas de los generales y su secretario de Seguridad y Defensa dice que investigará a toda la ciudadanía para saber si colaboran con Rusia: “Necesitamos encontrar a estas ratas, necesitamos envenenarlas, envenenarlas, envenenarlas” (1). Unido al exterminio de su propio pueblo, el régimen realiza un genocidio ideológico, pues solo el sentimiento fascista se admite. Mientras tanto, se graba un video con actores de la “brutalidad rusa” en Gostomel, “complementado” con la emisión de dinero sin respaldo del Banco Central de Ucrania para pagar a las Fuerzas Militares, agravando inflación y temores, ya que la ayuda de la OTAN no es gratis.

5. Taiwán es presentado como “democracia amenazada” siendo que es parte inalienable de China.

El desafío de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes en EE.UU., al ingresar a Taiwán pese a las advertencias de Pekín, fue expuesto como el derecho de cualquier ciudadano a visitar esa región amenazada por un gobierno “comunista”. Esa “visita” sin sufrir ningún problema fue vista como una victoria de la democracia occidental.

Sin embargo, la realidad es que esta intervención indebida en una nación donde Taiwán hace parte de China con el axioma de un sistema y dos modelos de gobernanza, lo que ha pretendido es desconocer la soberanía de Pekín, lo cual puede acelerar el proceso de integración de esa región ahora declarada en rebeldía muy pronto.

La debilidad de EE.UU. en el espectro mundial no le permite agredir como antes, basado en su hegemonía. Hoy hay alto temor.

6. El grano ucraniano llega a Occidente y no a África, demostrando el mito de la hambruna presuntamente causada por Rusia.

Definitivamente, la inflación en Europa es atribuida de modo absolutamente anticientífico a la guerra en Ucrania. Igualmente, la supuesta obstaculización de la salida del grano ucraniano de los puertos causaba una hambruna mundial.

No obstante, las mentiras salen a luz: ninguno de los barcos hasta ahora ha llegado a África o al sur de Asia, sino que se han dirigido hacia Europa, demostrando claramente una nueva falacia de esos medios informativos cooptados.

7. Grave denuncia del doble rasero de Occidente en Gaza y Ucrania.

El Comité Nacional Palestino para el Boicot a Israel denuncia el “doble rasero” de Occidente frente a la guerra en Ucrania y la brutal agresión israelí a Gaza. Ha tachado de “doloroso e irritante” el doble estándar que aplican los países occidentales ante la brutal agresión que llevó a cabo el régimen de Tel Aviv con total “impunidad” contra la sitiada Franja de Gaza, creando apartheid, ocupación, colonialismo, sin que ni siquiera un país occidental responsabilice a ese régimen por sus crímenes.

Jamás los millones de muertos por la intervención de EE.UU.-OTAN en Yemen, Libia, Irak, Afganistán, Siria, las agresiones brutales a Venezuela o Irán, entre muchísimas otras, tuvieron tanta difusión y persecución a un país (Rusia) como en este caso, lo que confirma la doble moral occidental.

CONCLUSIÓN

Nunca antes el mundo había visto, escuchado o leído tanta falsedad en los MMdeD occidentales. Hasta CNN, junto con la ONU, se han visto obligados a confirmar que el mayor número de refugiados ucranianos está huyendo de la presunta “agresión rusa” a Rusia, buscando protección del régimen Zelenski.

Deformar la verdad es prueba del descalabro informativo y pérdida de poder inmenso, a partir del odio y la desesperación, que embarga a las élites imperiales debido a los fracasos en todo el mundo.

Hoy día, pese a la manipulación de la policía del pensamiento, millones de personas desconfían de esa comunicación sustentada en el sicariato moral y la manipulación descarada de la verdad. Sus momentos finales parecen comenzar a sonar paralelos a la música que las soberanías entonan para la “equicracia”.

  1. https://actualidad.rt.com/actualidad/438369-secretario-seguridad-defensa-ucraniano-comprobar-todos-colaborar-rusia

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue