alt

Caitlin Johnstone

La ex presentadora de MSNBC, KrystalBall, criticó duramente la implacable promoción de la teoría de la conspiración rusa por parte de su ex-empleador, luego del vergonzoso espectáculo de la audiencia de Robert Mueller ante el Comité Judicial y el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes el miércoles.

"Después de ver siete horas de un espectáculo que se sintió mucho más cruel que esclarecedor, no puedo evitar pensar en una pregunta que honestamente no me da ninguna alegría: ¿cuánto daño ha hecho la MSNBC en particular a la izquierda?". Así comenzó la estrella de TheHill'sRising, antes de excoriar las "febriles especulaciones" de su antiguo empleador sobre una "teoría de la conspiración de Infowars" y la forma en que acogía a personas como Jonathan -"tal vez Trump ha sido un activo de Rusia desde la década de los ochenta"- Chait y la "chiflada de la conspiración, LouiseMensch", con el fin de aumentar su popularidad.

"Todo esto ha hecho más daño a las posibilidades de los demócratas de recuperar la Casa Blanca que cualquier cosa que Trump pudiera haber concebido", argumentó Ball. "Piensen en todo el tiempo y en los recursos periodísticos que podrían haberse dedicado a historias que, no sé, ¿podrían interesar a una gran parte de la gente? ¿La salud, los salarios, el movimiento de los maestros, si vamos a la guerra con Irán? Sólo estoy soltando algunas cosas. De hecho, anoche oí a un experto en el programa de Chris Hayes opinar que las mujeres independientes de América Central iban a ser influenciadas por lo que dijo Mueller ayer. ¿Me están tomando el pelo? Esto es casi tan absurdo y carente de base fáctica como esa vez que MimiRocah dijo que Bernie Sanders no es pro-mujeres porque eso fue lo que sus sentimientos le dijeron. Rocah, por cierto, una fiscal política sin antecedentes políticos, sólo opina en MSNBC debido a su rol de hacer creer a los televidentes que en cualquier momento el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York va a derribar a Trump y a toda su familia".

Ball argumentó que el hecho de que la MSNBC esté haciendo tanto daño al Partido Demócrata en nombre de las audiencias prueba que la MSNBC no está "en el Equipo D de la misma manera que Fox News está en el Equipo R", diciendo que realmente sólo están en esto por el dinero. Pero aquí es donde Ball se equivoca. Por supuesto, es cierto que el rating es un factor, y que las teorías de conspiración pueden ser usadas para vender espacio publicitario, pero para la MSNBC habría sido mucho más fácil comercializar teorías de conspiración sobre las lealtades de Trump a Israel y Arabia Saudita, las cuales habrían tenido evidencia mucho más objetiva que las respaldara. La única diferencia es que el imperio centralizado de Estados Unidos no tiene planes que quiera impulsar contra esos dos países.

Ball tiene razón en que la MSNBC no sirve al partido demócrata, pero ella se equivoca en que sólo sirve al dinero. La MSNBC, que ahora es posiblemente una red de propaganda bélica más agresiva que Fox News, sirve en primer lugar y sobre todo al estado de seguridad nacional de Estados Unidos. Y también lo hacen todas las otras cadenas de noticias occidentales.

Consideremos la forma en que se está informando sobre la provincia siria de Idlib en estos momentos, para elegir uno de los muchos ejemplos posibles. Idlib, controlada por Al Qaeda, es el último bastión de los grupos militantes extremistas con los que Estados Unidos y sus aliados inundaron Siria en una campaña premeditada para lograr un cambio de régimen, y Siria y sus aliados están luchando para recuperar la región. Están usando métodos que son idénticos a los que usan comúnmente los EE.UU. y sus aliados, sin embargo, las campañas de bombardeo del imperio centralizado de los EE.UU. no reciben prácticamente ninguna cobertura crítica, mientras que los medios de comunicación de los medios dominantes de Occidente, como la CNN y la BBC, están produciendo reportajes descaradamente propagandísticos acerca de los malvados ataques aéreos de la coalición de Assad.

"Los civiles están muriendo en Idlib, de la misma manera que murieron de a miles en los recientes ataques aéreos de EE.UU. y Reino Unido, por ejemplo en Raqqa y Mosul", observó hoy en Twitter el analista político Charles Shoebridge. "La diferencia es que cuando se afirma (a menudo sin verificar) que Rusia o Siria son los responsables de la matanza, los medios de comunicación de EE.UU. y el Reino Unido lo difunden en primera plana".

Walid: Un truco que Al-Qaeda en #Siria ha utilizado ampliamente para lograr que Estados Unidos intervenga militarmente es que los niños defiendan su posición. Otro truco, como se ve en este video de CNN, es que lo hagan personas con acento americano. Ambos han sido efectivos con los ingenuos.

Esta marcada discrepancia se debe al hecho de que los medios de comunicación occidentales no sirven a un partido político, ni siquiera al dinero, sino a las estructuras de poder del imperio occidental. Esta es la verdadera razón por la que la histeria rusa ha sido introducida en la conciencia general día tras día durante tres años. No por el rating, no para herir a Trump, no para ayudar a los demócratas, sino porque la alianza de poder centralizada de Estados Unidos ve a Rusia como un adversario geopolítico desobediente. De eso se ha tratado siempre.

Hay muchos agujeros en el argumento de Russiagate con el que los medios como la MSNBC han estado machacando a todo el mundo, pero el más obvio y fácilmente demostrable de ellos es el hecho indiscutible de que Donald Trumpha escalado las tensiones contra Rusia más que cualquier otro presidente estadounidense en décadas. Pero nunca se oye a nadie hablar de este hecho evidente en el interminable parloteo sobre Rusia, porque eso no promueve los intereses de ninguno de los dos partidos principales de Estados Unidos, ni tampoco los intereses del imperialismo estadounidense. A los demócratas no les gusta reconocer el hecho de que Trumpha estado trabajando de manera consistente y agresiva directamente en contra de los intereses de Moscú, y a los partidarios de Trump no les gusta reconocer que su presidente es un globalista tan neoconservador como aquellos a los que dicen oponerse, por lo que, convenientemente, la maquinaria bélica no ha sido rebatida a la hora de fabricar nuevas escaladas en la Guerra Fría en contra de la nación a la cual ellos marcaron como una nación que debe ser destruida desde la caída de la URSS.

En una nueva e interesante entrevista en Grayzone, llena de ideas que nunca se escucharán en los medios de comunicación occidentales, el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, habló abiertamente sobre las diversas formas en que Rusia, China y otras naciones que se han resistido a ser absorbidas por la burbuja de la alianza de poder de EE.UU. han estado trabajando hacia la creación de un mundo multipolar. Ryabkov dijo que otras naciones han estado observando la forma en que el dominio del dólar estadounidense ha sido utilizado para aterrorizar económicamente a las naciones que no cumplen con las normas y someterlas a la sumisión por medio de sanciones y otras manipulaciones, mientras que Washington espera que el dólar y el sistema financiero de los Estados Unidos continúen siendo "el sistema cardiovascular de todo el organismo".

"Ese no será el caso", dijo Ryabkov. "La gente circunvalará, en términos literales. Y la gente encontrará formas de defenderse, de protegerse, de salvaguardarse contra cualquier emergencia si alguien se presenta en la Casa Blanca o en cualquier otro lugar, en el [Departamento del] Tesoro, en el [Departamento de] Estado, y dice: 'Oigan chicos, ahora debemos detener lo que está sucediendo en el País X y exprimirlos'. Y este país se apoya en el dólar. Así que estarán acabados en el momento en que se pronuncien esas ideas. Así que China, Rusia y otros países, creamos alternativas en las que lo más probable es que sigamos utilizando no sólo monedas nacionales, sino canastas de divisas, divisas de terceros países y otros sistemas modernos de trueque".

"Utilizaremos formas que disminuirán el papel del dólar y del sistema bancario estadounidense, frenando todos estos riesgos de que los activos y las transacciones sean detenidos", concluyó Ryabkov.

Y es precisamente esa la verdadera razón por la que hoy en día nos venden la histeria rusa.

Y no se trata sólo de los sistemas financieros en los que las potencias no asimiladas se unen contra la burbuja imperial. Rusia y China acaban de llevar a cabo su primera patrulla aérea conjunta el martes, obteniendo una respuesta hostil de los vasallos imperiales Japón y Corea del Sur.

Enrico Ivanov: Bombarderos rusos y chinos en la "primera" patrulla conjunta en la región de Asia y el Pacífico.La alianza entre #China y #Rusia se ha convertido en una realidad y durará mucho tiempo.

El surgimiento de esta alianza, la cual según ha advertido el gobierno chino a Washington que "no es vulnerable a la interferencia", ha sido algo que Occidente ha temido durante mucho tiempo. Un documento oficial del Pentágono publicado el pasado mes de mayo titulado "Intenciones Estratégicas Rusas" menciona la palabra "China" 108 veces. A continuación, algunos extractos dignos de mención:

  • "El sistema mundial, y la influencia estadounidense en él, se verían completamente afectados si Moscú y Pekín se alinearan más estrechamente".
  • "El objetivo de los aliados debe ser la disuasión. Al mismo tiempo, los EE.UU. deberían comprometer bilateralmente a Rusia para que se aleje de la órbita de China".
  • "Él también alienta el desarrollo de la capacidad de los EE.UU. 'para fomentar efectivamente la desconfianza y el malestar entre la Federación Rusa y China'".
  • "Junto con Pekín, Moscú busca un mundo multipolar en el que la hegemonía estadounidense llegue a su fin. Como Alexander Lukin señaló recientemente, el 'ideal común de un mundo multipolar [ha] desempeñado un papel significativo en el acercamiento entre Rusia y China'".
  • "Rusia y China fueron mencionadas explícitamente en la Estrategia de Defensa Nacional de 2018 como las grandes potencias con las que Estados Unidos compite. Tanto Rusia como China han recorrido un largo camino desde la década de 1990, y la 'amistad' que surgió en el período inmediatamente posterior a Tiananmen y que continuó creciendo a lo largo de los años hoy en día parece ser una de las alianzas bilaterales más fuertes del planeta".
  • "En conjunto, los tentáculos de Rusia sobre sus antiguos vecinos soviéticos y la alianza estratégica de Moscú con Pekín en busca de un mundo multipolar (en el que EE.UU. ya no es la hegemonía global), constituyen los dos pilares principales sobre los que se asienta la gran estrategia de Putin. Todos los demás aspectos de su política exterior derivan de esta doble estrategia".

Creo que ya lo pueden comprender. Desde el punto de vista del Pentágono, la hegemonía estadounidense es buena; la alianza entre Rusia y China es muy, muy mala. Los analistas como los autores del documento, e incluso el consejo editorial delThe New York Times, han instado a los impulsores de la política exterior de EE.UU. a que intenten alejar a Moscú de Pekín, este último considerado con acierto como la mayor amenaza a largo plazo para la dominación de EE.UU. debido al auge del poderío económico de China. Pero la diplomacia ha sido claramente desestimada con este fin, y ahora sólo se considera aceptable una campaña cada vez más intensa para expulsar a Rusia del escenario mundial.

Todo esto está sucediendo porque después de la caída de la URSS y de que Estados Unidos emergiera como el regente indiscutible de un mundo unipolar, se determinó, con la ayuda de influyentes think-tankers neoconservadores, que Estados Unidos debía mantener este paradigma unipolar a toda costa. Tan pronto como esa opinión se convirtió en la ortodoxia del establishment, cualquier amenaza a la hegemonía estadounidense se interpretó como amenaza a la seguridad nacional. Un "ataque" a Estados Unidos ya no se limitaba a ataques físicos contra el territorio de Estados Unidos, ni siquiera contra sus aliados y activos; cualquier intento de escapar de la unipolaridad se considera ahora como un ataque directo contra el imperio.

Es por eso que hemos visto que los propagandistas hablan de naciones como Irak, Libia y Siria como "enemigos", como si representaran algún tipo de amenaza directa para el pueblo estadounidense. Nunca hubo ninguna amenaza real para la integridad física de Estados Unidos, pero esas naciones no estaban cumpliendo con los dictados de la hegemonía estadounidense, y esa falta de conformidad fue tratada como un ataque directo.

Esta mentalidad de "si no nos obedecen, nos atacan" es ridícula a primera vista y ningún ciudadano sensato daría su consentimiento, razón por la cual los fabricantes de consentimiento necesitan promover tonterías imaginarias como las armas de destrucción masiva, un "ataque" ruso contra la democracia estadounidense y una teoría de conspiración acerca de que el Kremlin se está infiltrando en los niveles más altos de gobierno de los Estados Unidos. No tiene nada que ver con un temor real de que esas naciones representen una amenaza para los estadounidenses en sí. Se trata de seguir gobernando el mundo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue